Qué comer en Hawái: 14 imprescindibles

Tan lejana como fascinante, Hawái llama la atención de cualquier amante de los viajes. Una de las preguntas que seguro te planteas antes de comprar tus billetes de avión es ¿qué comer en Hawái? Nosotros tuvimos la suerte de disfrutarla durante 10 días y esto es lo que te recomendamos que pruebes sin falta.

1. Poke hawaiano: hace apenas un año era un perfecto desconocido y hoy, si no has probado el poke hawaiano, no tienes conversación entre los ‘foodies’ de moda. Esta ensalada de pescado crudo es una opción sana, ligera y colorida para comer en Hawái por poco dinero. Ya sea en restaurantes, food trucks o supermercados (en forma de poke bars para comprar a granel), existe una amplia variedad dependiendo del pescado o marisco elegidos: salmón, atún rojo, dorada, caballa, mejillones, gambas, langosta, pulpo, calamar, almejas, ostras, vieiras… La proteína se marina con sal, salsa de soja, aceite de sésamo, algas, guindilla e inamona, especie de nuez asada. Y, para rematar, se añaden diferentes verduras (cebolla morada, pepino, tomate en dados…), frutos secos (cacahuetes, almendras, pistachos…), hierbas (cebollino, cilantro, shisho, albahaca…), semillas de sésamo o, incluso, fruta: aguacate, mango, lichis, dados de sandía… Aunque puedes comerlo tal cual, es habitual encontrar los denominados ‘poke bowls’, con una base de arroz cocido o mezcla de lechugas. Una auténtica delicia para comer en Hawái como un verdadero local.

Comer en Hawái
Ahi shoyu poke
Comer en Hawái
Poke con arroz

Seguir leyendo “Qué comer en Hawái: 14 imprescindibles”

‘El Ruedo’ (Candelario-Salamanca)

A la entrada del pueblo más bonito de Salamanca, Candelario, se encuentra el mejor restaurante de la localidad, ‘El Ruedo’. En su cocina tradicional destacan platos muy elaborados donde siempre prima el producto de mayor calidad, con verduras de temporada de su propia huerta ecológica, así como carnes, quesos y embutidos ibéricos de la comarca.

No tiene pérdida

Destaca su amor incondicional por la micología, con presencia de diferentes especialidades con setas entre su oferta culinaria: sopa de hongos con foie y piñonesrevuelto de rebozuelos con hebras de calamartartar de amanita caesarea y trucha ahumadalagarto ibérico con oreja de Judas y hongoslomo de ciervo con angulas de monte

Tataki de salmón y rebozuelos, en ‘El Ruedo’ (Candelario)
Boletus con jamón ibérico y parmentier de queso, en ‘El Ruedo’ (Candelario)

Su amplia carta está pensada para satisfacer a todos los paladares: desde quien busca opciones de ‘toda la vida’, como sopa castellana con huevo escalfado, chuletillas de cabrito lechal o chuletón de morucha, hasta aquellos que preferimos algo distinto: tataki de salmón y rebozueloscarpaccio de ibérico, foie y jamón; milhojas de calabacín con morcilla de Burgos, crema del Casar y galleta de cerealesensalada de melón, menta y salmón ahumado a la crema agriagazpacho de rúcula y manzana ácida con piruleta de queso de cabra

El Ruedo
Carpaccio de ibérico, foie y jamón, en ‘El Ruedo’ (Candelario)
El Ruedo
Tartar de tomate con crujiente de queso, en ‘El Ruedo’ (Candelario)
Pulpo soasado sobre crema de patata y chips, en ‘El Ruedo’ (Candelario)

Los postres, todos caseros, no desmerecen el resto del menú: pastel de castañas y chocolate caliente, tarta de queso aromatizada con frutos del bosque, tarta de chocolate caliente con mermelada de naranja amarga y crema de leche, flan de higos o un originalísimo tiramisú ‘deconstruido’.

Tiramisú, en ‘El Ruedo’ (Candelario)
El Ruedo
Tarta de queso y té matcha, en ‘El Ruedo’ (Candelario)

La bodega de ‘El Ruedo’ es acorde a su oferta culinaria. Vinos de la tierra: Viñas del Cámbrico, 575 Uvas, Zamallón Osiris, Hacienda Zorita, La Zorra…, una amplia variedad de riojas y riberas, y pequeñas muestras del Bierzo, Extremadura, Castilla-La Mancha o Costers del Segre, todos ellos a un precio más que competitivo.

Una bodega sorprendente

Y, si buscas menú del día en Candelario, también está disponible de lunes a viernes, con tres primeros y tres segundos a elegir, postre, pan y vino a un precio inmejorable de 12 euros. Y, en fin de semana y festivos, un ‘plato del día’ por 18 euros. Al frente del negocio se encuentra Pepe, que con maestría torera también atiende la barra donde degustar excelentes tapas y una amplia variedad de vinos por copas. Acompañado de su encantador hermano Félix, han apostado por una cocina distinta en Candelario y se han ganado, con creces, nuestros estómagos y el de cualquier turista que se acerca a este incomparable pueblo de Salamanca. No hay visita por nuestra parte donde ‘El Ruedo’ no entre en nuestros planes.

 

12 pistas gastronómicas para disfrutar en Edimburgo

Si hay algo que nos gusta hacer cuando salimos de viaje es disfrutar de la gastronomía local, algo tan importante para nosotros como visitar museos y monumentos. Escocia no iba a ser menos y durante el tiempo que pasamos en su capital pudimos llenar el buche en unos cuantos restaurantes y pubs que os mostramos a continuación. Desde Estrellas Michelin a comida callejera, comer en Edimburgo más allá del haggis y el fish&chips es posible.

¿Dónde comer en Edimburgo?

1. ‘Martin Wishart Restaurant’: es uno de los restaurantes más reputados del Reino Unido por motivos más que evidentes. Galardonado con una Estrella Michelin desde 2001, Martin Wishart nos dio aún más de lo que esperábamos en la comida que compartimos con Alberto y Patricia, nuestros amigos del alma. Pedimos el menú degustación de seis platos que, por 80 libras, incluía algunas pequeñas joyas como ‘Crab and langoustine’, a base de cangrejo y cigala, con calabacín, aguacate y judías verdes; ‘Orkney scallop’, con vieira, apio, guanciale y dashi, o ‘Ravioli of squab pigeon’, un delicado ravioli de carne de paloma de apenas tres semanas de vida, con consomé, zanahoria y rábano. Un sitio único para comer en Edimburgo, en el barrio de Leith, al que regresar con los ojos cerrados.

Comer en Edimburgo
Cangrejo y langostino, en Martin Wishart
Comer en Edimburgo
Ravioli de paloma, en Martin Wishart
Comer en Edimburgo
Regalazos de cumpleaños, en Martin Wishart

2. ‘Number One’: ubicado en uno de los hoteles más lujosos de Edimburgo, el Balmoral, fue el lugar elegido para celebrar mi cumpleaños número 41. Por la noche ofrece dos menús degustación, de tres o cuatro platos, por 75 y 80 libras, respectivamente. Elegimos el segundo de ellos, junto a una botella de Burdeos y la experiencia fue realmente mágica. Es uno de los restaurantes más exclusivos de la ciudad y resulta perfecto para celebrar una ocasión especial.

Seguir leyendo “12 pistas gastronómicas para disfrutar en Edimburgo”

‘Relae’, una joya gastronómica en Nørrebro (Copenhague)

Relae
Pan ecológico y vino natural en Relae

Corría el año 2010 cuando Christian Puglisi y Kim Rossen, ex trabajadores de ‘Noma’, abrieron este sencillo local en el barrio de Nørrebro, en Copenhague, con las ideas muy claras. Seis años después pueden presumir de una Estrella Michelin y ocupar el puesto número 45 en la lista de los 50 Mejores Restaurantes del Mundo.

El menú Relæ experience consta de siete platos y cuesta 120 euros por persona, un precio más que ajustado si se tiene en cuenta el altísimo nivel adquisitivo de Dinamarca. También hay otro de cuatro platos, por 63 euros.

Su manifiesto es que ‘todo se corta hasta el hueso y los únicos marcos son los que cuelgan de las paredes’. Entre el 90 y el 100 por 100 de los alimentos con los que trabajan están certificados como orgánicos, sus panes son 100 por 100 ecológicos y los vinos de su carta, naturales.

‘Relae’ es un ejemplo de restaurante sostenible y llaman la atención detalles que en otra parte pasarían desapercibidos, como el agua, que en vez de ser mineral ha sido filtrada y se sirve en botellas de vino recicladas, sin ningún coste,por supuesto.

Si tienes oportunidad, reserva una mesa con vistas a la cocina abierta de ‘Relae’. Así no perderás detalle de una coreografía casi perfecta en la que algunos de los camareros son los propios cocineros. Ellos se encargan de presentar su creación y explicar cómo ha sido elaborada. Seguir leyendo “‘Relae’, una joya gastronómica en Nørrebro (Copenhague)”

Catando sake en la residencia del embajador de Japón

Kazuhiko Koshikawa, embajador de Japón en España

Que el último martes del invierno te inviten a una cata de sake es un privilegio, que sea en la residencia madrileña del embajador japonés impresiona, y que nos expliquen cada detalle de esta bebida con tanto esmero se agradece. La hospitalidad y buen hacer de Kazuhiko Koshikawa, máximo representante del país nipón en España, nos obliga a escribir esta breve reseña sobre lo aprendido aquella mañana.

Vaya por delante nuestra admiración por Japón tras el último viaje a la tierra del Sol Naciente, un recorrido que hemos contado a nuestros lectores en diferentes paseos por  Shirakawa-goTakayama, Kobe e Hiroshimadetallado en 30 bocados (más o menos) inolvidables de Tokyo a Kyoto, pasando por Osaka, o mostrado en un artículo con fotografías curiosas que, al verlas de nuevo, nos inundan de nostalgia porque echamos de menos a nuestros amigos Komari y Ryuichi.

Para no ponernos melancólicos e ir a lo práctico ahí os dejamos una decena de detalles alrededor del sake que esperemos os sirvan de inspiración:

– El sake es una pieza fundamental de la dieta japonesa que se elabora a partir de una variedad de arroz denominada “sakamai”. Se bebe tanto frío como caliente al grito de “Kampai”.

Seguir leyendo “Catando sake en la residencia del embajador de Japón”

9 pistas gastronómicas para disfrutar de Valencia

La cercanía en AVE desde Madrid, el sol que aseguran luce durante más de 300 días al año, y una excelente gastronomía que le ha dado merecida fama mundial, hace que cada año, bien sea primavera u otoño, nos escapemos a la Ciudad del Túria durante 2 ó 3 días para cargar pilas. Pero, ¿dónde comer en Valencia? Hay cientos de restaurantes y es difícil decidirse sólo por uno. Bien sea cocina de mercado, pescados, mariscos, sus famosos arroces, o por qué no, en forma de tapa, te enseñamos estos 9 restaurantes para comer en Valencia.

1. ‘Saiti’: el último negocio de Vicente Patiño, que atesora más de veinte años en la profesión, sigue en la cresta de la ola gracias a su propuesta de cocina de mercado basada en producto fresco elaborado sin complicaciones y un toque muy personal. Además de carta, ‘Saiti’ dispone de 3 menús, de 27, 37 y 50 euros, destacando la Ensaladilla rusa, las Ostras Girardeu o el Steak tartar, junto a una selección de arroces secos y melosos, estos últimos, sólo disponibles al mediodía y a mesa completa.

Comer en Valencia
Ensaladilla rusa, en ‘Saiti’
Comer en Valencia
Steak tartare, en ‘Saiti’

2. ‘La Pepica’: clásico donde los haya para comer en Valencia, es uno de los restaurantes más antiguos de la capital y de España. Seguir leyendo “9 pistas gastronómicas para disfrutar de Valencia”

Un paseo por Toulouse (Francia)

Después de más de dos décadas sin pisar territorio francés, quien les escribe y Marta, la editora de Pasean2.com, hemos visitado a nuestros vecinos galos en tres ocasiones a lo largo del pasado curso 2015: Burdeos, hace unos meses, París, a final de año, y Toulouse el pasado otoño, como os contamos a continuación. Esta urbe bañada por el río Garona es el destino perfecto para exprimir unos días entre coquetas calles, importantes monumentos y una variada oferta gastronómica.

Toulouse
La oficina de turismo al fondo

Antes de ponernos en marcha decidimos pasarnos por la Oficina de Turismo situada en Donjon du Capitole, dentro de un edificio histórico que merece la pena conocer. Allí tuvimos la inmensa suerte de encontrarnos con Elena Bourdaries, una guía local que en perfecto castellano no dudo en mostrarnos lo mejor de Toulouse en un paseo de casi tres horas por el centro histórico de la capital occitana.

Toulouse
Balcones de estilo parisino

Qué ver y hacer en Toulouse Seguir leyendo “Un paseo por Toulouse (Francia)”

Atrio: casa, comida y bodega en Cáceres

Restaurante Atrio
Imagen extraída del blog Mansilla y Tuñón Arquitectos

Acudir a Extremadura en pleno verano puede suponer un agobio para gente del norte como nosotros. Si la convocatoria la hace tu mejor amigo porque quiere celebrar su boda en una finca de la provincia de Cáceres, la cosa cambia. Y si, además, Marta, la editora de Pasean2.com, concluye que la parada en la Capital Gastronómica de 2015 es más que obligatoria, no queda otra que tomar una decisión: ¿comemos en ‘Restaurante Atrio’ y, de paso, nos alojamos allí?

Seis meses antes de la cita hicimos nuestros cálculos y observamos que la oportunidad se presentaba única para experimentar lo que nosotros denominamos “Turismo Gastronómico”, y que consiste en viajar, pasear, comer y contar, sin prisas, sin coches, sin niños.

En el momento de escribir esta reseña nos hemos dado cuenta que ‘Atrio’ representa un concepto mucho más amplio de lo que hemos conocido alrededor de esta península y en otros rincones del mundo.

Casa, comida y bodega, así vamos a estructurar esta exigente entrada, pero, antes, permítanme una breve pincelada sobre Cáceres, marco de esta aventura y ciudad Patrimonio de la Humanidad gracias a la herencia histórica sobre la que se asienta: restos del Neolítico, vestigios romanos, legado visigodo, influencia almohade, arquitectura medieval, cuna conquistadora y camino de Sefarad, entre otras muchas referencias que darían para abrir un blog o una enciclopedia, según se mire.

Casa. Este “Relais & Chateaux” de nueve habitaciones y cinco suites se levanta intramuros, concretamente, en la plaza de San Mateo, junto a la iglesia del mismo nombre y al lado del Palacio Ulloa, ambos del siglo XV. ‘Atrio’ es hoy por hoy otra joya arquitectónica salida del prestigioso estudio “Mansilla y Tuñón Arquitectos” para dar cabida a un impresionante restaurante con bajada a la bodega en la primera planta, un hotel de vanguardia en la segunda y una muy calculada piscina en la azotea.

Todas las estancias están equipadas con suelo radiante, televisión Loewe y mobiliario escandinavo de diseño, que unido a los cuadros de importantes pintores contemporáneos, provocan en el viajero la inevitable tentación de resguardarse, de no salir, de quedarse para siempre leyendo un libro, escuchando el lejano bullicio de las calles o simplemente duchándose, con medida, por supuesto.

Seguir leyendo “Atrio: casa, comida y bodega en Cáceres”

Un paseo por la bella ciudad de San Marino

Antes de visitar la República de San Marino debéis saber que su territorio se extiende en poco más de 60 km² y, aunque nosotros estuvimos allí algo menos de 24 horas, os podemos asegurar que nuestro clásico paseo mereció la pena. Llegamos a este mágico enclave procedentes de Bolonia en una rápida combinación de tren, primero, y bus, después, concretamente, desde la estación de Rímini, ciudad al norte de Italia ubicada en la región de Emilia-Romaña. El cercano mar Adriático, junto al majestuoso Monte Titano y las extensos cultivos de la zona, hacen que las vistas sean de esas que quitan el hipo.

San Marino
La belleza del paisaje

El que dicen es el estado soberano más antiguo del mundo tiene una población de 32.743 habitantes y el primero de ellos, que da nombre al país, fue un maestro cantero que se instaló en sus colinas durante el siglo IV forjando una de las comunidades más pacíficas de las que hay constancia documental. Desde 1243 y de manera ininterrumpida son elegidos dos Cónsules o Capitanes Regentes, quienes, por un período de seis meses, hacen las veces de Jefe de Estado. Como curiosidad, cabe destacar que las monedas de euro sanmarinenses, diseñadas por el artista Frantisek Chochola, son muy apreciadas por los coleccionistas.

San Marino
El santo picando piedra

Seguir leyendo “Un paseo por la bella ciudad de San Marino”

10 paradas que todo ‘foodie’ debe hacer en Oporto

Los anglicismos mezclados con el castellano nunca nos gustaron, pero ahora que la segunda ciudad más importante de Portugal es un fenómeno trendy, que alguna it girl mediática se ha instalado allí y que, según lo que cuentan influencers como el gran Xixerone, la zona de Bombarda es lo más hipster en la desembocadura del Duero, ahí va nuestra propuesta de 10 paradas para comer en Oporto.

Comer en Oporto
Los lunes al sol sientan muy bien

1. Desayunar un sencillo sándwich con una fría cerveza Super Bock mientras se observa la majestuosa amplitud del Atlántico. Esta opción es posible en alguno de los chiringuitos que abren desde primera hora de la mañana en la Playa de los Ingleses (Foz), entre el Faro de Felgueiras y el Fuerte de San Francisco Javier. En el que estuvimos había Wi-Fi, pero sugerimos desconectar para disfrutar.  Seguir leyendo “10 paradas que todo ‘foodie’ debe hacer en Oporto”

6 pistas gastronómicas para devorar Burdeos

‘La Tupina’: un restaurante encantador donde los haya es éste situado en la Rue Porte de la Monnaie. Abierto en 1968, dispone de varios espacios perfectamente diferenciados para comer en Burdeos: pequeño hotel de cinco habitaciones, café, brasería, tienda delicatessen, bistró de inspiración cretense y restaurante tradicional de comida francesa. Probamos el último de ellos, que ofrece varios menús entre 18 y 74 euros. Nada más entrar, un impresionante fuego donde se cocinan algunos de los platos de su carta, y productos de primerísima calidad expuestos como si de un puesto del mercado se tratase, dan la bienvenida al cliente. Nos decidimos por el menú de 39, con varias propuestas galas más que apetecibles y que incluía tres copas de vino, además de postre. Algunas joyas inalcanzables para el común de los mortales, como un Petrus de 1963, se exhiben en su vinoteca sin ningún tipo de pudor, aunque, eso sí, bajo candado.

Comer en Burdeos
Una cocina muy original
Comer en Burdeos
Huevos “fritos” sobre fondue de pimientos, tomates, cebolla y ajo

Seguir leyendo “6 pistas gastronómicas para devorar Burdeos”

‘Jaleo’ o cómo un chef español conquistó Washington

Debo reconocer que uno de los cocineros que siempre me ha llamado la atención lleva por nombre José Ramón Andrés Puerta. Dicho así, pocos sabrán que me estoy refiriendo al chef José Andrés (Mieres, 1969). El motivo de esta admiración reside en tres claves, siendo la primera aquel programa de TVE que, allá por 2005, mostraba una forma de cocinar tan sencilla como bien explicada. La segunda razón es la vinculación de José Andrés al “evangelio” de Ferrán Adriá, ya que el asturiano trabajó en la época dorada de ‘El Bulli’ para luego convertirse en uno de los mejores “discípulos” de aquel templo de la alta gastronomía. En tercer lugar, hay que tomar nota de la increíble trayectoria de este personaje en Estados Unidos, cuya curva ascendente comenzó en 1993 con la apertura en Washington de ‘Jaleo’, su buque insignia y objeto de esta reseña.

Jaleo
Según la RAE: diversión bulliciosa, alboroto, tumulto,…

En julio del año pasado, tuvimos ocasión de visitar de nuevo la capital del imperio. Como es habitual en nosotros, tardamos en decidir cuál sería el restaurante elegido para darnos un capricho comedido, pues, además del precio, valoramos mucho comentarios de otros comensales, la opinión de blogs especializados y por qué no, el tirón mediático del establecimiento. Aunque Marta era muy reacia a una propuesta española (según ella para eso no hace falta cruzar un océano) la balanza se inclinó por ‘Jaleo’, localizado en el 480 7th St NW (muy cerca de la Casa Blanca y no muy lejos del Capitol Hill Hotel), con reserva previa en Opentable.

Jaleo
Atentos al jugador merengue en el centro

Seguir leyendo “‘Jaleo’ o cómo un chef español conquistó Washington”

Japón en 30 bocados (más o menos) inolvidables

Si hay algo que sorprenda en Japón, además de la exquisita educación de sus habitantes y sus impolutas calles, es la gastronomía. Si eres de los que piensa que los nipones se alimentan a base de sushi y tempura, te llevarás una sorpresa mayúscula. En las tres semanas que disfrutamos del Imperio del Sol Naciente, apenas repetimos ningún plato y, si lo hicimos, fue porque sabíamos que tardaremos tiempo en probar otro igual. De esta selección de 30 bocados para comer en Japón, apenas hay 5 que no hicieron disfrutar a nuestro paladar. El resto, para repetir una y mil veces. Juzga tú mismo.

Comer en Japón
Barbacoa japonesa

1. Barbacoa japonesa o yakiniku: una de las opciones más sanas y económicas para comer en Japón, donde cada uno se prepara la carne y verdura al punto deseado y sin apenas grasa. Suele ir acompañada de un bol de sopa y otro de arroz y, dependiendo del corte de la carne, oscila entre 10 y 30 euros por persona.

Comer en Japón
Bento

2. Bento: el take away japonés por excelencia. Imposible marcharse del país sin haberlo probado una o varias veces, sobre todo, si te ves obligado a hacer trayectos en shinkansen, ya que es el bocado más habitual de lugareños y turistas. Dada la comodidad de su envase, resulta de lo más sencillo para comer mientras se viaja y existen decenas de puestos en las diferentes estaciones de tren a lo largo y ancho de Japón. En su interior: infinidad de propuestas a base de ternera, pollo o pescado acompañados de diferentes guarniciones. ¿El precio? Desde 8 euros y, por lo general, acompañados de una bebida. Seguir leyendo “Japón en 30 bocados (más o menos) inolvidables”

Momofuku, el imperio de David Chang

Momofuku Ando fue el creador de la sopa de fideos -o ramen– instantánea elaborada por la empresa Nissin Foods durante la segunda posguerra mundial para paliar la hambruna de la época. Seguro que todos conocéis el envase humeante que durante diez años fue uno de los símbolos más representativos de Times Square. ¿A que sí?

Como homenaje a Ando, el norteamericano David Chang decidió nombrar a su más que exitoso grupo de restaurantes, que nació en 2004 con un modesto local en el East Village neoyorquino, ‘Momofuku Noodle Bar’. En 2006, y tan sólo a un par de manzanas, abría sus puertas ‘Momofuku Ssäm Bar’, al que siguieron ‘Momofuku Ko’ y ‘Momofuku Milk Bar’. En la actualidad, su imperio se ha extendido a Sydney y Toronto, además de ampliar sus establecimientos para otro tipo de negocios, como ‘Booker and Dax’, bar ubicado en la parte de abajo del ‘Ssäm Bar’.

Aunque nos hubiera encantado probar ‘Ko’, con dos Estrellas Michelin, en este viaje de tres semanas por la costa Este de los Estados Unidos, no podíamos permitirnos su menú degustación de 175 dólares, así que nos ‘limitamos’ al ‘Noodle Bar’ y ‘Ssäm Bar’.

Momofuku
Cocina de Momofuku Ssäm Bar

Ssäm Bar

Llegamos casi cuando estaban cerrando la cocina, pero nos dio tiempo a un ‘picoteo’ y a probar la especialidad de la casa, los steamed buns o bollitos al vapor, tan de moda ahora en España. El nombre de este restaurante, situado en el 207 de la calle 13 con la 2ª Avenida, se debe al ssäm, plato coreano que en el que se usa una hoja de verdura para envolver los ingredientes de los que se compone. Aquí lo llaman O.G. Momofuku Ssäm, se sirve dentro de una hoja de lechuga y, a su vez, en el interior de un wrap, formando un bocado tan delicioso como poco fotogénico. Se compone de lomo de cerdo, black beans, arroz y kimchi, en una mezcla de sabores picantes y dulces realmente sorprendente.

Momofuku
Smoked salmon bun

Seguir leyendo “Momofuku, el imperio de David Chang”

Ocho visitas a ‘Cocinandos’ en ocho platos para recordar

Si sois lectores habituales de este blog y seguís nuestras redes sociales, conoceréis de sobra la debilidad que tenemos por ‘Cocinandos’, el único restaurante leonés galardonado con una estrella Michelin y a cuyos mandos se encuentra la pareja formada por Yolanda León y Juanjo López. En puertas de una nueva visita, hemos querido recopilar los platos que más nos han gustado en las ocho que llevamos hasta la fecha. Y por qué tantas, os preguntaréis. Muy sencillo: la relación calidad-precio, con un menú degustación por 41 euros, y la opción de maridaje por 16 euros más, es incomparable en la Ciudad del Bernesga y, posiblemente, en toda Castilla y León. Pero, sin duda, el motivo principal es que allí, gracias a la hospitalidad de todo el equipo, nos sentimos como en casa.

Cocinandos
Mini bollo de hongos al vapor

1. Mini bollo chino de hongos al vapor. En ‘Cocinandos’ fueron unos visionarios elaborando los bollitos chinos al vapor que tan de moda se han puesto en la gastronomía española desde hace algún tiempo. Se sirve sobre una minúscula cesta de mimbre y los preparan de diferentes maneras, siendo el de hongos y el de Cecina de León los dos que hemos podido catar hasta ahora, pero es un aperitivo tan sabroso y original que no nos importaría que estuviera presente en cada repertorio.

Cocinandos
Bacalao con guiso de hongos y garbanzos de pico pardal con su jugo

Seguir leyendo “Ocho visitas a ‘Cocinandos’ en ocho platos para recordar”

Ideas para devorar la ciudad de Oviedo

1. ‘Casa Fermín’ (San Francisco, 8): sin duda, nuestro favorito para comer en Oviedo. Su sorprendente menú degustación por 62 euros y una excelente carta de vinos lo convierten en imprescindible para cualquier amante de la gastronomía. Cuatro generaciones han pasado por una cocina vanguardista que sigue siendo fiel a las tradiciones asturianas y, sobre todo, al producto de temporada. Os mostramos los cinco platos que más nos gustaron, pero podéis leer el post completo de nuestra experiencia en ‘Casa Fermín’ aquí.

comer en Oviedo
Taco de salmón ahumado con yogur, aceite de vainilla y germinados, en ‘Casa Fermín’
comer en Oviedo
Vieiras marinadas con guacamole, fruta y vinagreta de frambuesa, en ‘Casa Fermín’
comer en Oviedo
Sopa de tomate con helado de aceite de oliva, en ‘Casa Fermín’

Seguir leyendo “Ideas para devorar la ciudad de Oviedo”

Nuestra pequeña guía gastronómica de Chamberí

No tienen nada que ver uno con otro, ni sus cocinas, chefs, público o decoración, pero nos encantan. Nuestro barrio madrileño ofrece una de las mejores ofertas gastronómicas de la ciudad y queremos enseñaros esos sitios donde nos sentimos como en casa y disfrutamos cual enanos. Si alguna vez nos perdemos, ya sabéis dónde encontrarnos. Descubre dónde comer en Chamberí.

1. ‘La Cabra’ (Francisco de Rojas, 2). La cocina de Javier Aranda es una de las que más nos ha sorprendido en los últimos tiempos y tenerla al lado de casa es un verdadero lujo. Dispone de dos menús: degustación, por 100 euros, y ejecutivo, por 50 y que se sirve a mediodía de miércoles a viernes. La última vez nos animamos con el largo y fue todo un descubrimiento. Ve y déjate sorprender por la cocina de mercado en su máxima expresión que acaba de recibir una Estrella Michelin y, después, relájate con una copa en su acogedora bodega alejada del mundanal ruido y el aturdidor tráfico de la zona. (Puedes ver todas las fotos de nuestra última visita aquí).

comer en Chamberí
Tortillitas de camarones, en ‘La Cabra’
comer en Chamberí
Esférico de violeta, crocant de cacao y helado de azahar, en ‘La Cabra’

Seguir leyendo “Nuestra pequeña guía gastronómica de Chamberí”

Restaurante ‘Baluarte’ (Soria)

‘Restaurante Baluarte’ nació a finales de 2008, cuando Óscar García Marina, premio al Mejor Cocinero de Castilla y León en 2013, decidió trasladarse desde Vinuesa, donde trabajaba en el restaurante ‘Alvargonzález’, hasta un emblemático edificio en pleno centro de Soria. Allí, tras una impresionante entrada de piedra, se encuentra un local luminoso con modernas y amplias mesas para disfrutar de la que probablemente sea la mejor cocina de la Ciudad de los Poetas y una de las más prometedoras de Castilla y León.

Restaurante Baluarte
Fachada del restaurante ‘Baluarte’, en Soria

Los fogones de ‘Restaurante Baluarte’ se han especializado en platos con setas y trufas, por lo que el otoño es una de las mejores épocas del año para visitarlo. Nuestra comida fue unas semanas antes y coincidió con un nuevo menú que iniciaron de cara al verano y que consistía en diferentes tapas maridadas con cerveza. Como no nos atrajo demasiado, nos inclinamos por la carta, en la que no se diferencian entrantes de primeros y segundos, y compartimos varios platos: unos jugosos Boletus salteados con cortezas crujientes, finas y sin apenas grasa; un delicado Huevo con ensalada líquida y velo de panceta y un sorprendente y refrescante Tomate con vinagreta de aceitunas y anchoas al aroma de menta. Nos gustó mucho el detalle de que emplataran cada uno de ellos -a excepción del huevo- como si se tratara de medias raciones individuales.

Restaurante Baluarte
Boletus salteados con cortezas crujientes

Seguir leyendo “Restaurante ‘Baluarte’ (Soria)”

Viena en 12 pistas gastronómicas

Pastelería Demel

Viena es una ciudad fantástica para disfrutar de lo que denominamos ‘Turismo Gastronómico’, que básicamente consiste en exprimir al máximo la oferta cultural del destino y hacer de cada alto en el camino un descubrimiento culinario. En esta entrada, os proponemos un recorrido por la capital austriaca en función de un amplio abanico de establecimientos para probar lo mejor de su cocina y productos. Descubre dónde comer en Viena.

Comer en Viena
Un escenario de cine

Una manera perfecta de empezar el día es hacerlo con un típico desayuno en el cinematográfico ‘Café Mozart’. Ubicado en el número 2 de Albertinaplatz, abre desde las 8 de la mañana y, entre otras vicisitudes históricas, fue escenario de una obra culmen del séptimo arte, El Tercer Hombre, protagonizada de Orson Wells. Dispone de una larguísima carta de cafés e infusiones que, acompañada de la mejor repostería local, hará las delicias del viajero. Imprescindible, el café vienés.

Comer en Viena
Variedad de frutas y verduras

Seguir leyendo “Viena en 12 pistas gastronómicas”

Ricard Camarena (Valencia)

Ricard Camarena (Valencia)

Tuve la oportunidad de conocer la cocina de Ricard Camarena hace un par de años junto a otros blogueros de diversa procedencia en un viaje de prensa que nos llevó a Valencia. Esa noche, en un acto sin precedentes, cenamos en tres restaurantes distintos y Camarena fue el último de ellos. Llegamos más tarde de las doce de la noche, muertos de cansancio y ya con varios platos entre pecho y espalda. No hace falta decir que el experiemento resultó un tanto desproporcionado y poco recomendable, pero sí que el sabor de boca que me dejaron las propuestas de Ricard fue de lo más agradable.

La pasada primavera regresé con mi compañero de batallas para saborear con calma y sin ningún tipo de condicionante la cocina de este Estrella Michelin y tres Soles de la Guía Repsol que resulta una experiencia completa donde dejarse llevar por los cinco sentidos. Producto, técnica y sabor en un espacio íntimo y tranquilo donde la mesa más cercana está lo suficientemente lejos como para sentirse el protagonista único y principal de una obra gastronómica que rezuma belleza y complejidad.

Un delicado Brioche de anguila ahumada con cacahuetes del Collaret da paso a un memorable Carpaccio de mero, perejil y mandarina, donde los cítricos ayudan a elevarse al mismísimo cielo en un bocado que uno no desea terminar. Le siguen los tiernos Guisantes estofados, rúcula y sisho verde, con un fondo graso y vegetal, en su punto perfecto.

Brioche de anguila ahumada con cacahuetes del Collaret, de Ricard Camarena
Brioche de anguila ahumada con cacahuetes del Collaret

Seguir leyendo “Ricard Camarena (Valencia)”

10 pistas gastronómicas para saborear Boston

Al ser ciudad portuaria, Boston ofrece una gastronomía variada y marinera que puede encontrarse fácilmente en la carta de la mayoría de restaurantes locales. Olvida la idea -muy española- de que en Estados Unidos sólo se sirven hamburguesas y fast food y abre mente -y cartera- a nuevos sitios como los que te enseñamos en esta deliciosa entrada. Si no te apetece o no puedes permitírtelo, siempre tendrás a mano McDonald’s, Burger King, KFC o Dunkin Donuts para que, en menos de una semana, tu colesterol alcance niveles insospechados. No digas que no te lo advertimos y toma buena de estos 10 lugares para comer en Boston

1. ‘Barking Crab’: en un ambiente de lo más informal y al aire libre, con largas mesas de madera compartidas con otros comensales, y unas maravillosas vistas del puerto, se ubica este restaurante especializado en mariscos y pescados frescos. Degustar una langosta de Maine a la parrilla o unas patas de cangrejo de Alaska debería ser obligatorio para cualquier visitante.

Comer en Boston
Fired grilled lobster, en ‘Barking Crab’
Comer en Boston
Alaskan bairdi legs, en ‘Braking Crab’

Seguir leyendo “10 pistas gastronómicas para saborear Boston”

‘Casa Fermín’ (Oviedo)

Entrada a ‘Casa Fermín’

Bien es sabido que resulta casi imposible comer mal en Asturias. Si por algo se caracteriza esta zona del norte de España es por sus generosas raciones y menús del día que pueden consistir hasta en tres platos y postre. Aunque lo más sencillo -y económico- es sentarse en una sidrería y disfrutar de unas cuantas botellas de ‘zumo de manzana’ para regar sabrosas viandas que no suelen superar los 10 euros, como ocurre en la mayoría de locales de la famosa calle de Gascona, si visitáis Oviedo os recomendamos que no dejéis de reservar mesa en ‘Casa Fermín’, uno de los mejores restaurantes -si no el mejor- de la ciudad.

Situado en el número 8 de la calle de San Francisco, a escasos pasos de la Plaza de la Escandalera, ofrece en su carta los mejores productos de temporada, además de un menú degustación por 62 euros que ‘quita el sentido’. Luis Alberto Martínez se encuentra tras los fogones de una cocina tradicional con sabias pinceladas de modernidad a la que acaba de unirse la cuarta generación con su hijo Guillermo. Al frente de la amplia sala, su mujer María Jesús pone la sonrisa y las recomendaciones oportunas para los comensales.

Dicho menú comienza con cuatro pequeños aperitivos en forma de Taco de salmón ahumado con yogur, aceite de vainilla y germinados, Caramelo de morcilla, Croqueta cremosa de jamón y Torto de maíz. Toda una declaración de intenciones para una apuesta de contrastes entre platos ligeros y frescos como la fotogénica Sopa de tomate con helado de aceite de oliva o Vieiras marinadas con guacamole, fruta y vinagreta de frambuesa, frente a una contundente Pasta puntalette con callos de bacalao al pil pilRoastbeef de presa ibérica con chutney de frutas.

Casa Fermín
Aperitivos

Seguir leyendo “‘Casa Fermín’ (Oviedo)”

‘El Alquimista’ (Salamanca)

Hace ya bastantes meses que nos reencontramos con ‘El Alquimista’, pero una comida familiar la pasada semana ha sido la excusa perfecta para escribir este nuevo post gastronómico sobre uno de los restaurantes con más futuro y presente de Salamanca. La pareja formada por César Niño y Sandra Martín -en la cocina y al frente de la sala, respectivamente- tiene una larga experiencia en el sector y un pasado común en ‘Mugaritz’, además de haber sido los artífices del desaparecido ‘TeVere’, local pionero en la ciudad en la denominada ‘cocina en miniatura’.

El Alquimista
Palabra de Coelho…

Aunque hace tan sólo unos días que ‘El Alquimista’ ha renovado su carta, la mayoría de platos de esta entrada siguen disponibles, ya que se han convertido en clásicos que el público demanda, como la refrescante Ensalada crujiente de queso de cabra, manzana Granny Smith y vinagreta de miel y mostaza, los delicados Raviolis de buey de mar con curry de espinacas, hierbas aromáticas y polvo de cacahuete o los contundentes Callos de ternera a la madrileña con taquitos de jamón y chorizo ibérico.

El Alquimista
Ensalada crujiente de queso de cabra, manzana Granny Smith y vinagreta de miel y mostaza
El Alquimista
Raviolis de buey de mar con curry de espinacas, hierbas aromáticas y polvo de cacahuete
El Alquimista
Callos de ternera a la madrileña con taquitos de jamón y chorizo ibérico
El Alquimista
Terrina casera de foie

Tres pescados y siete carnes son las propuestas potentes del menú de ‘El Alquimista’, donde los puntos fuertes son la ejecución y el producto, con guiños a la tierra salmantina en forma de lechazo charro, lenteja de La Armuña o patatas meneás. Raciones generosas y muy bien presentadas, como un original Calamar a la plancha con bizcocho ligero de su tinta y crema de sopa de panManitas crujientes y melosas con langostino tigre o Bola de cerdo ibérico, falsa morcilla de Hinojosa con calabaza y salsa de naranja.

El Alquimista
Calamar a la plancha con bizcocho ligero de su tinta y crema de sopa de pan
El Alquimista
Manitas crujientes y melosas con langostino tigre y vinagreta de lenteja de La Armuña
El Alquimista
Lomo de bacalao confitado con pastel de patatas meneás
El Alquimista
Bola de cerdo ibérico, falsa morcilla de Hinojosa con calabaza y salsa de naranja

El momento dulce no se queda atrás y cumple con creces la expectativas de los más golosos, con una inolvidable Tarta de manzana al momento, que se sirve caliente para contrastar con el helado de vainilla de acompañamiento, las sabrosísimas Texturas de chocolate con aceite de oliva y sal o una divertida Piña a la piña con piña.

El Alquimista
Tarta de manzana al momento con crema doble a la vainilla
El Alquimista
Texturas de chocolate con aceite de oliva y sal
El Alquimista
Cremoso de chocolate al Brandy con crema de castañas
El Alquimista
Piña a la piña con piña

La carta de vinos, donde abundan las referencias más clásicas en forma de Rioja y Ribera del Duero, deja sitio a algunos de la zona y otras D.O. menos conocidas, como las de Extremadura, Alicante o Mallorca.

El Alquimista
Habla del Silencio…

El servicio de ‘El Alquimista’, muy amable, se queda justo en fin de semana, lo que conlleva algo de tardanza en el reparto de cartas o a la hora de coger la comanda. Un mal menor que suplen con una sonrisa y buena disposición. El precio medio ronda los 25 euros por persona, lo que les convierte en una de las mejores RCP de Salamanca. Los encontrarás en el número 6 de la Plaza de San Cristóbal.