‘Tondeluna’, las tapas de Francis Paniego en Logroño

Tondeluna es una pequeña aldea que se encuentra dentro del valle del Oja, muy cerca de Ezcaray. Allí se encuentra el Hotel Echaurren, cuyo propietario, Francis Paniego, se ha decidido a abrir hace unos meses el gastrobar al que da nombre la aldea logroñesa.

Este sitio gastronómico, situado en pleno centro de la capital riojana -Muro de la Mata número 9- ha dado prioridad absoluta a la madera. En mesas, sillas y paredes, creando un ambiente moderno, acogedor y muy luminoso. Las mesas del restaurante Tondeluna (cinco en total) dan cabida a doce comensales cada una. En el extremo de ellas se ubica un espacio individual para la terminación de los platos delante del cliente.

Imagen 615

Ofrece una carta pequeña, pero selecta y con diferentes menús: Compartir, por 50 euros (precio para dos personas) y otro degustación de 50 euros por persona.

Nos dieron el chivatazo de que la ensaladilla rusa con mayonesa aireada y láminas de pan era una de las especialidades de la casa y no nos defraudó en absoluto. La mayonesa es de sifón, lo que le da una esponjosidad única y una textura mágica.

Imagen 589

Hemos de confesar que el yogur de foie gras y caviar de vino tinto (dedicado a Quique Dacosta) lo pedimos porque nos apetecía recordar una de las tapas que comimos en Vuelve Carolina, uno de los restaurantes del cocinero afincado en la Comunidad Valenciana. Espectacular.

Imagen 592

Seguimos con un huevo de corral cocinado a 65º y luego frito con puntillas, patatas y chorizo riojano, sencillamente, delicioso.

Imagen 598

La panceta cocinada a baja temperatura con alcachofas y puré de manzana es un plato que hay que probar para comprenderlo. ¿Panceta, alcachofa y manzana? Pues la combinación resulta tan original como exquisita.

Imagen 600

No podíamos dejar de probar la hamburguesa de Tondeluna. Bueno, en realidad se llaman panecillos al vapor con nuestra hamburguesa de solomillo, jengibre y ajos tiernos salteados. La receta es de David Chang, chef del local neoyorkino Momofuku: carne picada de solomillo con un toque de jengibre. Servida en un delicioso bollo de pan cocido al vapor y que se hace cada día en la cocina de este local.

Imagen 607

Se acerca la hora del postre y nos decantamos por una de nuestras debilidades, mojito con ensalada de plátano y menta. Muy refrescante, aunque un pelín ácido (se lo perdonamos).

Imagen 612

Para acompañar este homenaje elegimos un blanco de Rueda, Marqués de Riscal, que nos ofrece Luisa, la costilla de Francis Paniego, con quien forma el binomio perfecto.

Imagen 586

4 comentarios sobre “‘Tondeluna’, las tapas de Francis Paniego en Logroño

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.