¿Vas a visitar Polonia y te apetece descubrir un lugar único aunque no apto para claustrofóbicos? Las Minas de Sal de Wieliczka, en Cracovia, son un espectáculo que no puedes dejar de admirar.

Minas de Sal de Wieliczka

Acceso por la torre de graduación

Comenzamos esta serie de artículos inspirados en nuestro reciente viaje a Polonia con una reseña de las Minas de Sal de Wieliczka, situadas al sur del país. Debido al intenso temporal de nieve optamos por pedir un chófer vía Uber desde el centro de Cracovia hasta la entrada al complejo (10 kilómetros de distancia). Aunque la carrera no llegó a los 20 euros, existen opciones más económicas:

  • en tren de cercanías hasta la estación Wieliczka Rynek Kopalnia.
  • en el autobús 304 que sale de la calle Kurniki, muy cerca de la Galería Krakowska.
  • en un minibús directo que parte de la estación Dworzec Główny.
  • en coche de alquiler equipado con gps, ya que se puede aparcar sin problemas en tres zonas del recinto.
Minas de Sal de Wieliczka

Una aventura bajo tierra

Seguir leyendo

¿Cansado de ver los mismos cuadros que recorren las pinacotecas de medio mundo? ¿Te apetece una buena sesión de originales galerías para aprender retazos de nuestra historia reciente y contemplar piezas únicas? Estos 6 museos de Berlín que te enseñamos a continuación son diferentes e imprescindibles si planeas una visita a la capital de Alemania.

6 museos de Berlín imprescindibles y diferentes

Puerta del mercado romano de Mileto

– Museo de Pérgamo: inaugurado en 1930, el primero de esta lista de museos de Berlín no fue construido para albergar las obras de arte que encontramos en su interior, sino que fue edificado a su alrededor cuando ya se encontraban en la capital germana. 

Situado en la denominada Isla de los Museos, incluye tres colecciones: de Arte Islámico, Antiguo Oriente Próximo y Colección de antigüedades clásicas. La ‘pieza’ más impactante de esta pinacoteca es el Altar de Pérgamo, erigido hace más de 2.000 años, así como la puerta del mercado romano de Mileto, con 17 metros de altura. También merece la pena la reconstrucción de la Puerta de Ishtar, del siglo VI a.C. Seguir leyendo

Como no tenemos carnet de conducir ni, por supuesto, coche, ya que nos gusta pasear por las ciudades sin renunciar a escapadas casi obligadas, encontramos en la céntrica estación de Waverley la oportunidad perfecta para organizar cuatro excursiones desde Edimburgo que bien merecen la pena. La capital de Escocia es punto de llegada y salida para un montón de trenes cuyos trayectos, a precios más o menos razonables, harán las delicias de gente sin prisas más preocupada por el paisaje que por el volante.

Excursiones desde Edimburgo

Mejor en tren, al menos para nosotros

– Glasgow: por alrededor de 20 libras (ida y vuelta) y una hora de viaje, con parada en la victoriana Central Station, podréis conocer esta urbe, epicentro de aquella Revolución Industrial que cambió el mundo por completo. Nosotros subimos al faro de Mackintosh, visitamos la curiosa galería de arte que hay en Kelvingrove, paseamos hasta Riverside para apreciar la gran obra de Zaha Hadid y pedimos, antes de volver a la estación, un par de pintas en el mítico King Tut’s Wah Wah Hut.

Excursiones desde Edimburgo

Un buen punto de partida

Seguir leyendo

Uso de cookies

Nuestro blog también se alimenta de cookies, si continuas navegando aceptas nuestra política al respecto, pincha el enlace para mayor información.Leer más

ACEPTAR
Aviso de cookies