Qué ver en Budapest, lugares imprescindibles en la Perla del Danubio

Aunque con la maleta cargada de ropa de abrigo, los ¡¡7 grados bajo cero!! con los que nos recibió la capital húngara fueron, nunca mejor dicho, para quedarse helados. Desde el momento en que el avión de la compañía Malev posó sus ruedas en las congeladas pistas del aeropuerto de Ferihegy hasta la hora de marcharnos, la nieve y las gélidas temperaturas fueron nuestros compañeros de viaje. Pero ¡ni una queja! Hay mucho que ver en Budapest. Y esperamos poder contaros todo en esta entrada.

Lo primero que debes hacer al llegar a es saber dónde te encuentras: si en Buda… o en Pest. Hablamos de dos zonas perfectamente divididas por el río Danubio. Fuente de inspiración de tantos músicos, pintores y escritores, se extiende bello y caudaloso a lo largo de la ciudad.

Qué ver en Budapest

1. Castillo de Buda

Residencia histórica de los reyes húngaros, es uno de los imprescindibles que ver en Budapest. El Castillo de Buda es de estilo tardogótico y fue construido durante el siglo XIV en el extremo sur de la colina donde se ubica. Fue completamente reconstruido a mediados del siglo XVIII en estilo tardobarroco.

2. Parlamento de Hungría

Probablemente, el edificio más conocido que ver en Budapest. Construido entre 1884 y 1902, es el centro de la legislatura húngara y se localiza en el distrito V, junto al Danubio. Es el mayor edificio del país. Y el segundo parlamento más grande del mundo tras el de Rumanía.

3. Bastión de los Pescadores

El mejor mirador que ver en Budapest es una terraza de estilo neogótico y neorrománico situada en Buda, en la colina del castillo real. Se construyó entre 1895 y 1902. Y recibe este nombre por el grupo de pescadores que defendió esta parte de la ciudad en la Edad Media.

Bastión de los Pescadores

4. Plaza de los Héroes

Es uno de los lugares más importantes que ver en Budapest. Situada en un extremo de la avenida Andrássy, forma parte del conjunto Patrimonio de la Humanidad. También es una estación de la línea M1 de metro.

Plaza de los Héroes Budapest

5. Puente de las Cadenas

Une Buda y Pest y es el más importante que ver en Budapest. Los cables principales se han sustituido por los eslabones de una cadena. De ahí su nombre. Era uno de los más largos del mundo cuando fue inaugurado.

Puente de las Cadenas
Photo by Anna Hunko on Unsplash

6. Baños Széchenyi

Los mayores baños termales medicinales de Europa son uno de los imprescindibles que ver en Budapest. Y no solo que ver, sino disfrutar. Su agua es suministrada por dos fuentes de aguas termales, con temperaturas de 25° C. No te preocupes si, como en nuestro caso, el termómetro marca 7 grados bajo cero en el exterior… Los Baños Széchenyi cuentan con doce piscinas interiores y tres impresionantes al aire libre.

Baños Széchenyi

7. Monumento de los Zapatos

El Monumento a la Memoria, conocido como “Monumento de los Zapatos”, es una original obra de arte que ver en Budapest. Homenajea al grupo de judíos al que se ordenó quitarse los zapatos antes de ser fusilados y arrojados al río. Terrible historia que merece no ser olvidada.

Monumento de los Zapatos

8. Mercado Central de Budapest

Si eres de los que prefiere recuerdos comestibles, el Mercado Central es el sitio que ver en Budapest. Pimentón dulce, embutidos, dulces típicos, vinos y licores… Inaugurado a finales del siglo XIX, es el mercado cubierto más grande de la ciudad. El sábado por la mañana es uno de los días más animados. Y, si tu visita coincide con la hora de la comida, en la planta superior hay diferentes puestos donde llenar el buche por poco dinero en mesas compartidas.

9. Bares-ruina de Budapest

Muebles antiguos, objetos de todo tipo colgando del techo, sugerentes luces… ¡Bienvenido a los bares-ruina! Algo que ver en Budapest sí o sí son estos orignales establecimientos que por fuera parecen abandonados. El más famoso es Szimpla Kert, además del más grande. Está considerado uno de los 100 mejores bares del mundo. Ofrece una larguísima carta de bebidas y algún bocado en forma de tapas o hamburguesas.

Fin de año en Budapest

Apenas tres horas antes de que termine 2010 cientos de personas se agolpan en la Váci Utca (Calle Váci), la más importante que ver en Budapest junto con la Avenida Andrassy. Forma parte del corazón turístico y comercial de la urbe. Allí están ya preparando la fiesta, comprando gorros, petardos y zambombas, en los múltiples puestos dispuestos para ello. Es hora de tomar unas cervezas hungaras y empezar a celebrar…

Fin de año en Budapest

¿Qué comer en Budapest?

¿Te ha entrado hambre con el paseo? Es el momento de comer en Budapest. Y lo hacemos con la gastronomía húngara más típica.

Gulash

Uno de los guisos más ricos del mundo se puede comer en Budapest. Y se elabora con carne de ternera, pimientos, patatas y zanahorias. Nuestro estofado de toda la vida, pero con un toque especiado.

Halászlé

Esta sopa picante de pescado requiere muchas horas de cocción a sus espaldas y el toque justo de pimentón. ¡Deliciosa para comer en Budapest si el frío aprieta!

Lecsó

Sería el equivalente a nuestro pisto o ratatouille francés, aunque un poco más caldoso. A base de cebollas, tomates y pimientos, se le suele añadir arroz hervido o huevo.

Paprikás csirke

Este pollo en salsa de pimentón dulce y nata agria es perfecto para comer en Budapest si viajas con niños. Seguro que les encanta.

Meggyleves

Esta cremosa sopa de fruta puede parecer un postre, pero no lo es. Se sirve fría y es un entrante delicioso para comer en Budapest. Entre sus ingredientes, guindas, crema y limón.

Vinos húngaros

Cada vez más populares, los vinos húngaros son ideales para acompañar cualquier cena. El que más se ha exportado es el Tokaji, que se elabora en las laderas de las colinas de lava arenosa de la zona de igual nombre.

Dónde dormir en Budapest

Elegimos al azar el Kempisnki Hotel Corvinus por su buena situación y no nos equivocamos. Este cinco estrellas cuenta con amplias habitaciones y cuidadas zonas comunes, en las que cabe destacar el relajante spa y su piscina climatizada con vistas a Budapest.

Kempisnki Hotel Corvinus

En el precio de la habitación (unos 180 euros por noche) estaba incluido el desayuno, pero al ser Nochevieja nos advirtieron en recepción que si no nos ‘apetecía madrugar’ nos lo cambiaban por el brunch de Año Nuevo. Nunca tomamos mejor decisión. El despliegue de platos, a cada cual más delicioso y acompañado de champán sin límite, hizo de esta experiencia para comer en Budapest todo un banquete.

Brunch Kempisnki Hotel Corvinus

Otra de las razones para alojarnos en el Kempisnki Hotel Corvinus fue que en su interior acoge el restaurante Nobu. Teníamos muchas ganas de probar su gastronomía y no nos defraudó. Ofrece un menú degustación por algo más de 100 euros que no te dejará indiferente.

© Nobu Budapest

¿Te ha gustado este paseo? ¿Nos recomiendas otros lugares que ver en Budapest?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.