‘El Caldero’, cocina murciana en el corazón del barrio de Huertas

Fideua de mariscos El Caldero Madrid

Con casi 50 años de trayectoria a sus espaldas, El Caldero Madrid es uno de los restaurantes más clásicos de la zona de Huertas. Este elegante restaurante ofrece comida tradicional murciana y su especialidad son los arroces y pescados de temporada, que traen directamente del puerto de Cabo de Palos.

Una carta de los más suculenta y para todos los gustos

Chuleta de chato murciano con berza al vino de Jumilla, zarangollo murciano con gamba roja, buñuelos de bacalao, almejas a a la marinera o atún rosa con verduras son algunos de los platos que ofrecen en la elaborada y apetecible carta de El Caldero Madrid.

Con un grupo de blogueros e invitados por su agencia de comunicación pudimos degustar un menú de lo más suculento.

Ensalada murciana, compuesta por tomate sin piel, cebolla, atún, bacalao, huevo cocido y aceitunas negras.

Ensalada murciana El Caldero Madrid

Surtido murciano (mojama, huevas, bonito, morcón y longaniza roja y blanca).

Surtido murciano El Caldero Madrid

Zarangollo murciano (revuelto de huevo con cebolla y calabacín).

Zarangollo murciano El Caldero Madrid

El arroz al caldero, que se sirve en el espectacular artilugio que podéis ver más abajo, se acompaña de alioli y mújol gratinado. El mújol es un pez de aguas mediterráneas que abunda en la región de Murcia. El secreto de su sabor reside en la ñora que se utiliza para el sofrito y el pescado de roca que se usa para el caldo.

El Caldero Madrid
Arroz al caldero El Caldero Madrid
Mujol

Rematamos con una fideuá de mariscos, sabrosísima, pero que fue totalmente eclipsada por el plato anterior.

Fideua El Caldero Madrid

De postre, un dulce tocinillo de cielo y sorbete de limón al cava.

Tocinillo de cielo

Regamos esta comida con vinos de Murcia. Un tinto con seis meses de crianza en barrica, Hécula 2009, y un blanco, ambos de Bodegas Castaño (Yecla).

Vinos de Murcia

La carta de El Caldero Madrid se presenta en un iPad y la parte de vinos ofrece un sistema denominado Vinipad, que bajo el lema Think, Touch, Taste, permite la visualización de la botella e información sobre la uva, añada, cata…

Carta vinos El Caldero Madrid

El Caldero Madrid tiene otra sede, además de la de Huertas, 15, en el número 2 de la Travesía de Téllez.

‘Koy Shunka’, cocina japonesa con estrella Michelin en Barcelona

Ternera wagyu en cazuela japonesa Koy Shunka Barcelona

¿Qué te parecería admirar en primera fila el portentoso quehacer de más de una docena de cocineros nipones? En el restaurante japonés de Barcelona Koy Shunka, ubicado en el número 7 de la calle Copons, a un tiro de piedra de la Catedral, puedes.

La mejor materia prima española

Hideki Matsuhisa, padre del archiconocido Shunka, creó hace cuatro años esta versión más refinada de la exitosa taberna en la que degustar la gastronomía de Japón en todo su esplendor. Eso sí, fusionada con las mejores materias primas de las costas catalana: gamba de Palamós, espardeña o salmonete. Y también de nuestro país: atún de almadraba de Cádiz, secreto ibérico, rovellón o percebe.

La cocina abierta de Koy Shunka, todo un espectáculo

La puesta en escena de Koy Shunka no puede resultar más acertada. La sala principal acoge la cocina abierta. Rodeada de una barra para alrededor de veinte personas en la que contemplar el concienzudo trabajo -y buen rollo- de los chefs. Y recibir de ellos las oportunas explicaciones sobre lo que vamos a probar. Todo un espectáculo.

Menú Koy de ocho platos

Nosotros elegimos el menú Koy, de ocho platos, ya que nos pareció una buena manera de probar de todo un poco. Sentaros a nuestra barra y disfrutad de este paseo con los cinco sentidos. A ver qué os parece el que para muchos es mejor restaurante japonés de España.

Comenzamos con gin tonic de té verde y cremita de miso, foie, mandarina japonesa y sake, servido con patatas chips de boniato para utilizar a modo de cuchara. Y una crema de shiitake con alga kombu, dos aperitivos deliciosos.

Gin tonic de té verde, cremita de miso, foie, mandarina japonesa y sake Koy Shunka Barcelona
Gin tonic de té verde, cremita de miso, foie, mandarina japonesa y sake
Crema de shiitake con alga kombu Koy Shunka Barcelona
Crema de shiitake con alga kombu

Mi primer plato, ya que no me gustan las ostras, fue pulpo asado con coliflor, zanahoria y gelatina de bonito. Preciosamente ‘dibujado’ en una fuente satinada.

Pulpo asado con coliflor, zanahoria y gelatina de bonito

Jota sí se atrevió con la ostra con dashi, un caldo muy utilizado en la cocina nipona que aquí se sirve gelatinizado.

Ostra con dashi Koy Shunka Barcelona

El sashimi de calamar, originalmente presentado en una brocheta suspendida sobre una bandejita. Se acompaña de varias salsas: wasabi, sésamo negro, ciruelas…

Sashimi de calamar Koy Shunka Barcelona

Seguimos en Koy Shunka con nigiri de sepieta con pesto de shiso, una planta de sabor similar al hinojo, con propiedades antiinflamatorias. Se toma junto a una intensa sopa de miso servida en taza de café.

Nigiri de sepieta con pesto de shiso Koy Shunka Barcelona

Aunque la siguiente foto parezca un cuadro se trata de rovellones y secreto ibérico a la brasa con palomitas de arroz. Curiosa utilización de técnicas japonesas para cocinar productos españoles.

Rovellones y secreto ibérico a la brasa con palomitas de arroz Barcelona

Sin palabras nos quedamos tras el sashimi de atún (ventresca y lomo), delicado, fresco y sabroso.

Sashimi de atún Koy Shunka Barcelona

La tempura de vieiras y langostinos con setas de temporada es de 10. Esponjosa, melosa y suave, sin rastro de aceite gracias a la rejilla sobre la que se presenta.

Tempura de vieiras y langostinos con setas de temporada Barcelona

La ternera wagyu en cazuela japonesa, con rebozuelos, en una sabrosísima salsa, se termina de hacer en el propio plato. Inolvidable.

Ternera wagyu en cazuela japonesa Koy Shunka Barcelona

El homenaje en Koy Shunka se cierra con su propuesta de sushi. En nuestro caso fueron nigiris de jurel, gamba de Palamós, ventresca de atún flambeada y anguila del Delta del Ebro. ¡Creo que el aspecto ya lo dice todo!

Nigiris de jurel, gamba de Palamós, ventresca de atún flambeada y anguila del Delta del Ebro Koy Shunka Barcelona

El postre consiste en un bizcocho de chocolate y frutos rojos con helado de yogur, mandarina japonesa y menta, ideal para hacer la digestión de un menú que te hace gozar de principio a fin.

Bizcocho de chocolate y frutos rojos con helado de yogur, mandarina japonesa y menta Koy Shunka Barcelona

Acompañamos esta comida con un cava Gramona Imperial, perfecto.

Cava Gramona Imperial

Menús Koy Shunka 2021

Nuestro menú de Koy Shunka costó 72 euros por persona (año 2012), bebidas aparte. En 2021 el precio es de 95 euros (IVA incluido). Existe otro, denominado (G)astro, de 139 euros. En el comedor se puede pedir a la carta, pero te recomendamos encarecidamente la barra. Un restaurante japonés en Barcelona indispensable para cualquier amante de la comida nipona.

‘Trattoria da Benvenuto’, la mejor comida en el centro de Florencia

Carpaccio de ternera con queso Picorino di Grotta Trattoria da Benvenuto Florencia

Ubicado en el número 16 de la Via della Mosca, una tranquila calle a un par de minutos de la florentina Piazza della Signoria, la Trattoria da Benvenuto es un pequeño restaurante familiar especializado en comida toscana. En su carta ofrece un buen puñado de entrantes típicos de la zona, además de pescados, carnes a la parrilla y platos de pasta. Efectivamente no hay pizza, razón de más para elegirlo por encima de otros. Ya sabéis que en nuestro Azzurro Trip teníamos intención de probar la gastronomía italiana más desconocida, y lo conseguimos.

Compartimos cuatro platos en una mesa desde la que se contemplaba el Palazzo Vecchio, el primero de los cuales fueron estas sardinas marinadas, parecidas a nuestros boquerones en vinagre, pero más suaves.

Sardinas marinadas Florencia

Bruschetta primavera, con tomate natural y mozzarella, aunque al pan le faltaba un poco de jugosidad.

Bruschetta primavera Trattoria da Benvenuto Florencia

Risotto negro de sepia, muy sabroso.

Risotto negro de sepia Trattoria da Benvenuto Florencia

Bresaola con queso Picorino di Grotta, excelente.

Carpaccio de ternera con queso Picorino di Grotta Trattoria da Benvenuto Florencia

Para beber, un tinto de la Toscana, embotellado especialmente para ellos.

Tinto de la Toscana

El precio de Trattoria da Benvenuto es bastante razonable para la zona en que se encuentra, unos 25 euros por persona, sin postre ni café. Se trata de un lugar muy céntrico e ideal para realizar una parada entre visita y visita de los lugares más turísticos de Florencia.

Si os apetece pasta, en el menú de Trattoria da Benvenuto encontraréis algunas de las preparaciones más comunes y sabrosas de Italia: tortellini in Brodo, típico de Bolonia; spaghetti alle vongole, una deliciosa especialidad de Nápoles; pappardelle al coniglio o cappellacci al tartufo.

Platos ideales para carnívoros en Trattoria da Benvenuto

Otros platos que nos quedamos con ganas de probar fueron ossobuco alla fiorentina (guiso de jarrete de ternera en salsa de tomate), lombatina alla castellana (filete de ternera con champiñones, jamón y mozzarella), scaloppine al vino bianco (escalopines al vino blanco) o tagliata di manzo con rucola, aceto balsamico e parmigiano (ternera filteada con rúcula, aceto balsámico y parmesano).

¡Ah! Y los golosos, no os perdáis sus postres. Son todos caseros.

‘Casa Botín’, el restaurante más antiguo del mundo está en Madrid

Cochinillo asado Casa Botín Madrid

¿Cuántos cochinillos se habrán asado en este horno? ¿Se llevaría alguno al buche don Benito? Son preguntas que me hago cada vez que entro en Casa Botín. La visita de familiares y amigos a la capital madrileña es siempre la excusa perfecta para darse un homenaje en este restaurante que figura en el Libro Guinness de los Récords como el más antiguo del mundo.

Cocina Casa Botín Madrid

Fundado en 1725 como posada con horno de leña por Jean Botin y su esposa, en el número 17 de la calle de Cuchilleros, pasó a manos de su sobrino (de ahí su nuevo nombre, Sobrino de Botín) al no tener aquellos descendencia.

Cuenta la leyenda de este establecimiento que incluso un jovencísimo Francisco de Goya trabajó allí de friegaplatos hacia 1765. No sería hasta comienzos del siglo XX cuando el negocio pasaría a manos de la familia González, que actualmente lo regenta ya en tercera generación.

Detalle

¿Don Benito? os habréis preguntado. Pues sí, don Benito Pérez Galdós, de cuya obra me declaro incondicional, menciona el Restaurante Botín en varias de sus novelas más reputadas:

‘Fortunata y Jacinta’: “Anoche cenó en la pastelería del Sobrino de Botín, en la calle de Cuchilleros”.

‘Misericordia’: «Celedonia, ponte tu falda nueva, que vas a casa de Botín. Te apuntaré en un papelito lo que quiero, para que no te equivoques».

‘Torquemada y San Pedro’: «En una y otra acera reconoció, como se reconocen caras familiares y en mucho tiempo no vistas, las tiendas que bien podrían llamarse históricas, madrileñas de pura raza (…) la célebre casa de comidas Sobrinos de Botín…».

Las delicias de Casa Botín

Pero vamos a la parte gastronómica, que seguro que es la que más os interesa. Son clásicos ya en nuestras comidas estos dos entrantes, que nos encantan, unas setas a la segoviana, con jamón, ajo y perejil picados. Y ensalada riojana, muy completa con lechuga, tomate, ventresca, alcachofas, pimientos asados, huevo cocido, trigueros y aceitunas.

Setas a la segoviana Casa Botín Madrid
Ensalada riojana Casa Botín Madrid

Como podéis imaginar por la foto del espectacular horno, que data de la fecha de inauguración, la especialidad de Casa Botín son los asados de cordero y cochinillo. Los tres paseantes -nos acompañó en esta ocasión el gran Nacho Carnero– elegimos cochinillo de segundo plato. Delicioso, con la piel tan crujiente que no quieres que se termine nunca…

Cochinillo asado Casa Botín Madrid

El postre fue, como otras veces, la tarta Botín, un suculento bizcocho con merengue y crema pastelera, que lejos de empalagar resulta inolvidable.

Tarta Botin Casa Botín Madrid

Nada mejor que un excelente tinto para acompañar la carne. No nos hizo falta mirar la amplia carta de vinos. Ya lo habíamos pedido en anteriores ocasiones. Un Viña Ardanza Reserva Especial es siempre una apuesta segura y única.

Viña Ardanza

Continuaré yendo a Casa Botín siempre que haya una ocasión especial, y seguiré soñando que en algún momento, durante la comida o tras ella, paseando por los alrededores de la madrileña Plaza Mayor, mi mirada se cruzará con la de don Benito, y yo le haré una pequeña reverencia. Nacho, Jota y yo sabemos el porqué.

Casa Botin Madrid

Restaurante Tickets Barcelona, la imaginación de Albert Adrià

Mollete de papada Tickets Barcelona

La informal y divertida propuesta de Albert Adrià en el barrio del Poble Sec está basada en tapas creativas en un entorno se asemeja a un circo. “La magia está en comer en pequeños bocados”, dice el cocinero catalán de cuyo proyecto, Restaurante Tickets Barcelona, os hablamos a continuación.

¿Cómo conseguir mesa en Restaurante Tickets Barcelona?

La cita para cenar era a las siete y media de la tarde. Sí, un poco pronto para nosotros. Pero se trataba de la única hora libre para la que pudimos reservar una mesa tres meses antes en Restaurante Tickets Barcelona. ¿El truco? Apostarme frente al ordenador a las 00.00 varias noches seguidas hasta que hubo suerte. Habrá a quien le parezca ridículo, pero mereció la pena. Y es que el restaurante de los hermanos Albert y Ferrán Adrià se ha convertido en el sitio de moda en la Ciudad Condal.

Entrada a Tickets Barcelona

Como si de las atracciones de un circo se tratara, el local, cálido, colorido y luminoso, Restaurante Tickets Barcelona se divide en varias partes. El Garaje, La Estrella -donde se tira cerveza Estrella Damn elaborada con la receta original de 1876-, El Camarote de los Hermanos Marx, La Parrilla, La Dulce… De hecho, en la puerta nos recibe un portero con la típica chaquetilla de un animador circense.

Cocina Tickets Barcelona
La cocina
El Garatge Tickets Barcelona
El Garatge
Pasteleros Tickets Barcelona
Los pasteleros

¡Tomen asiento que el espectáculo va a comenzar! En nuestra mesa, que se nos quedaría un poco pequeña, nos espera una vajilla de Sargadelos, con su característico color azul cobalto.

La carta está dividida en Snacks, Picoteo, Ibéricos Joselito, Ostras, Xuxis, Tapitas del mar y de la tierra, y Postres y Golosinas. Además de las ‘sugerencias de la semana’. Cuesta decidirse en Restaurante Tickets Barcelona entre más de cincuenta propuestas, a cada cual más apetitosa.

Carta Tickets Barcelona

No pueden faltar como aperitivo las olivas de Tickets, esferificaciones de gordal que explotan en la boca mezclando sabores de aceitunas, aceite de oliva, encurtidos… Sencillamente sublimes.

Olivas Tickets Barcelona

El jamón de toro son delicadas láminas de ventresca de atún pintadas con grasa de jamón ibérico. Y rematadas con almendra picada, que se sirven acompañadas de bastones de pan. Se comen con las pinzas que os hemos enseñado más arriba. Se deshacen en la boca y resultan deliciosamente efímeras.

Jamon de toro Tickets Barcelona

Los mini airbags rellenos de queso manchego, con espuma de queso y laminas de panceta. Adornados con caviar de aceite de avellana, se presentan sobre un plato especial que tiene huequecitos cubiertos de escamas de sal para apoyarlos. Este bocado se trata de uno de los más típicos de la cocina de El Bulli, un pan crujiente que contiene ‘aire’ dentro, ya que en realidad está hueco.

Mini airbags

Seguimos con uno de los platos más espectaculares de la noche, tartar de tomate con láminas de pan, de rojo intenso y sabor a tomate de verdad. Que decides comer a cucharadas en vez de colocarlo sobre el finísimo pan que lo acompaña. El tomate se pica a cuchillo, como el típico steak tartar, y se aliña con alcaparras, mostaza, germinados y vino Sangre de Toro.

Tartar de tomate Tickets Barcelona

Una de las recomendaciones de la semana era caballa macerada con guiso de senderuelas, que nos dejó un poco fríos.

Caballa

Los xuxis, pequeños y deliciosos bocados

Es el turno de los xuxis, pequeños bocados completamente diferentes. Probamos los cinco que había en la carta: semillas de tomate y anchoa, salmón marinado con miel trufada y yogur, mollete de papada -la hamburguesa de Restaurante Tickets Barcelona, con un toque de mostaza y para devorar diez seguidas-, canapé de pollo a’last -que se sirve sobre una base de piel crujiente- y ravioli líquido de queso gaditano Payoyo, una joya que hay que meterse en la boca de una sola vez, ya que explota en ella dejando un inmenso sabor a este queso de oveja, considerado uno de los mejores de España.

Semillas de tomate y anchoa Tickets Barcelona
Semillas de tomate y anchoa
Salmon marinado Tickets Barcelona
Salmón marinado con miel trufada y yogur
Mollete de papada Tickets Barcelona
Mollete de papada
Canape de pollo asado Tickets Barcelona
Canapé de pollo a l’ast
Ravioli liquido Tickets Barcelona
Ravioli líquido de queso Payoyo

Nos quedaban todavía dos platos fuertes por probar. El primero de ellos era atadillos de calamar con vinagreta de su tinta, con sésamo y huevas de bacalao, una pequeña obra maestra que nos encantó.

Atadillos de calamar

Las patatas confitadas en aceite de oliva con jugo de costilla de cerdo y jamón fue el único plato que nos dejó indiferentes. Aunque estaba rico, en especial por el toque gelatinoso de las patatas, nos recordó a una simple ración de lacón con grelos.

Patatas confitadas

Postres con mucha guasa en Restaurante Tickets Barcelona

Pedimos una de las golosinas, cornete de mango con su sorbete y piel de lima. Como su propio nombre indica, el cucurucho está también hecho con esta fruta. Es, en realidad, una lámina de mango caramelizada y enrollada sobre sí misma hasta secarse. Lo mejor es que lo prepara el ‘chico de los helados’, que se planta delante de tu mesa con el carrito -previos sonidos de timbre por toda la sala para abrirse paso-. Y lo hace al momento, adornándolo con ralladura de lima recién hecha. Refrescante y divertido.

Postres Tickets Barcelona

A pesar de lo poco golosos que somos y de estar ya bastante llenos, pedimos una roca volcánica de chocolate blanco y sésamo negro. Nos recordó al carbón dulce que nos dejaban de niños los Reyes Magos. Presentado sobre un trozo de piedra, fue la guinda perfecta para esta pastel que nos estaba dando pena terminar.

Roca volcánica de chocolate blanco y sésamo negro

Acompañamos esta maravillosa cena con un par de botellas de Juvé y Camps, uno de nuestros favoritos.

Cava

¿En resumen? Creemos que Restaurante Tickets Barcelona es el nuevo concepto de la tapa en nuestro país. Olvídate de las típicas bravas y la tortilla de patatas de toda la vida. Ha nacido un nuevo concepto, ha nacido la tapa del siglo XXI. Y nos encanta… ¿A que ya estás deseando que lleguen las doce de la noche para reservar tu mesa?

Chaquetilla Albert Adria
La chaquetilla de Albert Adriá

De tapas por la calle Laurel, la más famosa para ir de pinchos en Logroño

Champi Bar Soriano Laurel Logroño

La calle Laurel es la más famosa de Logroño, gastronómicamente hablando. Situada en el corazón de la capital riojana ofrece más de 50 establecimientos (algunos son restaurantes) en los que degustar un buen vino con D. O. C. y una tapa. Cada bar de ‘la Laurel’ tiene su especialidad: champiñones, tortilla, morunos, bravas, sepia…

Era conocida antiguamente como la ‘Senda de los Elefantes‘. ¿Y quieres saber por qué? Tanto se bebía aquí que sus clientes se ponían trompa y salían a cuatro patas. Y es que lo habitual es tomar cinco o seis copas de rioja… Hasta que el cuerpo aguante.

1. Bar Ángel (calle Laurel, 12)

Uno de los pinchos más famosos de la calle Laurel se remonta a 1960. Y es tan simple como delicioso: tres champiñones frescos sobre una rodaja de pan y coronados con una gamba. El remate lo pone una salsa de ajo cuya fórmula es tan secreta como la de la Coca-Cola.

Champi Bar Angel Laurel Logroño
© Bar Ángel

2. Mesón del Abuelo (calle Laurel, 1)

Su especialidad es sepia a la plancha con salsa casera. Pero otro de sus productos estrella es el bacalao, que presentan en tres elaboraciones distintas, a la riojana, rebozado con pimientos y confitado.

Sepia plancha Meson Abuelo Logroño
© Mesón del Abuelo

3. El Soldado de Tudelilla (calle San Agustín, 33)

La tasca más antigua de la calle Laurel ha hecho de su oferta gastronómica todo un clásico. ¿Puede haber algo más apetecible que ensalada de tomate y huevos fritos? Desde luego que no. Y, por supuesto, prueba su especialidad: bocadillito de sardinas y guindillas.

Capricho Soldado Tudelilla Logroño
© El Soldado de Tudelilla

4. Las Quejas (Albornoz, 8)

Su pincho más popular tiene el mismo nombre que el local. Y es un bocatita de jamón, setas a la plancha y queso fundido, con esta buena pinta.

Las Quejas Laurel Logroño

5. La Taberna del Tío Blas (calle Laurel, 1)

Conocíamos este bar de tapas en Logroño antes de ir gracias a su amplia presencia en redes sociales. Nos sorprendió mucho la enorme pantalla que tienen dentro del local donde pueden verse sus tuits en tiempo real. La barra de pinchos es impresionante. Nosotros probamos una bola de carne y un bocadillín ‘La Taberna del Tío Blas’ (con sardinas y guindillas). ¿Un consejo? No te pierdas su granizado de Crianza (no te bastará solo con uno).

La Taberna del Tío Blas Laurel Logroño

6. Bar Jubera (calle Laurel, 18)

No podían faltar en esta selección de tapas en Logroño unas patatas bravas, clásico que nunca pasa de moda. El Bar Jubera, abierto desde 1980, presume de las mejores.

Bravas Jubera Logroño
© Bar Jubera

7. Blanco y Negro (Travesía del Laurel, 1)

Fundado a finales del siglo XIX, este bar de tradición familiar ofrece entre otras especialidades el ‘Matrimonio’: anchoas en aceite (curada en vinagre y semi-curada), con pimiento verde frito en un bollito recién horneado.

Matrimonio Blanco y Negro Logroño
© Blanco y Negro

8. Tío Agus Bar Lorenzo (Travesía de Laurel, 4)

¿Qué tal suena carne adobada con salsa secreta? Esa es la especiliadad de Tío Agus Bar Lorenzo. Se sirve en un esponjoso bollo de pan. ¡Ñam!

Tio Agus Logroño
© Tío Agus Bar Lorenzo

9. D. O. Laurel (calle Laurel, 4)

En D. O. Laurel pedimos tortilla de patata evolucionada. Se presenta líquida en un vaso y hay que comerla en dos fases separadas hundiendo la cucharilla hasta el fondo. La textura es realmente buena, diferente de lo habitual. Puedes pedirla también con jamón, queso o chorizo.

DO Laurel Logroño

10. Bar Soriano (Travesía de Laurel, 2)

Si eres más tradicional, no te pierdas los ‘champis’ del Bar Soriano, rellenos con gambas. Son enormes y están deliciosos. ¡Un clásico en la calle Laurel!

Champi Bar Soriano Laurel Logroño

11. Bar Páganos (calle Laurel, 22)

Probamos también los pinchos morunos de Bar Páganos. Los preparan al momento en unas brasas con carbón vegetal.

Pincho moruno Bar Paganos Logroño
© Bar Páganos

12. Bar El Perchas (Travesía de Laurel, 3)

‘Desde 1955 preparando la orejita más famosa de La Laurel’. Ese es el lema de nuestra última recomendación para tapear en Logroño. ¿Oreja rebozada o picante?

Oreja picante El Perchas Logroño
© Bar El Perchas

¿Te ha gustado esta ruta para tapear en la calle Laurel de Logroño? ¿Hay otros pinchos que nos recomiendes? Es imposible probarlos todos, pero volveremos a La Rioja para seguir añadiendo sugerencias a este post.

Calle Laurel Logroño

Andrés Maricuchi, comer espetos en Málaga con vistas al mar

Espeto Andrés Maricuchi Malaga

A finales de octubre, cuando el frío ya se ha instalado definitivamente en algunas ciudades como Madrid, la idea de poder comer en una terraza al sol malagueño puede parecer una locura. Pero con un poco de suerte, y un corto viaje en AVE, es posible. Nosotros la tuvimos y disfrutamos de un almuerzo en ‘mangas de camisa’ en el restaurante Andrés Maricuchi. Se encuentra en la Playa de Pedregalejos, antiguo barrio de pescadores al Este de la ciudad.

Su especialidad son pescados y mariscos frescos. Y, cómo no, uno de los atractivos de la zona, los espetos. Para los que no sepáis qué son -yo lo descubrí hace pocos años- se trata de pescado clavado (espetado) en un palo y asado a la brasa. Es típico que esta tarea se realice en una barca a pie de playa y, en este caso, enfrente de los comensales.

Espeto Andrés Maricuchi Malaga
Andrés Maricuchi Malaga

Lo que vais a ver a continuación son los platos que probamos en Andrés Maricuchi, productos muy frescos y cocinados sin florituras, auténtica cocina malagueña.

Tomate aliñado Malaga
Tomate aliñado
Espeto de sardinas Andrés Maricuchi Malaga
Espeto de sardinas
Almejas de Malaga a la marinera Andrés Maricuchi
Almejas de Málaga a la marinera
Salmonetes Malaga
Salmonetes

Excelente comida, inmejorable ubicación, buena atención y, todo ello, comer espetos frente al mar. ¿Qué más se puede pedir? Los encontrarás en Paseo Marítimo el Pedregal, 14.

‘El Mirador dels Camps Elisis’, comiendo caracoles a la llauna en Lleida

Cargols a la llauna Mirador dels Camps Elisis Lleida

Entre los homenajes culinarios que nos dimos durante el Avexperience no podía faltar uno de los platos catalanes por experiencia, cargols a la llauna. Son, además, una de las especialidades de El Mirador dels Camps Elisis, uno de los restaurantes más populares de Lérida, donde tuvimos la suerte de almorzar.

Empezamos con una cata de vinos y delicias en miniatura en su impresionante bodega. Y seguimos la comida con un aperitivo a base de embutidos y quesos de la zona, acompañados con unas buenas rebanadas de pan de cristal con tomate y aceite de oliva.

Aperitivos El Mirador dels Camps Elisis Lleida
Entrantes

Cargols a la llauna, especialidad de El Mirador dels Camps Elisis

Los cargols a la llauna (o caracoles en la lata) se preparan al horno en una bandeja de metal, con sal, pimienta, ajo, perejil y aceite de oliva. Se comen con un palillo de dimensiones especiales y son una verdadera delicia. Como guarnición se sirve salsa romesco y alioli. Es una de las especialidades de El Mirador dels Camps Elisis.

Cargols a la llauna Mirador dels Camps Elisis Lleida

Seguimos con bacalao con xanfaina, una especie de pisto con cebolla, calabacín, berenjena y pimientos, pero en trozos bastante grandes.

Xanfaina con bacalao Mirador dels Camps Elisis Lleida

Después de un delicioso sorbete de pera leridana, llegó el meloso de ternera. Estas tiernas carrilleras estofadas con setas y vino tinto son servidas con puré de patatas gratinado.

Meloso de ternera Mirador dels Camps Elisis Lleida

El postre, fresco y ligero, ensalada de frutas con helado de nube, con auténtico sabor a golosina.

Postre

Regamos todas estas viandas con tres vinos de la D.O. Costers del Segre: Cristiari d’Alós 2010, Monestir del Tallat y Castell del Remei. Un remate perfecto para esta comida en El Mirador dels Camps Elisis.

Calidad, buen servicio y excelente armonía podrían resumir nuestro paso por el leridano El Mirador del Camps Elisis, especializado en bodas y grandes banquetes. Cuenta con un luminoso y elegante comedor en el que disfrutar totalmente ajeno a las celebraciones.

‘Adega Velha’, peculiar tasca y deliciosa comida en Mourão (Portugal)

Lomo de cerdo al horno Adega Velha Mourao Portugal

Cada vez resulta más complicado encontrar sitios auténticos de los que sales con una gran sonrisa. Y la sensación de que no lo olvidarás por mucho tiempo que pase. Ya sea por la comida, la compañía o personajes peculiares donde los haya, que no conocen Twitter o Facebook ni la imperiosa necesidad de vivir pegados al teléfono móvil. Uno de ellos fue Adega Velha. Y lo descubrimos durante nuestro periplo por tierras lusas en el Amieira trip.

Vinos en Adega Velha Mourao Portugal

Adega Velha, o Bodega Vieja, se encuentra en la bella localidad de Mourão, en pleno Alentejo portugués. Allí tuvimos oportunidad de cenar y conocer a los más típicos lugareños, que hasta nos dedicaron unas cuantas canciones populares con un entusiasmo digno de admiración.

El local está decorado con las tinajas de las que extraen el vino tinto que sirven en jarras. Y decenas de antiguos aparatos de radio y fotos de las celebraciones que se llevan a cabo en el establecimiento. Resulta un lugar tan acogedor que te sentirás como en casa.

Adega Velha Mourao Portugal

La carta de Adega Velha, chiquita pero matona

Su carta se compone de sopa de pescado, sopa de olla, cocido, lomo de cerdo al horno, alubias con chorizo, bacalao, perdiz y liebre guisada. Además, tres variedades de postres y vino de la casa, suficiente para aplacar el hambre del visitante. Antes, como siempre, el tradicional aperitivo portugués compuesto por pan, embutido, queso de oveja y aceitunas.

Aperitivo portugues

Lomo de cerdo al horno, con salsa de tomate natural, y perdiz à Adega Velha, contundentes y sabrosos.

Lomo de cerdo al horno Adega Velha Mourao Portugal

Bacalao, con una deliciosa salsa de aceite de oliva y perejil, y servido en cazuela de barro.

Bacalao Adega Velha Mourao Portugal

Encharcada, uno de los dulces más representativos del recetario alentejano y de los más apreciados en todo el país. De origen conventual, la receta varía según proceda de Mourão, Évora o Beja. Pero solo en pequeños detalles, ya que siempre lleva azúcar, canela y huevos.

Encharcada Portugal

Cantos alentejanos para amenizar una gran velada

Pero lo que hace especial a este restaurante no tiene nada que ver con la comida, absolutamente casera y cocinada con mimo. Aquí se reúnen cada noche un grupo de ‘cantantes’ alentejanos que, a pleno pulmón, entonan cantos relacionados con ciudad, vino, mujeres y leyendas populares de la zona. Podéis ver un vídeo con una de las canciones que nos dedicaron, una auténtica maravilla.

Adega Velha se encuentra en la Rua Dr. Joaquim José de Vasconcelos Gusmao, 13. No acepta tarjetas de crédito y cierra la noche de los domingos y lunes.

‘La Republicana’, clásico del tapeo en El Tubo de Zaragoza

Papas con mojo La Republicana Zaragoza

Con más de treinta años a sus espaldas, La Republicana es un clásico del tapeo en El Tubo de Zaragoza. Inaugurado en 1983 como Café Recuerdos, comenzó ofreciendo solo bebidas. Poco poco fue sirviendo el plato del día y acabó convirtiéndose en la Casa de Comidas que es hoy. Una de las más famosas y con más solera de la ciudad.

Allí tuvimos la suerte de cenar el grupo del Avexperience, acompañados de su dueña, que nos explicó un montón de historias sobre el negocio familiar.

Tras el típico vermut con banderillas comenzó un picoteo que nos encantó de principio a fin.

Vermut con banderillas La Republicana Zaragoza

Tomates con menta, frescos y jugosos, con el toque de esta hierba con la que nunca los habíamos probado. Nos pareció todo un descubrimiento.

Tomates con menta La Republicana Zaragoza

Papas con mojo, pequeñas y deliciosas

Papas con mojo La Republicana Zaragoza

Guirlache de morcilla, que se presenta en este original envoltorio. Y con el que ganaron el tercer premio en el XVI Concurso de Tapas local.

Guirlache de morcilla
Guirlache La Republicana Zaragoza

Croquetas de jamón, gruesas, cremosas y lo más importante, caseras

Croquetas de jamon La Republicana Zaragoza

Huevos a la republicana, su plato estrella

Huevos a la republicana, sencillamente, para quitarse el sombrero. No solo el nombre, al igual que el del local, nos encanta. Sino que el sabor y la textura hacen de este plato visita obligada en Zaragoza. Como podéis ver, representa los colores de la bandera republicana. El morado se consigue mezclando lombarda con puré de patatas. Se rematan con salsa de tomate y jamón picado. Espectaculares y divertidos.

Huevos a la Republicana La Republicana Zaragoza

Los manteles de cuadros vichy y cientos de objetos que decoran el restaurante, le dan un encanto único que recuerda a las antiguas casas de colmado. Con estanterías repletas de motivos familiares y otros, como nos explicaron, comprados en mercadillos. Llama la atención una televisión retro que funciona perfectamente.

Nos gustaron algunos detalles, como estos cucuruchos de almendras garrapiñadas, obsequios para los clientes. Al igual que pequeñas macetas con hierbas de su huerto particular.

Almendras La Republicana Zaragoza
Decoracion La Republicana Zaragoza
Detalles
Fachada

La Republicana se encuentra en la calle de Méndez Núñez, 38.

‘Ristorante Settimio’, comer cerca del Panteón de Roma

Funghi porcini Ristorante Settimio Roma

Paseando cerca del Panteón de Roma nos topamos con el Ristorante Settimio, un establecimiento familiar donde el personaje que le da nombre se encarga de la caja. Mientras, de vez en cuando, echa un ojo a la televisión, y su mujer hace lo propio entre fogones. Uno de esos lugares donde todos y cada uno de sus empleados te saludan con su mejor sonrisa cuando entras y te hacen sentir como en casa.

Extensa carta repleta de especialidades romanas

Nos llamó la atención su extensa carta, con auténticos platos italianos que no superaban los 15 euros. Nos negábamos a comer en cualquiera de los típicos ‘engaña turistas’ de la zona que ofrecen sus menús a pie de calle por más dinero y peor calidad. Así que reservamos una mesa para las 3 de la tarde cuando lo descubrimos en una estrecha y poco transitada callejuela de Roma.

Pan y focaccia Ristorante Settimio Roma

Que el servicio de pan de Ristorante Settimio incluya una focaccia con aceitunas es más que buena señal. Y como no conocíamos los platos más característicos de la cocina de la capital italiana, nos dejamos asesorar por nuestro camarero, que además del vino tinto de la casa nos recomendó:

Alcachofas a la romana, frescas y cocidas tras introducirles una mezcla con ajo y perejil en el corazón. Muy tiernas, sabrosas y ligeras.

Alcachofas a la romana Roma

Bruschetta con pomodori, nuestro antipasti favorito que probamos cada día.

Brushetta con pomoddori Roma

Como era temporada, no pudimos resistirnos a unos funghi porcini, que habíamos visto en los diferentes mercados que visitamos. Se sirven a la plancha con unas deliciosas patatas fritas churruscadas.

Funghi porcini Ristorante Settimio Roma

Nos resultó curioso que hubiera varios platos que incluyeran polenta entre sus ingredientes. Así que nos animamos a pedir bacalao al horno acompañado de este cereal gratinado y cubierto por una sabrosa salsa de tomate.

Bacalao al horno con polenta Ristorante Settimio Roma

El perfecto tiramisú de Restaurante Settimio

Esta vez sí que nos apetecía postre, ya que imaginamos que serían caseros y deliciosos, como ocurrió con este tiramisú que nos costará olvidar.

Tiramisu Ristorante Settimio Roma

A la hora de la comida, Ristorante Settimio estaba casi vacío, pero leyendo opiniones a posteriori parece ser que se llena para la cena, por lo que es aconsejable reservar. Se encuentra en el número 14 de Via delle Colonnelle.

Settimio Roma

‘Alle Fratte di Trastevere’, delicias italianas en el mejor barrio de Roma

Bruschetta Alle Fratte di Trastevere Roma

Situado en una pequeña y oculta callejuela del barrio del Trastevere, a unos diez minutos del apartamento en el que nos alojamos, se encuentra Alle Fratte di Trastevere, un local donde degustar comida típica italiana.

Su dueño, napolitano, es quien lleva las riendas del negocio, mientras que su mujer se encarga de la cocina. Su carta ofrece una gran variedad de platos sencillos, pero muy suculentos y, sobre todo, caseros. La decoración de Alle Fratte di Trastevere no es gran cosa, pero dispone de una coqueta terraza donde disfrutar de una agradable comida sin el insoportable ruido del tráfico romano.

Una frasca de vino tinto de la casa acompañó al menú que comenzamos con esta bruschetta mixta, con tomate natural, judías y paté de champiñones.

Bruschetta Alle Fratte di Trastevere Roma

Calamari Gaeta, guisados con salsa de tomate y aceitunas, ligeramente picantes.

Calamari Gaeta Roma

Mejillones al vino blanco, con una deliciosa salsa de ajo y perejil.

Mejillones al vino blanco Roma

Trippa alla romana, nuestros callos de toda la vida. Pero cocinados con vino tinto, tomates, apio, menta y terminados con queso parmesano rallado.

Trippa alla romana Alle Fratte di Trastevere Roma

Alle Fratte di Trastevere se encuentra en Via delle Fratte di Trastevere, 49. Es la misma calle de otra trattoria que nos encantó, Popi Popifuera del circuito turístico que ofrece la capital italiana. Merece la pena perderse hasta encontrarlos. ¡No te arrepentirás!

Alle Fratte di Trastevere Roma Terraza

Qué comer en Hawái: 14 imprescindibles, además del famoso poke

Comer en Hawai Ahi shoyu poke

Tan lejana como fascinante, Hawái llama la atención de cualquier amante de los viajes. Una de las preguntas que seguro te planteas antes de comprar tus billetes de avión es ¿qué comer en Hawái? Nosotros tuvimos la suerte de disfrutarla durante 10 días y esto es lo que te recomendamos que pruebes sin falta.

Comida hawaiana

1. Poke hawaiano

Hace unos años era un perfecto desconocido y hoy, si no has probado el poke hawaiano, no tienes conversación entre los ‘foodies’ de moda. Esta ensalada de pescado crudo es una opción sana, ligera y colorida para comer en Hawái por poco dinero. Ya sea en restaurantes, food trucks o supermercados (en forma de poke bars para comprar a granel), existe una amplia variedad dependiendo del pescado o marisco elegidos.

¿En qué consiste el poke hawaiano?

Salmón, atún rojo, dorada, caballa, mejillones, gambas, langosta, pulpo, calamar, almejas, ostras, vieiras… La proteína se marina con sal, salsa de soja, aceite de sésamo, algas, guindilla e inamona, especie de nuez asada. Y, para rematar, se añaden diferentes verduras (cebolla morada, pepino, tomate en dados…), frutos secos (cacahuetes, almendras, pistachos…), hierbas (cebollino, cilantro, shisho, albahaca…), semillas de sésamo o, incluso, fruta: aguacate, mango, lichis, dados de sandía… Aunque puedes comerlo tal cual, es habitual encontrar los denominados ‘poke bowls’, con una base de arroz cocido o mezcla de lechugas. Una auténtica delicia para comer en Hawái como un verdadero local.

Comer en Hawai Ahi shoyu poke
Ahi shoyu poke
Comer en Hawai Poke con arroz
Poke con arroz

2. Loco Moco

Su nombre nos provoca la risa floja y no es para menos… Esta locura que comer en Hawái es un especie de plato combinado compuesto por una hamburguesa de buen tamaño, arroz blanco hervido, huevo frito, gravy y mac and cheese, una de las ‘marranadas’ americanas por excelencia en forma de pequeños macarrones con queso. La carne puede sustituirse por jamón, ternera, pollo o gambas. Una opción bastante calórica -y muy sabrosa- que te aportará la energía suficiente para ir como una moto el resto del día.

Comida hawaiana Loco Moco
Loco Moco

3. Gambas picantes al ajillo con mantequilla

Sí, las famosas gambas de Kamekona en ‘Hawái 5.0’ existen y son muy apreciadas en la isla de Oahu. Sobre todo, en la zona de North Shore, donde abundan las camionetas de comida especializadas en este manjar marino también conocido como Hawaiian style garlic shrimps. Pide una ración, acompáñala de una cerveza bien fría y siéntate a una de las mesas al aire libre desde donde contemplar la puesta de sol o decenas de surferos en busca de la mejor ola.

Gambas picantes al ajillo con mantequilla Comida hawaiana
Hawaiian Style Garlic Shrimps

4. Shave Ice

Nunca algo tan simple como un helado pudo resultar tan rentable. En realidad, el Shave Ice es hielo picado al que se le añaden siropes de colores y diferentes toppings para obtener un atractivo cucurucho o tarrina de diferentes tamaños. Los sabores son infinitos: vainilla, cereza, coco, té verde, mango, yuzu, papaya, chicle… Uno de los más concurridos se encuentra en Haleiwa, donde Matsumoto’s Shave Ice ha conseguido que diariamente se formen largas colas para probar sus creaciones.

Comer en Hawai Shave Ice
Shave Ice

5. Tacos de pescado

Pescado blanco frito en tempura y acompañado de mayonesa de chipotle, guacamole, cilantro y cebolla morada… Nos relamemos cada vez que nos acordamos de los tacos de pescado que puedes comer en Hawái. Mucho más ligeros que los de carne, los tacos de pescado son un must que no puedes perderte si quieres chuparte los dedos.

Tacos de pescado Hawai
Tacos de pescado

6. Comida vietnamita en Chinatown

El barrio chino de Honolulu está lleno de encanto, con pequeñas tiendas y supermercados donde comprar productos orientales frescos y envasados. Además de un puñado de barras (en un mercado sin aire acondicionado, eso sí) con especialidades chinas, tailandesas o filipinas, hay varios restaurantes vietnamitas donde comer en Hawái por menos de 15 euros/persona. Unas cuantas sopas, rollitos de gambas, cerdo o pollo, y sabrosísimos bocadillos bánh mì son algunas de las opciones que no debes dejar de probar.

Rollitos vietnamitas de gambas Honolulu
Rollitos vietnamitas de gambas
Bocadillo vietnamita de cerdo Chinatown Honolulu
Bocadillo vietnamita de cerdo

7. Dumplings para desayunar

Sí, has leído bien, para desayunar. Ya sabes que los americanos comienzan el día de manera ‘fuerte’, por decirlo de alguna manera. Así que ve hacia las 11:30 o 12:00 y haz de este desayuno tu comida. Varias camareras pasean sus carritos entre mesas repletas de clientes con decenas de variedades de dumplings recién preparados, así como otras delicias asiáticas saladas y dulces.

Dumplings Comer en Hawai
Dumplings

8. Kalua Pork

Un imu es un horno de tierra donde se cocinan los alimentos después de enterrarlos y cubrirlos con rocas volcánicas y trozos de madera a los que se prende fuego. Durante el luau, fiesta hawaiana donde se canta, baila y come, es tradición asar un cerdo durante 2 o 3 horas, obteniendo una carne increíblemente jugosa y tierna. Uno de los mejores restaurantes de Honolulu donde probar el ‘cerdo kalua’ es Helena’s Hawaiian Food. En este sencillo local se sirve acompañado de otros platillos igualmente deliciosos, como ‘calamar luau’ o unas adictivas costillas de cerdo al horno.

Comida hawaiana Kalua Pork
Kalua pork

9. Malasadas

Sí, en plural, porque cuando pruebes una no tendrás suficiente. Esta especie de donut, originario de la cocina portuguesa, se rellena de chocolate, mermelada o diferentes cremas, y se come recién sacado del horno, caliente y tierno como el primer beso.

Comida hawaiana Malasadas
Malasada

10. Tortitas en ‘Wailana Coffee House’ (Honolulu)

Abre las 24 horas del día para comer en Hawái y es uno de esos lugares tan rancios que rezuma encanto, con suelos de moqueta y camareras hawaianas que no dan a basto. Su amplia carta es apta para todos los gustos: hamburguesas, sándwiches, bufet de ensaladas, sopas, platos combinados… Nosotros te recomendamos que vayas a desayunar (con hambre) y te dejes seducir por alguna de sus enormes tortillas o su Hawaiian style breakfast, con huevos al gusto, banana a la plancha y corned beef hash. ¡Ah! Y no te pierdas la especialidad de la casa: esponjosas tortitas. Si el bueno de Lou las recomienda, será por algo…

Tortitas en Wailana Coffee House Honolulu
Tortitas en ‘Wailana Coffee House’

11. Piña Dole

Seguro que has visto su logo cientos de veces, pero no te imaginabas que estas famosas piñas crecen en Hawái, concretamente, en Oahu. La plantación puede visitarse y es una de las atracciones más típicas entre el turismo familiar. No dejes de comprar una pieza en cualquier supermercado (es una de las pocas frutas baratas al producirse en la misma isla) y déjate seducir por su dulzura.

Piña Dole Hawai
Piña Dole

¿Qué beber en Hawái?

12. Cerveza hawaiana

Apunta bien este nombre, Kona Brewing Company, la mayor marca cervecera de Hawai. Longboard, Big Wave, Wailua Wheat, Hanalei Island IPA, Wailua Wheat o Fire Rock serán nombres que pronuncies a menudo si eres fan de esta bebida. Además, tienen otras variedades tan exóticas como cerveza con piña o lichi. Primo, nacida en 1897 aunque estuvo varias décadas sin producirse, es la otra marca que encontrarás, aunque solo se limita a una variedad.

Cerveza hawaiana Kona
Cerveza hawaiana Kona

13. Blue Hawaii

Inventado en 1957 por Harry Yee, bartender del Hilton Hawaiian Village de Waikiki, este refrescante cóctel se elabora con zumo de piña, curaçao y ron, aunque a menudo se le añade también vodka. Si te gusta el coco, tu versión es el Blue Hawaiian o Swimming Pool.

Beber en Hawai Blue Hawaii
Blue Hawaiian

14. Mai Tai

Y, aunque se supone que nació en California, es habitual encontrar Mai Tais en la mayoría de bares y restaurantes de Hawái. Aprovecha la Happy Hour y Aloha!

Mai Tai Hawai
Mai Tai

¿Te han dado ganas de viajar a Hawái? ¿Cuál de estas comidas hawaianas sería la primera que te llevarías a la boca? ¡Cuéntanos!

Ruta de tapas por El Tubo, la mayor oferta gastronómica de Zaragoza

La Republicana Zaragoza

En nuestra visita a esta ciudad aragonesa, y aconsejados por Patricia Sola, nos fuimos de tapas por la zona más famosa de la ciudad, El Tubo, en pleno casco viejo.

Conocido por su amplia oferta gastronómica, repleto de bares y restaurantes, el Tubo de Zaragoza está compuesto por las vías 4 de agosto, Mártires, Cinegio, Libertad y Estébanes.

El Tubo Zaragoza

Los majores bares para tapear en El Tubo

1. Bodegas Almau (Estébanes, 10)

Comenzamos la ruta en Bodegas Almau, fundada en 1870, con un montadito de jamón y anchoas. Y el que también es su pincho estrella, a base de crema de queso, mermelada de tomate, anchoa y virutas de chocolate. La variedad de vinos, algunos embotellados especialmente para ellos, es amplísima y está lleno a todas horas. Procura hacerte fuerte en la barra.

Bodegas Almau El Tubo Zaragoza

2. Taberna Doña Casta (Estébanes 6)

Continuamos unos metros más abajo en Taberna Doña Casta, donde su especialidad son las croquetas. De bacalao y trigueros, Cabrales y manzana, setas y queso de cabra, morcilla con piñones o de boletus y foie (incluso, las hay de chocolate). Su otra especialidad son los huevos rotos: con jamón, gulas, ajetes… Nosotros probamos las ‘Taberna Doña Casta’. Grandes y cremosas a 2,40 euros cada una.

Taberna Doña Casta El Tubo Zaragoza

3. El Champi (Libertad, 16)

¿Pensabas que los champiñones a la plancha eran exclusivos de La Laurel, en Logroño? En El Champi de El Tubo los preparan igual de buenos, siendo su única especialidad. ¿Y para beber? Vino ecológico de barril.

El Champi El Tubo Zaragoza

4. La Ternasca Tubo (Estébanes, 9)

El Ternasco de Aragón es un cordero alimentado con leche materna y cereales naturales, la primera carne fresca reconocida con una Denominación IGP.

‘El Ternasco de siempre como nunca lo has probado’. Ese es el lema de este bar de tapas en El Tubo de Zaragoza. En forma de croquetas, costilla a la brasa, torrezno o en presentaciones más modernas como baos, uno de los mejores productos aragoneses es homenajeado por el cocinero Cristian Yáñez en La Ternasca Tubo.

La Ternasca Tubo Zaragoza

5. El Balcón del Tubo (Estébanes, 7)

Esta acogedora taberna ofrece una sugerente barra de pinchos en Zaragoza. Rabo de toro, pimientos rellenos de bacalao, brick de ajos tiernos, tartar de salmón, piruleta de jamón y queso, carrileras con setas… Y su tapa más famosa: albóndigas con salsa de naranja. ¿Un consejo? Ve con hambre.

El Balcon del Tubo Zaragoza
© El Balcón del Tubo

6. Taberna Donde Siempre (Cinegio, 3)

Carrillera ibérica con foie, solomillo de cerdo a los cuatro quesos, vieira rellena de marisco, setas y queso, bola de ternera picante, croquetas de boletus o jamón ibérico… Las tapas clásicas de Donde siempre son otra de nuestra recomendaciones en El Tubo.

Tostada de foie Donde Siempre El Tubo Zaragoza
© Taberna Donde Siempre

7. La Republicana (Casto Méndez Núñez, 38)

Terminamos esta ruta de tapas por El Tubo con uno de los imprescindibles, La Republicana. Con sus afamados huevos ‘a la republicana’ (en la foto) y otras propuestas más que apetecibles, como bravas, croquetas o huevos rotos, es un clásico que nunca falla. Podéis ver el post completo aquí.

La Republicana Zaragoza

¿Has estado de tapas por El Tubo de Zaragoza? ¿Nos recomiendas otros locales donde difrutar?

‘Trattoria Coco Lezzone’, el encanto de una taberna en el centro de Florencia

Zuppe tipeche Fiorentini Coco Lezzone Florencia

En nuestra primera noche en esta ciudad, nos plantamos en uno de los restaurantes en Florencia con más encanto. Coco Lezzone es una auténtica taberna toscana, en pleno centro de la ciudad y a escasos metros del apartamento en el que nos alojamos.

Coco Lezzone no tiene nada que ver con los restaurantes italianos que abundan en nuestro país. Se trata de una casa de comidas con mesas corridas y manteles de cuadros. Y, si tienes suerte, puedes cenar codo con codo junto a Anthony Hopkins, Giorgio Armani o alguno de los famosos que han visitado el local y cuyas fotos decoran sus paredes.

Coco Lezzone Florencia

Negocia familiar con varias generaciones a sus espaldas

Este es el negocio familiar de los Paoli, -en el que la abuela se encarga de la caja, el hijo de los pedidos, la nuera de la cocina y el nieto de sentar a los comensales-. Ofrece una amplia carta repleta de bocados tradicionales de Florencia difíciles de entender si no conoces el idioma. Nosotros pedimos ayuda y preguntamos por los más populares. Estos fueron los que nos aconsejaron y que nos encantaron de principio a fin:

Zuppe tipeche Fiorentini, una especie de puré a base de judías, tomate, pan y acelgas, realmente delicioso.

Zuppe tipeche Fiorentini Coco Lezzone Florencia

Crocchette di filetto, lo que vienen a ser unas albóndigas gigantes de ternera y albahaca. Tiernas, jugosas y acompañadas por una espectacular salsa de tomate. Como veis, esta es habitual en cada plato, aunque su sabor varía dependiendo de la especias que le añadan.

Crocchette di filetto Florencia

Ossobuco a la fiorentina, caña de ternera cocinada con mantequilla, aceite de oliva y vino blanco. Después se le añade salsa de tomate con una mezcla de perejil finamente picado, ajo y ralladura de limón. Otra delicia para el paladar.

Ossobuco a la fiorentina Coco Lezzone Florencia

Terminamos con un trío de quesos italianos, pecorino senese, parmigiano y stracchino. Un pequeño capricho para poner el broche de oro a una cena que nos enamoró para siempre de una gastronomía local alejada de la pasta y la pizza. Y a la que resulta complicado acceder en España.

Quesos Florencia

Para beber ofrecen un puñado de vinos de la zona y uno de la casa, tinto Fiaschetto. A pesar de que nos lo habían recomendado desde España no nos atrevimos con el plato estrella, bistecca alla Fiorentina, que hay que encargar con antelación y, como bien se indica en la carta, solo se sirve al sangue, y ya sabéis que no somos amigos de la carne casi cruda…

Coco Lezzone está situado en el número 26 de la Via del Parioncino. No acepta tarjetas de crédito ni sirve café, aunque puede pagarse con moneda extranjera.

¿Conoces otros restaurantes en Florencia que nos recomiendes? Estamos deseando leer tus comentarios.

‘Popi Popi’, comida romana en el barrio del Trastevere

Carpaccio de pulpo Popi Popi Roma

Conocer la gastronomía italiana más allá de la pizza y la pasta era uno de los objetivos que nos marcamos en el Azurrotrip. Habíamos leído verdaderas maravillas sobre la cocina de este país y yo no pude comprobarlo la anterior vez que lo visité. Y, si algo ofrece Popi Popi, es auténtica comida romana.

Una pequeña joya escondida en el Trastevere

El Trastevere, barrio donde se encontraba el apartamento en el que nos alojamos en Roma, está lleno de pequeños restaurantes y encantadoras terrazas. En ellas, los visitantes disfrutan de una buena cena o una copa de vino mientras contemplan a los cientos de transeuntes que circulan por él. En el número 45 de la Via delle Fratte di Trastevere se encuentra Popi Popi, una de esas tabernas frecuentadas por más lugareños que turistas.

Como está situado en una pequeña calle sin apenas tráfico, nos sentamos fuera, bajo la tenue luz de un encantador farolillo. Aunque para muchos es una de las mejores pizzerías de la ciudad preferimos pedirle sugerencias a nuestro camarero. Y no pudo asesorarnos mejor.

Bruschetta de tomate y albahaca, imprescindible en cada una de las comidas que hicimos en Italia.

Bruschetta de tomate y albahaca Popi Popi Roma

Carpaccio de pulpo, servido con rúcula y limón, delicado, suave y sabroso.

Carpaccio de pulpo Popi Popi Roma

Calamares a la romana, como no podía ser de otra manera en la Ciudad Eterna. Recién hechos, tiernos, inolvidables…

Calamares a la romana Popi Popi Roma

Boquerones, gratinados al horno con tomate natural, frescos y deliciosos.

Boquerones gratinados al horno Roma

Un tinto embotellado especialmente para Popi Popi fue el acompañamiento perfecto de la noche.

Tinto Roma
Tinto Popi-Popi

¿El precio? Algo menos de 50 euros. Habrá quien piense que no es barato. Pero a nosotros la relación calidad-precio nos pareció fantástica. Y, lo más importante, no es el típico establecimiento lleno de turistas que hacen fotos a la comida… como nosotros.

Si quieres ver más detalles de su carta, así como los productos con los que trabajan en Popi Popi, echa un vistazo a su perfil de Facebook.

Okonomiyaki, el plato más popular de la cocina de Hiroshima

Okonomiyaki Hiroshima Japon

El okonomiyaki es el plato más popular de la cocina de Hiroshima. Nos habían recomendado encarecidamente probarlo y casi nos marchamos sin hacerlo. Por culpa de uno de los tifones que pasaron por Japón durante septiembre tuvimos que adelantar unas horas nuestra salida de la ciudad, ya que el servicio de shinkansen era bastante limitado.

Decidimos comer en la estación de Hiroshima y la sorpresa llegó cuando subimos al primer piso. Ya que hay cerca de una decena de establecimientos donde puede degustarse esta especialidad. Que, para mayor encanto, preparan delante de los clientes en unas descomunales planchas.

Preparacion okonomiyaki Hiroshima
Restaurantes estacion Hiroshima

El okonomiyaki es una especie de pizza (muchos lo consideran la pizza japonesa) con una base de harina, ñame, agua y huevo. Se le añaden los ingredientes que elija el comensal: cerdo, calamares, pulpo, gambas, vieiras, mozzarella… Lleva también una juliana de repollo y, en nuestro caso, udon y noodles, respectivamente. Además de una lluvia de cebolleta, salsa especial, mayonesa japonesa y escamas de bonito seco, que le daban un toque delicioso. Su nombre viene a significar algo así como ‘lo que guste a lo plancha’.

Okonomiyaki Hiroshima Japon

Es un plato contundente que nos costó terminar (y complicado de comer con palillos), que acompañamos con un par de vasos de sake frío. El precio del okonomiyaki no llega a los 10 euros por persona. Aquí podéis ver un vídeo para que admiréis lo complejo de su elaboración y el arte que hay que tener con las paletas.

Existen dos tipos de okonomiyaki en función de su elaboración:

estilo de Osaka: todos los ingredientes se mezclan previamente con la masa y son cocinados después.

estilo Hiroshima: primero se cocina la tortilla y después se le añaden los diferentes ingredientes.

Museo del okonomiyaki de Hiroshima

Hiroshima es, sin duda, el mejor sitio para comer okonomiyaki. Y es fácil encontrar casi en cada esquina un restaurante o puesto donde lo preparen. Además, la ciudad nipona alberga un museo dedicado a esta variedad gastronómica. En el Wood Egg Okonomiyaki Museum los visitantes pueden aprender todos los secretos de su preparación y probar diferentes variedades.

‘Mesón Viejo del Jamón’, los mejores ibéricos en Salamanca

Jamon iberico Mesón Viejo del Jamón Cuatro Calzadas Salamanca

A 17 kilómetros de Salamanca, en Cuatro Calzadas -término de Martinamor- se encuentra el Mesón Viejo del Jamón, un restaurante ‘de los de toda la vida’, por el que a lo largo de los años han pasado miles de personas que transitaban la Ruta de la Plata en uno u otro sentido.

A pesar de que la construcción de la autovía que lleva hasta Béjar hace que ya no se pase delante de él, merece la pena coger un pequeño desvío para ir a disfrutar la joya de la casa, el jamón ibérico, además de otros embutidos y sus excelentes carnes.

Jamon iberico Mesón Viejo del Jamón Cuatro Calzadas Salamanca
Jamón ibérico
Queso Mesón Viejo del Jamón Cuatro Calzadas Salamanca
Queso
Mollejas Mesón Viejo del Jamón Cuatro Calzadas Salamanca
Mollejas
Cochinillo asado Mesón Viejo del Jamón Cuatro Calzadas Salamanca
Cochinillo asado
Solomillo de ternera a la pimienta Mesón Viejo del Jamón Cuatro Calzadas Salamanca
Solomillo de ternera a la pimienta

Nosotros lo acompañamos de una jarra de vino de la casa, un pelín dulce, pero todo un clásico en nuestros viajes a Candelario. El precio medio es de unos 30 euros por persona, aunque disponen de menú del día y menú infantil.

En verano, además, puedes aprovechar para tomar un cóctel en su encantadora terraza, El Jardín de Gabriela. Si has llegado hasta el Mesón Viejo del Jamón con niños, aprovecha para que disfruten con piscina de bolas, consolas e hinchables, en la zona especial habilitada para ellos.

Y si te ha gustado el embutido tanto como a nosotros, en su tienda puedes llevarte a casa la mayoría de productos de su carta envasados al vacío.

‘Ostréa’, pescados y mariscos frescos en el puerto de Casablanca

Ostras Casablanca Marruecos

Una de las cosas que más nos gusta cuando salimos de España es conocer lo mejor posible la gastronomía del país que visitamos. Italia o Irlanda son un buen ejemplo de que hay vida más allá de la pasta o el Irish stew y también quisimos profundizar en la comida marroquí aparte del cuscús o el tagine. Y paseando por el puerto encontramos Ostréa, uno de los restaurantes en Casablanca especializados en pescados y mariscos frescos que se descargan desde los barcos amarrados casi enfrente del establecimiento.

Especialidad en pescados y mariscos frescos

Dispone de dos comedores, elegantes e íntimos, desde los que se puede divisar a lo lejos la espectacular Mezquita de Hassan II, iluminada de noche. Nos gustó tanto su carta y el amable servicio que repetimos en dos ocasiones.

Aperitivo Ostrea Casablanca

Tras untar pan con mantequilla y un fantástico tapenade, pedimos ambos días carpaccio de pez lobo. Un plato finísimo y con un tipo de pescado muy suave que nunca habíamos probado.

Carpaccio pez lobo Ostrea Casablanca

Probamos los dos tartares de la carta, de salmón y de atún, con buen corte, pero con exceso de limón, que mataba un poco el sabor del pescado. Aun así resultan frescos y muy agradables al paladar.

Tartar salmon Ostrea Casablanca
Tartar atun Ostrea Casablanca

Mejillones a la provenzal, pequeños, pero con un gusto muy bueno, al igual que la sabrosa salsa.

Mejillones a la provenzal Casablanca

Fritura de pescado, con calamares, gambas, pescadillas y gallitos, en su punto y recién hecha.

Fritura de pescado Marruecos

Camarones al pil pil, con el picante justo y una rica salsa para mojar pan.

Camarones al pil pil Marruecos

Calamares a la plancha, con arroz blanco de guarnición y el toque ideal del tomate al horno.

Calamares a la plancha Casablanca

La última noche, Jota no pudo resistirse a pedir una fuente de ostras, una de las especialidades de la casa. Eran las de tamaño medio y, según él, estaban frescas y deliciosas.

Ostras Casablanca Marruecos

Además de la gran variedad de propuestas gastronómicas, dispone de una más que interesante carta de vinos. Uno de los descubrimiento más interesantes del Dátil Trip fueron los blancos, tintos y grises nacionales, que nos sorprendieron por su variedad y sabor. Estos son los tres vinos marroquíes que probamos en Ostrea.

Vino blanco de Marruecos
Gazelle de Mogador
El Mogador Marruecos

El precio medio del cubierto es de unos 35 euros por persona (incluido el vino, que no baja de 20 euros por botella).

‘The Franciscan Crab’, dónde comer en Fisherman’s Wharf

Clam chowder The Franciscan Crab Restaurant

Una buena idea si estás en San Francisco es pasear desde el Pier 1 (primer muelle) hasta Fisherman’s Wharf. Este concurrido punto de encuentro es perfecto para comer marisco de pie en la calle o sentado a una de las mesas de The Franciscan Crab Restaurant (Pier 43). Fundado en 1957, este establecimiento recoge la tradición gastronómica de la famosa bahía californiana, a muy escasos metros del histórico Puerto de San Francisco.

Dónde comer en Fisherman's Wharf

Nuestra sugerencia es que según entres a The Franciscan Crab Restaurant pidas unas buenas vistas a la prisión de Alcatraz. Y, también, unos prismáticos para sentir en tu piel el encierro que sufrieron en aquellos muros mafiosos de la talla de Al Capone.

Los mariscos más frescos de Fisherman’s Wharf

Tras comprobar los seis metros que miden las cristaleras, es el momento de elegir los platos y el vino en esta parada culinaria. En su carta encontrarás curiosas formas de presentar el cangrejo (dungeness crab y crispy crabcakes), fotogénicas ostras, coloridos mejillones, buenos pescados y variados mariscos. Además, excelente pan o sorprendente embutido.

Dónde comer en Fisherman's Wharf The Franciscan Crab Restaurant

Comenzamos con un ligero entrante, octopus conditopulpo a la vinagreta franciscana con salsa de ajo. Mientras lo saboreas, no olvides deleitarte con el lento navegar de los veleros.

Octopus condito The Franciscan Crab

Clam chowder, la sopa más popular de San Francisco

Seguidamente llegó la sopa de almeja al estilo clásico, utilizando tan solo una pequeña hogaza de pan a modo de recipiente. El inmenso y humeante ‘cuenco’ que ves más abajo llevó más de media hora despacharlo.

Por si nunca la has probado, has de saber que la clam chowder es un tipo de sopa espesa compuesta de almejas y caldo. Además, se le añaden patatas y cebollas. Resulta deliciosa y aporta una buena dosis de energía.

Dónde comer en Fisherman's Wharf Clam chowder The Franciscan Crab Restaurant

Una de las especialidades de este restaurante de Fisherman’s Wharf son los platos preparados ‘a la sartén’. Esta se lleva a la propia mesa, consiguiendo que los mariscos no se queden fríos. Nosotros pedimos dos: una de cangrejo y otra de gambas y mejillones.

Crab The Franciscan Crab Restaurant Dónde comer en Fisherman's Wharf
Mejillones The Franciscan Crab Restaurant Dónde comer en Fisherman's Wharf

Maridamos esta entrada con un chardonnay procedente del cercano Valle de Napa, tan fresco como apto para todos los bolsillos. Y en copa conmemorativa del 50 aniversario del restaurante.

Chardonnay Napa Valley

Lo dicho, disfrutad del lugar porque merece la pena. Mientras, seguimos pensando cómo nadie pudo escapar de La Roca, si parece tan cercana…

Vistas The Franciscan Crab Restaurant

Si no te apetece comer a la carta en este restaurante de Fisherman’s Wharf, puedes optar por su menú a precio fijo. Por 39,95 dólares, y compuesto de entrante, principal y postre. Este precio sigue vigente en 2021.

‘El Ruedo’, restaurante micológico en Candelario (Salamanca)

Boletus con jamón ibérico y parmentier de queso El Ruedo Candelario Salamanca

A la entrada del pueblo más bonito de Salamanca, Candelario, se encuentra el mejor restaurante de la localidad, El Ruedo. En su cocina tradicional destacan platos muy elaborados donde siempre prima el producto de mayor calidad. Verduras de temporada de su propia huerta ecológica, setas, así como carnes, quesos y embutidos ibéricos de la comarca.

Carta micológica

Destaca su amor incondicional por la micología, con presencia de diferentes especialidades con setas entre su oferta culinaria: sopa de hongos con foie y piñones; revuelto de rebozuelos con hebras de calamar; tartar de amanita caesarea y trucha ahumada; lagarto ibérico con oreja de Judas y hongos; lomo de ciervo con angulas de monte…

Tataki de salmón y rebozuelos El Ruedo Candelario Salamanca
Tataki de salmón y rebozuelos
Boletus con jamón ibérico y parmentier de queso El Ruedo Candelario Salamanca
Boletus con jamón ibérico y parmentier de queso

Su amplia carta está pensada para satisfacer a todos los paladares. Para quien busca opciones de ‘toda la vida’: sopa castellana con huevo escalfado, chuletillas de cabrito lechal o chuletón de morucha. Para quellos que preferimos algo distinto: tataki de salmón y rebozuelos; carpaccio de ibérico, foie y jamón; milhojas de calabacín con morcilla de Burgos, crema del Casar y galleta de cereales; ensalada de melón, menta y salmón ahumado a la crema agria; gazpacho de rúcula y manzana ácida con piruleta de queso de cabra…

Carpaccio de ibérico, foie y jamón El Ruedo Candelario Salamanca
Carpaccio de ibérico, foie y jamón
Tartar de tomate con crujiente de queso El Ruedo Candelario Salamanca
Tartar de tomate con crujiente de queso
Pulpo soasado sobre crema de patata y chips El Ruedo Candelario Salamanca
Pulpo soasado sobre crema de patata y chips

Los postres, todos caseros, no desmerecen el resto del menú: pastel de castañas y chocolate caliente, tarta de queso aromatizada con frutos del bosque, tarta de chocolate caliente con mermelada de naranja amarga y crema de leche, flan de higos o un originalísimo tiramisú ‘deconstruido’.

Tiramisú El Ruedo Candelario Salamanca
Tiramisú
Tarta de queso y té matcha El Ruedo Candelario Salamanca
Tarta de queso y té matcha, en ‘El Ruedo’ (Candelario)

La bodega de El Ruedo es acorde a su oferta culinaria. Vinos de la tierra: Viñas del Cámbrico, 575 Uvas, Zamallón Osiris, Hacienda Zorita, La Zorra… También, una amplia variedad de riojas y riberas. Y pequeñas muestras del Bierzo, Extremadura, Castilla-La Mancha o Costers del Segre, todos ellos a un precio más que competitivo.

Un menú del día de calidad

Y, si buscas menú del día en Candelario, también está disponible de lunes a viernes, con tres primeros y tres segundos a elegir, postre, pan y vino a un precio inmejorable. Y, en fin de semana y festivos, un ‘plato del día’. 

Al frente del negocio se encuentra Pepe, que con maestría torera también atiende la barra donde degustar excelentes tapas y una amplia variedad de vinos por copas. Acompañado de su encantador hermano Félix, han apostado por una cocina distinta en Candelario y se han ganado, con creces, nuestros estómagos y el de cualquier turista que se acerca a este incomparable pueblo de Salamanca. No hay visita por nuestra parte donde El Ruedo no entre en nuestros planes.

Momofuku, el imperio de David Chang en torno al ramen y los baos

Ramen Momofuku Noodle Bar Nueva York

Momofuku Ando fue el creador de la sopa de fideos -o ramen– instantánea elaborada por la empresa Nissin Foods durante la segunda posguerra mundial para paliar la hambruna de la época. Seguro que todos conocéis el envase humeante que durante diez años fue uno de los símbolos más representativos de Times Square. ¿A que sí?

Como homenaje a Ando, el norteamericano David Chang decidió nombrar a su más que exitoso grupo de restaurantes. Este nació en 2004 con un modesto local en el East Village neoyorquino, Momofuku Noodle Bar. En 2006, y tan sólo a un par de manzanas, abría sus puertas Momofuku Ssäm Bar. Le siguieron Momofuku Ko y Momofuku Milk Bar.

En la actualidad, su imperio se ha extendido a Sídney y Toronto. Además, ha ampliado sus establecimientos para otro tipo de negocios, como Booker and Dax, bar ubicado en la parte de abajo del Ssäm Bar.

Ssäm Bar

Llegamos casi cuando estaban cerrando la cocina, pero nos dio tiempo a un ‘picoteo’ y a probar la especialidad de la casa, los steamed buns o bollitos al vapor, tan de moda ahora en España.

El nombre de este restaurante, situado en el 207 de la calle 13 con la 2ª Avenida, se debe al ssäm, plato coreano que en el que se usa una hoja de verdura para envolver los ingredientes de los que se compone.

Aquí lo llaman O.G. Momofuku Ssäm, se sirve dentro de una hoja de lechuga y, a su vez, en el interior de un wrap, formando un bocado tan delicioso como poco fotogénico. Se compone de lomo de cerdo, black beans, arroz y kimchi, en una mezcla de sabores picantes y dulces realmente sorprendente.

Smoked salmon bun Ssam Bar Nueva York
Smoked salmon bun
Pork belly bun Ssam Bar Nueva York
Pork belly bun
O.G. Momofuku Ssäm Bar Nueva York
O.G. Momofuku Ssäm

Momofuku Noodle Bar

Tuvimos la suerte de encontrar sitio en la barra para contemplar bien desde primera línea qué y cómo se cocinaba. Un buen puñado de cocineros, con un look bastante gamberro y perfectamente coreografiados, remueven caldos y escalfan huevos sin descanso en unos fogones impolutos de los que no paran de salir humeantes platos.

Como no podía ser de otra manera, probamos el ramen en su versión más popular, la que da nombre al grupo, y que se compone de cerdo y huevo pochado, así como ginger scallion noodles, con cebolleta, shiitake, pepino y repollo.

También le hincamos el diente a una alitas de pollo ahumadas y unos delicados huevos en salsa de soja. Poco hay que decir sobre el ramen de Momofuku que no se haya dicho ya. El conjunto lo convierte en una experiencia única, aunque se trate de un opción no muy recomendable para el tórrido verano neoyorquino.

Momofuku Noodle Bar
‘Momofuku Noodle Bar’
Momofuku Noodle Bar kitchen
Cocina de ‘Momofuku Noodle Bar’
Soy sauce egg Momofuku Noodle Bar
Soy sauce egg
Smoked chicken wings Momofuku Noodle Bar
Smoked chicken wings
Momofuku ramen Momofuku Noodle Bar
Momofuku ramen
Ginger scallion noodles Momofuku Noodle Bar
Ginger scallion noodles

En la carta de postres, algunas propuestas del Milk Bar, el negocio más dulce de David Chang. Dirigido por Christina Tosi, en la actualidad ya cuenta con seis sucursales. No pudimos resistirnos a ‘The Ritz’ cookie, homenaje a la galleta de mantequilla en todo su esplendor.

La oferta de vinos oscila entre 32 y 150 euros, si bien es un tipo de comida que, al menos a nosotros, nos invita a acompañar con una Tiger bien fría. Y, por supuesto, mucho más económica.

The Ritz cookie Milk Bar Nueva York
‘The Ritz’ cookie

Momofuku Noodle Bar se encuentra en el 171 de la 1ª Avenida, entre las calles 10 y 11, y no admire reservas, así que procura que tu visita no coincida con la hora del almuerzo en la Gran Manzana, por lo general entre las 12 y las 2.

Comer en Córdoba, 3 bodegas para probar los platos más típicos

Salmorejo Sociedad Plateros Cordoba

En una nueva incursión por el sur de España, esta vez el destino elegido fue la ciudad de los califas. Tras visitar los lugares más típicos, como la Mezquita, Puente Romano o Alcázar de los Reyes Cristianos, nada mejor que comer en Córdoba. ¿Y dónde? En típicas bodegas donde saborear salmorejo, flamenquines, frituras y todas las delicias que ofrece la gastronomía andaluza.

Bodegas Campos

Con más de cien años de vida, Bodegas Campos es uno de los restaurantes en Córdoba cercanos a la Catedral. A pesar de sus grandes dimensiones, cenamos en un coqueto y acogedor comedor ante la ‘mirada’ de decenas de antiguas fotografías.

Aquí el salmorejo se presenta con gelatina de vinagre, además de huevo cocido y un puñado de jamón ibérico. Uno de los mejores que hemos probado, aunque es difícil encontrar en la ciudad andaluza un lugar donde lo preparen mal.

Salmorejo Bodegas Campos Cordoba

La ensaladilla con ventresca de atún y gambas podría estar en el ‘top ten’ de las mejores de España, cremosa, suave y muy fresca. Ideal el toque de cebollino.

Ensaladilla con ventresca de atun y gambas Bodegas Campos Cordoba

Espectacular el flamenquín de pollo con pimientos, relleno de esta variedad de verdura roja, verde y amarilla. Se acompaña de mayonesa y patatas fritas caseras.

Flamenquin de pollo Bodegas Campos Cordoba

Los calamares fritos con ralladura de limón estaban tiernos, pero un pelín insípidos para nuestro gusto.

Calamares fritos con ralladura de limon Bodegas Campos Cordoba

La carta de vinos es amplia y variada. Elegimos un Marqués de Riscal, perfecto acompañamiento.

Bodegas Campos Cordoba

Bodegas Campos está en el número 32 de la calle de los Lineros. Es aconsejable reservar.

Sociedad Plateros

Ubicado en un edificio que data de 1874, la Taberna Sociedad de Plateros es una típica casa de comidas con tapas y raciones tradicionales de la zona para comer en Córdoba. Y una especialidad, el bacalao, que preparan de más de treinta maneras diferentes. Cuenta con alrededor de trescientas barricas donde se crían los vinos Peseta, Platino y Oro Viejo, de la D.O. Montilla Moriles.

En su carta, auténticos platos cordobeses con el encanto de la cocina casera, como berenjenas fritas, flamenquín, rabo de toro al oloroso, salmorejo cordobés con jamón del Valle de los Pedroches, riñones al Jerez, puntillitas de solomillo

Probamos revuelto de bacalao, jugoso y con patatas paja.

Revuelto de bacalao Sociedad Plateros Cordoba

Salmorejo cordobés con jamón del Valle de los Pedroches, igual de sabroso que todos los que probamos.

Salmorejo Sociedad Plateros Cordoba

Japuta en adobo, delicioso pescado que no estamos acostumbrados a encontrar en Madrid.

Japuta en adobo Sociedad Plateros Cordoba

Croquetas de rabo de toro, crujientes y muy cremosas. Perfectas.

Croquetas de rabo de toro Sociedad Plateros

Para beber elegimos un vino de la tierra de Cádiz. La carta de blancos es bastante limitada.

Sociedad Plateros

Sociedad Plateros ofrece, además, más de 20 platos aptos para celíacos. Se encuentran en el número 25 de la calle de María Auxiliadora.

Bodegas Mezquita

Esta empresa familiar, que cuenta con cinco locales, apuesta por la tapa como estrella de su oferta gastronómica para comer en Córdoba. Ofrece cocina tradicional, fusión de las culturas cristiana, judía y árabe.

Ibéricos, fritos, platos típicos como flamenquín o rabo de toro, ensaladas, carnes o pescados tienen cabida en una carta que entra por los ojos y de la que apetece probar todo.

Ensalada de naranja y ventresca

Ensalada de naranja y ventresca Bodegas Mezquita Cordoba

Salmorejo blanquiverde, en honor al Córdoba Club de Fútbol

Salmorejo blanquiverde Bodegas Mezquita

Arroz de perol cordobés (con ibérico y setas)

Arroz de perol cordobes Bodegas Mezquita

Boquerones al limón estilo sefardí

Boquerones al limon estilo sefardi Bodegas Mezquita

Naranjas a la antigua (con aceite de oliva, azúcar y canela)

Naranjas a la antigua Bodegas Mezquita

También disponen de una tienda gourmet donde comprar alguno de los productos con Denominación de Origen que utilizan en sus creaciones. Como jamón de los Pedroches, aceite de Oliva Virgen Baena o vinos de Montilla Moriles. Puedes consultar las direcciones de sus restaurantes en Córdoba aquí.