The Prince Park Tower Tokyo Hotel, un alojamiento con vistas al monte Fuji en Japón

Siempre que viajamos intentamos alojarnos en buenos hoteles. Qué le vamos a hacer. ¡Nos gusta! Desde que vimos fotos de The Prince Park Tower Tokyo Hotel nos quedamos enamorados. Así que no lo pensamos dos veces para hacerlo nuestro lugar de descanso en la última etapa del Lovers in Japan. Las primeras noches elegimos el Dormy Inn Premium Shibuya-jingumae, con precio mucho más ajustado y desayuno incluido. Pero esta vez quisimos darnos un capricho y disfrutar de las excepcionales vistas que ofrece, además de otras comodidades.

The Prince Park Tower Tokyo Hotel

El baño del The Prince Park Tower Tokyo Hotel, por ejemplo, es uno de los más grandes que hemos tenido en nuestros viajes. Y, sin duda, el de mejor panorámica.

Una ducha con vistas
The Prince Park Tower Tokyo Hotel
The Prince Park Tower Tokyo Hotel
The Prince Park Tower Tokyo Hotel

Este hotel destaca también por estar especializado en bodas. Un paseo por sus plantas subterráneas es toda una aventura donde encontrar sastrerías, zapaterías, peluquerías, tiendas de complementos, joyeríasTokio es una urbe enorme y, en caso de estar invitado a un enlace, no es necesario moverse de allí para estar preparado.

Dispone también de una zona de ocio muy curiosa, con bolera, mesa de billar, dardos, sillones de masaje

Bolera
Mesa de billar
Sillones de masaje

Las vistas que ofrecen algunas habitaciones del The Prince Park Tower Tokyo Hotel no pueden ser mejores. Tanto de día como de noche, el skyline de la ciudad japonesa resulta fascinante, con la Torre de Tokio al frente, el parque de Shiba a sus pies y el Monte Fuji en la lejanía. ¿No os parece?

Tokyo Tower
La Torre de Tokio desde nuestra habitación
The Prince Park Tower Tokyo Hotel
Vistas en un día nubloso
El Monte fuji
El Monte Fuji desde nuestra habitación

Nos gustó

– La conexión wifi gratuita.

– La situación, a 2 minutos a pie de la estación de metro de Akabanebashi y a unos 12 del JR de Hamamatsucho.

– El shuttle gratuito desde y hacia Hamamatsucho.

– La enorme ducha y la bañera de hidromasaje. Perfecta para relajarse tras un día de turismo por Tokio con la visión de las luces nocturnas de la ciudad.

– Las cortinas eléctricas.

– Los amenities, que incluían sales de baño y crema hidratante facial.

– Que, por fin, las toallas en Japón fueran de verdad y no del tamaño de un trapo de cocina.

No nos gustó

– Que la piscina fuera de pago… ¡Y menudo pago! Unos 12 euros por día.

El precio de nuestra habitación, al tratarse de una esquinera con vistas, era de 160 euros por noche en solo alojamiento. Aunque es elevado, es uno de los cinco estrellas de Tokio más económicos, ya que algunos hoteles pueden alcanzar los 600 euros con facilidad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.