Hotel Pullman Eindhoven Cocagne

Eindhoven fue la ciudad escogida para (casi) despedir el año en los Países Bajos. Antes de nuestra visita a Ámsterdam, paramos durante tres noches en la ciudad holandesa de moda. Os hablaremos más adelante de los (muchos) motivos para visitarla, pero, antes, os recomendamos el Hotel Pullman Eindhoven Cocagne para descansar como marqueses.

Pullman Eindhoven
Lobby del Hotel Pullman Eindhoven Cocagne

Somos muy fans de la cadena Accord, que engloba un buen puñado de hoteles con características totalmente distintas: desde los socorridos Ibis a los lujosos Sofitel, pasando por los de gama media como Novotel o Mercure, hasta llegar a Pullman que, sin ser tan lujosos como Sofitel, hay detalles que marcan la diferencia.

Este del que escribimos es un elegante 4 estrellas con servicio de 5 en pleno centro de Eindhoven, a solo 500 metros de la estación de tren principal que conecta con otros municipios holandeses. Ofrece wifi gratuito en todas las instalaciones, sala de fitness y un pequeño spa con piscina, sauna finlandesa y sauna de infrarrojos para relajarse después de varias horas pateando la urbe.

Piscina climatizada

 

Zona de sauna

Las 320 habitaciones y suites del Pullman Eindhoven Cocagne son modernas y, en el caso de la nuestra, un estudio de 40m2, disponen de minibar, escritorio, zona de estar, cocina completa con cafetera Nespresso, hervidor de agua y un enorme cuarto de baño con albornoces, zapatillas y amenities de C.O. Bigelow.

Pullman Eindhoven
Habitación estudio del Pullman Eindhoven Cocagne

Cada mañana se sirve un desayuno de ensueño en el restaurante Vestdijk47, que tanto para almorzar como para cenar ofrece platos de gastronomía francesa combinada con estilos más clásicos. Hay que destacar que utiliza su propia receta de chocolate, el Cocagne Noir, en algunos de sus postres y platos principales.

Se trata de un desayuno bufet con una cocina abierta donde puedes pedir huevos fritos, revueltos o diferentes variedades de tortillas recién preparadas, además de gofres (con forma de corazón) también hechos al instante por un amable cocinero. Hay una zona caliente con beicon, patatas asadas, verduras a la parrilla, salchichas, etc. Destaca una parte dedicada a alimentos sin gluten, otra con zumos detox y productos bajos en calorías, otra con frutas ecológicas, una gran variedad de panes, cereales, bollería casera y las dos estrellas de la más importante comida del día: una máquina para preparar tú mismo zumo de naranjas naturales y otra de yogur griego. ¡Nos encantó!

Desayuno bufet del Pullman Eindhoven
Tortillita al estilo Narcos

Nos gustó

– El tamaño de la habitación, ideal para no sentirse agobiado en ningún momento.

– La piscina climatizada y su amplio horario (hasta las 11 de la noche).

– El desayuno, sobre todo, la máquina de zumo de naranja natural y la de yogur griego.

– El compromiso Planet 21 de la cadena, que incluye reciclaje de papel, vidrio, plástico…, bombillas de bajo consumo en las zonas de recepción y en las habitaciones, interruptor centralizado para ahorro de energía, recuperación del calor ambiental para optimizar el consumo de calefacción o productos ecológicos para la limpieza.

No nos gustó

– Al estar en una primera planta, la habitación apenas tenía luz natural.

El precio de las habitaciones del Pullman Eindhoven Cocagne varía desde 90 euros hasta 250, sin contar la suite presidencial. Los estudios pueden reservarse desde 110 euros y hay que añadir un impuesto de 4 euros diarios por persona.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.