‘L’Art de Vivre’, cocina creativa en la localidad belga de Spa

Sopa de melon Restaurante L’Art de Vivre Spa Belgica

En nuestra visita a la ciudad termal de Spa, dentro del viaje Destino Bélgica, tuvimos la suerte de disfrutar de un inmejorable almuerzo en L’Art de Vivre. Situado en una de las principales avenidas de la ciudad (Avenue Reine Astrid, 53), se trata de un edificio de ladrillo rojo del siglo XIX con estética de New Orleans.

Restaurante L’Art de Vivre Spa Belgica
Detalle
Mesa

Carta y 3 tipos de menús entre 55 y 75 euros

En este elegante restaurante, cuyos chefs son Jean-François Douffet y Xavier Fisset, priman la calidad, el buen gusto y la pasión por el sabor.  Los platos, a cada cual más delicioso y elaborado. L’Art de Vivre ofrece varios menús: 3 pases por 55 euros; 4 pases, por 70, y 5 pases, por 75 euros.

Nos reciben con un cóctel de la casa y este aperitivo, chupito de crema de champiñones, con alcachofa natural y jamón de pato.

Aperitivos Restaurante L’Art de Vivre Spa Belgica

Nos sugieren tres tipos de pan para acompañar (y pedimos todos): blanco, de algas y de cereales.

Panes

El primero que elegí en L’Art de Vivre fue este magnífico tartar de ternera con tapenade de semillas de cítricos y aceite de oliva negra. La mezcla de la carne con los cítricos le daba un sabor excepcional.

Tartar de ternera con tapenade Restaurante L’Art de Vivre Spa Belgica

Mi compañera de Vuelo Directo se decantó por una sopa fría de mariscos e hinojo marino, espuma de tomates y pimientos de L’Espelette con finas rebanadas al ajo, que lucía así de bien.

Sopa fria de mariscos Restaurante L’Art de Vivre Spa Belgica

Mi segunda elección fue un gallo a la parrilla sobre carpaccio de calabacín, piperrada con albahaca y puré de Roseval, coronado con jamón Pata Negra, fresco, jugoso y en su punto perfecto de cocción. Mirad qué presentación.

Gallo a la parrilla Restaurante L’Art de Vivre Spa Belgica

VD prefirió un confit de pato, caviar de berenjenas y aceitunas, patatas y condimentos de temporada.

Confit de pato Restaurante L’Art de Vivre Spa Belgica

Postres para el recuerdo en L’Art de Vivre

El postre fue toda una sorpresa para una persona nada golosa como yo. Esta sopa de melón y frutos rojos al regaliz, crocanti de almendra y frutos del bosque era fresca y un pelín ácida, ideal para mí.

Sopa de melon Restaurante L’Art de Vivre Spa Belgica

Mis compañeros, todos, prefirieron un manjar blanco arábico, merengue con almendras, helado de vainilla al bourbon y mousse de chocolate, una bomba dulce, vamos.

Manjar blanco

Aquí podéis ver a Susana, de Vuelo Directo y a Juan Antonio, de Somos Viajeros, en plena acción. ¡Que no se mueva nadie!

Blogueros