‘Trattoria da Benvenuto’, la mejor comida en el centro de Florencia

Carpaccio de ternera con queso Picorino di Grotta Trattoria da Benvenuto Florencia

Ubicado en el número 16 de la Via della Mosca, una tranquila calle a un par de minutos de la florentina Piazza della Signoria, la Trattoria da Benvenuto es un pequeño restaurante familiar especializado en comida toscana. En su carta ofrece un buen puñado de entrantes típicos de la zona, además de pescados, carnes a la parrilla y platos de pasta. Efectivamente no hay pizza, razón de más para elegirlo por encima de otros. Ya sabéis que en nuestro Azzurro Trip teníamos intención de probar la gastronomía italiana más desconocida, y lo conseguimos.

Compartimos cuatro platos en una mesa desde la que se contemplaba el Palazzo Vecchio, el primero de los cuales fueron estas sardinas marinadas, parecidas a nuestros boquerones en vinagre, pero más suaves.

Sardinas marinadas Florencia

Bruschetta primavera, con tomate natural y mozzarella, aunque al pan le faltaba un poco de jugosidad.

Bruschetta primavera Trattoria da Benvenuto Florencia

Risotto negro de sepia, muy sabroso.

Risotto negro de sepia Trattoria da Benvenuto Florencia

Bresaola con queso Picorino di Grotta, excelente.

Carpaccio de ternera con queso Picorino di Grotta Trattoria da Benvenuto Florencia

Para beber, un tinto de la Toscana, embotellado especialmente para ellos.

Tinto de la Toscana

El precio de Trattoria da Benvenuto es bastante razonable para la zona en que se encuentra, unos 25 euros por persona, sin postre ni café. Se trata de un lugar muy céntrico e ideal para realizar una parada entre visita y visita de los lugares más turísticos de Florencia.

Si os apetece pasta, en el menú de Trattoria da Benvenuto encontraréis algunas de las preparaciones más comunes y sabrosas de Italia: tortellini in Brodo, típico de Bolonia; spaghetti alle vongole, una deliciosa especialidad de Nápoles; pappardelle al coniglio o cappellacci al tartufo.

Platos ideales para carnívoros en Trattoria da Benvenuto

Otros platos que nos quedamos con ganas de probar fueron ossobuco alla fiorentina (guiso de jarrete de ternera en salsa de tomate), lombatina alla castellana (filete de ternera con champiñones, jamón y mozzarella), scaloppine al vino bianco (escalopines al vino blanco) o tagliata di manzo con rucola, aceto balsamico e parmigiano (ternera filteada con rúcula, aceto balsámico y parmesano).

¡Ah! Y los golosos, no os perdáis sus postres. Son todos caseros.