Temple Bar Food Market, un paseo por el mercado gastronómico de Dublín

Quesos en Temple Bar Food Market

«Cada sábado, llueva, granice o brille el sol», hay algo que el turista que visita Dublín no puede perderse, pasear por el Temple Bar Food Market. Un mercado donde saborear lo mejor de la variada gastronomía que ofrece la ciudad.

Ostras, quesos, burritos orgánicos y más en Temple Bar Food Market

Ostras del Condado de Clare y quesos de ovejas de Galway se dan la mano con las fajitas y burritos orgánicos, de Theresa y Gustavo -oriundos de Guadalajara (México)-. También, los pasteles del croata Darko Marjamovic o el sushi de Lian Yi. Y es que, desde finales de los noventa, Irlanda disfruta de una envidiable riqueza cultural y culinaria que han aportado inmigrantes llegados de medio mundo.

Temple Bar Food Market Dublin
Temple Bar Food Market
Oyster Bar Temple Bar Food Market

Cada sábado, de 10 a 16:30

Desde las diez de la mañana y hasta las cuatro y media de la tarde, existe la posibilidad de disfrutar de un improvisado brunch en plena calle del Temple Bar. Desde un sencillo perrito caliente con salchichas elaboradas a mano, pasando por unos noodles recién hechos. Koftas, samosas o una docena de las más finas ostras acompañadas de una botella de vino blanco. El mercado está especializado en productos orgánicos ideales para regalar o darse un capricho: panes, mermeladas caseras o comida para veganos.

Crepes Dublin
Quesos en Temple Bar Food Market
Dulces Temple Bar Food Market

Los golosos también tienen su espacio en el Temple Bar Food Market con un gran surtido de dulces y pasteles. Y donde destacan dos puestos, el de crepés y el que ofrece chocolate caliente, con menta o caramelo. Y a los que se puede añadir gratuitamente un chupito de ron (perfecto para entrar en calor).

Nosotros probamos unos noodles y un hot dog. La bebida no hizo falta pensarla mucho, un par de pintas de Guinness en uno de los muchos pubs de la zona. Un plan perfecto para cualquier mañana de sábado en Dublín.

Noodles
Guinness Temple Bar

¿Conoces Temple Bar Food Market? ¿Nos recomiendas otros mercados que merezca la pena visitar? ¡Gracias por tus comentarios!

Temple Bar Hotel, alojamiento en pleno corazón de Dublín

Cama

Hace ya unos años que nos alojamos en el Temple Bar Hotel de Dublín. Situado en el mismísimo corazón de la capital irlandesa, como su propio indica, es un establecimiento que aúna las comodidades de un cuatro estrellas y la enorme ventaja de su ubicación, la mejor de la ciudad. ¿El precio? Desde 150 la habitación doble con desayuno.

Combina estilo boutique con un servicio inmejorable. Cada una de sus 136 habitaciones, divididas en 7 tipos, fueron completamente renovadas en 2016. Todas incluyen menaje para preparar té y café, agua embotellada y caja fuerte para guardar tu ordenador.

Cama Temple Bar Hotel
Baño Temple Bar Hotel

El desayuno del Temple Bar Hotel

El desayuno de este hotel de Dublín es de aquellos para el recuerdo. Hazte con un periódico y una buena taza de té, y elige. El típico Irish breakfast preparado al momento: con salchichas, huevos, baked beans, beicon y black pudding. O un bufet con quesos, embutidos, fruta fresca, cereales, zumos o bollería. Si quieres platos calientes, en cocina te prepararán al instante tortillas, tostadas francesas o porridge casero. Amplio y muy variado. Se sirve de lunes a viernes de 6:45 a 10:00. Sábados, domingos y festivos, de 7:00 a 10:30.

Irish breakfast Temple Bar Hotel

Nos gustó del Temple Bar Hotel

– La ubicación, en pleno corazón del Temple Bar. Y muy cerca de de dos de nuestros lugares gastronómicos preferidos: Temple Bar Food Market y Elephant & Castle.

– El contundente desayuno irlandés.

– El jovencísimo personal, siempre dispuesto a agradar.

– La cercanía de las 2 principales calles comerciales de Dublín, Grafton Street y Henry Street.

– La conexión wifi gratuita.

– Que nuestra habitación estuviera en la última planta, ya que los pubs cercanos cierran a las dos de la mañana y hay bastante ruido.

Un consejo

No vayas si buscas un alojamiento tranquilo en Dublín. El Temple Bar Hotel no es tu sitio.

*Unos años más tarde y en la misma calle, nos alojamos en el hotel de Bono y The Edge.

Créditos fotografías © Temple Bar Hotel