San Francisco, tranvías y casas victorianas en el norte de California

The Painted Ladies San Francisco

En esta entrada, os proponemos un recorrido por San Francisco, una de las ciudades más fascinantes de los Estados Unidos. Situada al norte de California, es famosa por el icónico puente Golden Gate. Otras estampas de su cosmopolita imagen la componen los típicos tranvías y coloridas casas victorianas. Pero hay mucho que ver en San Francisco. Y también mucho que comer. Así que vamos a proponeros varias paradas coincidiendo con los lugares más turísticos. ¿Nos acompañais en este paseo?

Qué ver en San Francisco

1. The Painted Ladies

Uno de los lugares más fotografiados que ver en San Francisco. Esta hilera de casas victorianas de madera, pintadas en colores suaves, son famosas en todo el mundo. Son conocidas también como Postcard Row, por aparecer en cientos de postales, y fueron construidas finales del siglo XIX. Frente a ellas, el parque de Alamo Square (que da nombre al barrio), ideal para sentarse a contemplar el skyline o disfrutar de un pícnic.

The Painted Ladies San Francisco

¿Dónde comer cerca de The Painted Ladies?

Con varios restaurantes en San Francisco, la especialidad de Souvla es el souvlaki. Ellos mismos asan la carne -pollo, cerdo o cordero- que sirve de relleno a unas esponjosas pitas. Te recomendamos que hagas un pedido para llevar y lo saborees en Alamo Square. ¡Ah, y de postre, el clásico yogur griego!

Souvla
© Souvla

2. Union Square

La zona más comercial que visitar en San Francisco es un enjambre de turistas, adictos a las compras y hoteles de cinco estrellas. Boutiques de lujo, tiendas de regalos, grandes almacenes (con Macy’s a la cabeza) y galerías de arte hacen de Union Square una de las plazas más animadas.

Union Square San Francisco

¿Dónde comer en Union Square?

Un establecimiento imprescindible en la zona de Union Square es Lori´s Diner, en el número 500 de Sutter Street. Esta famosa barra abrió sus puertas por primera vez en 1986 y es muy popular por sus hamburguesas y desayunos.

Loris Diner San Francisco

3. Fisherman’s Wharf

Otro de los rincones imprescindibles que ver en San Francisco es el Muelle 39 (Pier 39), situado en Fisherman’s Wharf. Allí, encontrarás muchísimas tiendas y atracciones como el Aquarium o el Cartoon Art Museum. Pero, si algo te sorprenderá, es la inmensa comunidad de leones marinos que vive en su aguas. Siempre concurrido, podréis contratar diferentes actividades -en segway, bicicleta o tuk-tuk– y tours en barco.

Fishermans Wharf San Francisco

¿Dónde comer en Fisherman’s Wharf?

En Fisherman’s Wharf podrás almorzar en puestos callejeros o algunos de los mejores restaurantes en San Francisco especializados en pescados y mariscos. Si no sabes qué elegir, te sugerimos The Franciscan Crab, con sus espectaculares vistas a Alcatraz. ¿Dos imprescindibles? Cangrejo y sopa de almejas o clam chowder.

Sopa de almejas en 'The Franciscan Crab'

4. Little Italy

Una de las zonas con más encanto que ver en San Francisco es, también, una de las más tranquilas. Para conocer a fondo Little Italy, lo mejor es comenzar en el cruce entre Broadway y la Avenida Columbus.

Entre sus coloridos edificios, destacan cafeterías y heladerías en las que descansar durante unos minutos antes de seguir descubriendo la ciudad.

Little Italy San Francisco

¿Dónde comer en Little Italy?

No pierdas la oportunidad de saborear la auténtica cocina italiana en Little Italy. Pizza al horno de leña, antipasti, pastas frescas, helados… ¡Y buenos vinos del país alpino! Nosotros acertamos en Original U.S. Restaurant (414 Columbus Ave) y su horario ininterrumpido de 11 a 23. Fundado en 1890, es una institución en la ciudad.

Original U.S. Restaurant San Francisco

5. Chinatown

Después de Nueva York, el Chinatown de San Francisco acoge a la segunda comunidad china más grande de los Estados Unidos. En cuanto cruces la típica puerta de entrada, te esperan mercadillos de comida, tiendas de ropa, artesanía y recuerdos, restaurantes y farolillos por doquier.

En Portsmouth Square se izó por primera vez la bandera estadounidense en 1846. Casi dos siglos después, es lugar de encuentro de muchos de sus vecinos, formando una estampa muy original que ver en San Francisco.

Por cierto, ¿sabías que las primeras galletas de la fortuna fueron horneadas aquí y no en China?

Qué ver en San Francisco: Chinatown

¿Dónde comer en Chinatown San Francisco?

Al igual que en Little Italy, encontrarás un buen puñado de restaurantes especializados en cocina oriental. Regentados por familias de emigrantes, son sinónimo de precios económicos y abundantes cantidades. Nuestra recomendación es Sam Wo, con más de 100 años de andadura y todo un símbolo en Chinatown.

Sam Wo San Francisco

6. Pirámide Transamerica

El segundo rascacielos más alto que ver en San Francisco es uno de los iconos de esta ciudad de California. Aunque, actualmente, ya no es sede de la Transamerica Corporation, aún aparece su logo en el edificio. Diseñada por William Pereira, tiene 260 metros de altura.

Pirámide Transamerica San Francisco

¿Dónde tomar algo cerca de la Pirámide Transamerica?

A tiro de piedra de Chinatown y Little Italy se encuentra Vesuvio Cafe (255 Columbus Avenue). Este bar histórico es el sitio perfecto para hacer un alto en el camino con una buena cerveza de grifo o un cóctel eco-friendly. Inaugurado en 1948, el edificio en el que se encuentra fue diseñado por el arquitecto italiano Italo Zanolini. Enfrente de Vesubio Café podrás, también, curiosear en City Lights Booksellers & Publishers, una de las librerías más míticas que visitar en San Francisco, especializada en artes, literatura del mundo y política progresista.

Vesubio Café San Francisco

7. Japantown

Japantown es el barrio japonés más grande y antiguo de la nación. Además de su calle principal, Post Street, merece la pena acercarse hasta el Japan Center, repleto de tiendas y restaurantes nipones. Llama la atención una impresionante pagoda de cinco pisos y treinta metros de alto, regalo de la ciudad de Osaka. Y la puerta de entrada a Japantown, similar a a la de un templo. Un barrio muy curioso que ver en San Francisco.

¿Dónde comer en Japantown?

Corea no es Japón, pero una barbacoa coreana siempre es una buena idea. Beque BBQ Grill y su ‘barra libre’ de carne -que cocinas tú mismo- por 22 dólares/persona es una gran idea.

Beque BBQ Grill San Francisco

8. Lombard Street

Situada entre Hyde y Leavenworth, Lombard Street es la calle más famosa de San Francisco. Aunque no es la más empinada de la ciudad, sí es la más conocida. Cada día, cientos de turistas se acercan hasta ella para fotografiar su cuesta en zigzag, con 40 grados de inclinación.

Lombard Street San Francisco

¿Dónde comer cerca de Lombard Street?

Desde hace 17 años, Pacific Catch es uno de los restaurantes más populares de Marina District. Su menú incluye pescado salvaje o criado de forma sostenible, en forma de ceviche, poke hawaiano o sushi. Y también, hamburguesas, parrilladas, fish and chips o ‘la captura del día’. Los encontrarás en 2027 Chestnut St.

Pacific Catch
© Pacific Catch

9. Castro

Uno de los barrios que ver en San Francisco más populares. Castro se caracteriza por ser el centro de la comunidad gay, con un ambiente tolerante y abierto, sin ningún tipo de discriminación. Verás banderas multicolor a cada paso, y algunos de los mejores bares de la ciudad. Si te gusta la fiesta, Castro es, sin duda, tu sitio.

¿Dónde comer en Castro?

Si buscas disfrutar de un brunch en San Francisco, no te pierdas Star Belly. Están en 3583 16th Street, en pleno Castro, y disponen tanto de brunch diario como de fin de semana.

Star Belly
© Star Belly

10. Mission Street

Mission Street es una de las arterias principales y se extiende desde la frontera sur de Daly City hasta la costa noreste. En el número 2779 podrás hincarle el diente a los mejores tacos de San Francisco. Ojo, se forman largas colas y no aceptan tarjetas de crédito. Y una recomendación para pedir en Taquería El Farolito, atrévete con los camarones a la diabla. Pican, ¡pero están de vicio!

Taqueria El Farolito San Francisco

11. AT&T Park

Si tienes la suerte de que tu visita coincida con la liga de béisbol, no pierdas la oportunidad de acudir a un partido de este deporte 100 por 100 americano. El AT&T Park, casa de los Giants, se sitúa en un enclave incomparable que ver en San Francisco, al pie del mar.

AT&T Park San Francisco

Si el partido se alarga (algo que suele ser habitual), el estadio ofrece diferentes opciones para comer o cenar. Nuestra recomendación es el sándwich de cangrejo de Crazy Crab’z.

Crazy Crab'z San Francisco

12. Golden Gate

El símbolo más representativo que ver en San Francisco es, también, uno de los más queridos. Con 2,7 kilómetros de longitud y 227 metros de altura, el Golden Gate es uno de los puentes colgantes más largos y altos del mundo.

Aunque puede verse desde infinidad de puntos, uno de los mejores es el Mirador H. Dana Bowers (o Vista Point), de camino a Sausalito.

Golden Gate San Francisco

13. Sausalito

Una de las localidades más bonitas que visitar en San Francisco, la excursión por excelencia, es Sausalito. Con apenas 7.000 habitantes, rezuma encanto por los cuatro costados. No te pierdas el puerto marítimo y las más de 400 casas flotantes de su costa, donde habitan personajes famosos y ricachones varios. Puedes llegar a Sausalito en autobús o ferri, pero si te animas a alquilar una bicicleta, la experiencia puede ser magnífica. Jota la hizo y lo cuenta aquí.

Sausalito California

¿Dónde comer en Sausalito?

Esta vez nos apetecía darnos un capricho y reservamos mesa en The Spinnaker. Ubicado en el paseo marítimo de Sausalito, ofrece vistas panorámicas de San Francisco, East Bay y Belvedere. Su menú a base de pescados y mariscos frescos, además de una exquisita selección de vinos, no os dejará indiferentes. Y ya que estáis, completad la experiencia con un cóctel previo en su encantador saloncito frente a la bahía. Inolvidable.

The Spinnaker Sausalito California

¿Os ha gustado este paseo? ¿Nos recomendáis otros lugares imprescindibles que visitar en San Francisco?

*Este artículo ha sido actualizado en 2021 y todas las fotografías son de Pasean2, a excepción de las acreditadas, que han sido elegidas por ser mucho mejores (y más apetitosas) que las nuestras de hace algunos años.

Ruta desde San Francisco a Sausalito en bicicleta por el Golden Gate

Vista de Sausalito

Si estás en esta fascinante ciudad californiana y te apetece estirar las piernas o respirar aire fresco, te recomendamos esta aventura buena, bonita y barata. Descubre cómo ir desde San Francisco a Sausalito en bicicleta.

En el pier o muelle 41 de la famosa bahía podrás escoger una de las cientos de bicicletas disponibles para llegar a Sausalito. Y lo harás atravesando el Golden Gate, famoso puente que une la península de San Francisco con el sur de Marin. El precio, desde 32 dólares.

Ruta San Francisco Sausalito

Comprueba la presión de las ruedas, la altura del sillín y no te olvides de ponerte un casco y coger una botella de agua. A lo lejos verás ese gran símbolo del acero que vigila el océano Pacífico desde esta orilla.

Golden Gate en bicicleta

Cruzar el Golden Gate, previo tránsito por la bahía, es una experiencia fantástica ya que hay senderos y carriles perfectamente señalizados para los cicloturistas.

Curiosidades sobre el Golden Gate

-Recibe su nombre del estrecho en Constantinopla, llamado también la Puerta Dorada, ya que comunicaba Europa con Asia.

-Se empezó a construir en 1933 ante la congestión de tráfico que sufría la zona. Tras cuatro años de obras y cerca de 40 millones de dólares gastados, pudo inaugurarse un 27 de mayo de 1937.

-Supera los 1.200 metros de longitud. Está suspendido gracias a dos torres de 227 metros de altura y se compone de seis carriles. Además, es accesible para peatones y bicicletas.

-Fue pintado con urgencia para prevenir la oxidación que provoca el mar sobre el acero. De ahí su color rojizo.

-Durante la mañana hay más tráfico hacia el sur (para ir a ‘currar’ a Silicon Valley, supongo). Y por las tardes se nota más afluencia en dirección norte (para descansar en pueblos como Sausalito, confirmo).

Puente Golden Gate

Una vez cruzado el Golden Gate, nuestra recomendación es que te dirijas a Sausalito. Esta pequeña localidad, ubicada en el condado de Marin, es antigua colonia de artistas, muy famosa por sus casas flotantes.

Vista de Sausalito

Allí podrás recorrer sus calles y barriadas. Y tomarte un sándwich acompañado de una cerveza bien fría antes de prepararte para coger el último ferri que te devuelva al puerto de San Francisco sin necesidad de dar pedales.

Snack en Sausalito

No te despistes porque habrá mucha gente como tú intentando regresar en el barco. El alquiler de la bicicleta incluye este billete, así que escoge un buen asiento y prepara tu cámara para hacer unas fotos (en este caso nocturnas) espectaculares.

Ferri Sausalito San Francisco
Golden Gate de noche
Skyline San Francisco

¿Sabías lo fácil que es llegar desde San Francisco a Sausalito en bicicleta? ¿Te animarás a hacerlo?

‘The Franciscan Crab’, dónde comer en Fisherman’s Wharf

Clam chowder The Franciscan Crab Restaurant

Una buena idea si estás en San Francisco es pasear desde el Pier 1 (primer muelle) hasta Fisherman’s Wharf. Este concurrido punto de encuentro es perfecto para comer marisco de pie en la calle o sentado a una de las mesas de The Franciscan Crab Restaurant (Pier 43). Fundado en 1957, este establecimiento recoge la tradición gastronómica de la famosa bahía californiana, a muy escasos metros del histórico Puerto de San Francisco.

Dónde comer en Fisherman's Wharf

Nuestra sugerencia es que según entres a The Franciscan Crab Restaurant pidas unas buenas vistas a la prisión de Alcatraz. Y, también, unos prismáticos para sentir en tu piel el encierro que sufrieron en aquellos muros mafiosos de la talla de Al Capone.

Los mariscos más frescos de Fisherman’s Wharf

Tras comprobar los seis metros que miden las cristaleras, es el momento de elegir los platos y el vino en esta parada culinaria. En su carta encontrarás curiosas formas de presentar el cangrejo (dungeness crab y crispy crabcakes), fotogénicas ostras, coloridos mejillones, buenos pescados y variados mariscos. Además, excelente pan o sorprendente embutido.

Dónde comer en Fisherman's Wharf The Franciscan Crab Restaurant

Comenzamos con un ligero entrante, octopus conditopulpo a la vinagreta franciscana con salsa de ajo. Mientras lo saboreas, no olvides deleitarte con el lento navegar de los veleros.

Octopus condito The Franciscan Crab

Clam chowder, la sopa más popular de San Francisco

Seguidamente llegó la sopa de almeja al estilo clásico, utilizando tan solo una pequeña hogaza de pan a modo de recipiente. El inmenso y humeante ‘cuenco’ que ves más abajo llevó más de media hora despacharlo.

Por si nunca la has probado, has de saber que la clam chowder es un tipo de sopa espesa compuesta de almejas y caldo. Además, se le añaden patatas y cebollas. Resulta deliciosa y aporta una buena dosis de energía.

Dónde comer en Fisherman's Wharf Clam chowder The Franciscan Crab Restaurant

Una de las especialidades de este restaurante de Fisherman’s Wharf son los platos preparados ‘a la sartén’. Esta se lleva a la propia mesa, consiguiendo que los mariscos no se queden fríos. Nosotros pedimos dos: una de cangrejo y otra de gambas y mejillones.

Crab The Franciscan Crab Restaurant Dónde comer en Fisherman's Wharf
Mejillones The Franciscan Crab Restaurant Dónde comer en Fisherman's Wharf

Maridamos esta entrada con un chardonnay procedente del cercano Valle de Napa, tan fresco como apto para todos los bolsillos. Y en copa conmemorativa del 50 aniversario del restaurante.

Chardonnay Napa Valley

Lo dicho, disfrutad del lugar porque merece la pena. Mientras, seguimos pensando cómo nadie pudo escapar de La Roca, si parece tan cercana…

Vistas The Franciscan Crab Restaurant

Si no te apetece comer a la carta en este restaurante de Fisherman’s Wharf, puedes optar por su menú a precio fijo. Por 39,95 dólares, y compuesto de entrante, principal y postre. Este precio sigue vigente en 2021.

The Clift Royal Sonesta Hotel, un cinco estrellas en San Francisco

Baño

Situado en el número 495 de Geary Street (San Francisco, Estados Unidos) The Clift Royal Sonesta rebosa un lujo excéntrico que el viajero aprecia nada más pisar su hall. Pese a rondar el siglo de existencia, este alojamiento de cuatro estrellas combina a la perfección la energía de la mítica urbe con glamur al más puro estilo Hollywood. De hecho, es fácil toparse con alguna estrella catódica deambulando por su lobby made in Philippe Starck. O apoyado en alguna de las sillas de Ray y Charles Eames, tomando un café en la mesa diseñada para tal motivo por Salvador Dalí, cerca del banco surrealista de Renee Marguerite o admirando una escultura de William Sawaya.

The Clift San Francisco

Un detalle más. La enorme chimenea que gobierna la recepción puede hechizarte hasta el punto de olvidar todas tus pertenencias. Como le pasó a quien escribe estas líneas.

The Clift Royal Sonesta San Francisco

Cerca de las tiendas de Union Square y de la mítica Nob Hill, una de las «Siete Colinas» de San Francisco que da nombre al barrio, The Clift Royal Sonesta permite al viajero sentir el latido de la ciudad sin cansarse, ni perderse o, simplemente, asomándose a su entrada.

Las habitaciones son muy amplias, silenciosas, con vistas al skyline, de cuidada decoración, con guardarropa y mueble bar.

The Clift San Francisco
Baño
Detalles The Clift Royal Sonesta Hotel

Mención especial para la espectacular localización del comedor donde solo sirven desayunos…

Bufet The Clift Royal Sonesta Hotel

…porque de noche se convierte en Redwood Room uno de los bares de moda en esta capital del silicio y el emprendimiento.

Redwood Room Bar San Francisco-min

Nos gustó de The Clift Royal Sonesta Hotel

– El ambiente de modernidad que se percibe nada más entrar en su lobby.

– El desayuno, que sin ser muy variado te permite desperezarte ante tanta exuberancia.

– La conexión wifi gratuita y su magnífica localización en el centro neurálgico de San Francisco.

– Es un hotel eco-friendly. De ello da buena muestra el santuario de 10 colmenas con más de 10.000 abejas que habitan en su tejado.

– Las bicicletas de cortesía que te permiten, por ejemplo, ir de San Francisco a Sausalito atravesando el Golden Gate.

No nos gustó

– La fianza diaria que absorbe la dirección del hotel de tu cuenta bancaria sin avisar y a pesar de contratar la estancia desde España.

El precio de la habitación estándar puede superar los 300 dólares la noche, así que mejor reservad con mucha antelación.

Créditos fotografías © Pasean2 y The Clift Royal Sonesta Hotel