Parador de Hondarribia, exclusividad con vistas a la costa francesa

Vistas Parador Hondarribia

Conocido también como el Castillo de Carlos V, su construcción data del siglo X. El Parador de Hondarribia es una especie de fortaleza medieval donde te transportarás en el tiempo nada más atravesar sus puertas. Considerada por muchos como una de las joyas arquitectónicas del municipio vasco, nos alojamos en él durante una escapada de fin de semana. Las vistas desde la terraza sobre la costa francesa, y desde las habitaciones de los más afortunados, son de una belleza indescriptible.

Vistas Parador Hondarribia

El Parador de Hondarribia fusiona elementos modernos y antiguos en unas estancias prácticas y elegantes. Suelo de madera, minibar, televisión de pantalla plana, caja de seguridad o conexión wifi gratuita son algunas de las comodidades de sus 36 habitaciones. Los baños, como ocurre en algunos de sus establecimientos hermanos, están necesitados de una reforma.

Cama

Arcos originales, artesonados, salas para banquetes, patios… Y objetos como tapices, cañones, lanzas o armaduras son algunas de las joyas que esconde este precioso castillo. Por desgracia, solo puedes visitarlo si eres uno de los huéspedes. Si no, deberás conformarte con tomar algo en su vistosa cafetería.

Sala Parador Hondarribia
Salones
Tapiz Parador Hondarribia
Cafeteria Parador Hondarribia

Otros pequeños tesoros se esconden en sus diferentes terrazas, una de ellas, interior. Y donde se puede desayunar cuando el tiempo acompaña.

Terraza
Patio

El Parador de Hondarribia únicamente ofrece servicio de desayuno bufet para el cliente hospedado y para aquel que, aun no estando alojado, quiera empezar el día con energía. La variedad del bufet es magnífica. Y, como siempre en Paradores, existe la posibilidad de pedir platos calientes preparados al momento, como huevos revueltos, fritos, con chistorrra o en tortilla.

Desayuno Parador Hondarribia

Nos gustó del Parador de Hondarribia

– El cava del desayuno. Pocas cosas nos hacen más felices. Y el pastel vasco.

– La sensación de paz que produce sentarse en cualquiera de sus salones, sin el menor ruido externo.

– Las impresionantes vistas a la Bahía de Chingudi.

No nos gustó

– Al poder albergar a menos de 70 personas, sus tarifas son bastante elevadas durante todo el año. El precio por noche ronda los 200 euros, con desayuno. Algo caro ya que no ofrece servicios que lo conviertan en un establecimiento de lujo, como spa o piscina climatizada. Pero es un lugar único. Eso, sin duda.

Créditos fotografías @ Parador de Hondarribia y Pasean2

Dormy Inn Premium Shibuya-jingumae, un hotel con ‘onsen’ en Tokio

Onsen Dormy Inn Premium Shibuya Tokio

El Hotel Dormy Inn Premium Shibuya-jingumae se encuentra a diez minutos a pie del cruce de Shibuya, en pleno centro de Tokio. Se trata de un establecimiento que abrió sus puertas en 2012, con 136 habitaciones funcionales que, como ocurre en casi todo el país, se quedan demasiado pequeñas para el turista occidental. El precio, desde 114 euros por noche con desayuno y acceso al onsen y la sauna.

Habitacion Dormy Inn Premium Shibuya Tokio

El baño está dividido en dos partes: zona de ducha y de aseo e incluye cepillos para el pelo entre sus amenities, algo habitual en los hoteles japoneses.

Zona lavabo
Zona aseo
Ducha Dormy Inn Premium Shibuya Tokio
Amenities Tokio

Otra de las buenas costumbres en los alojamientos de Japón es que haya a disposición del cliente pijama y zapatillas, ahorrando así un pequeño espacio en la maleta.

Batas Dormy Inn Premium Shibuya Tokio
Zapatillas Tokio

El desayuno ofrece dos opciones, que hay que reservar el día anterior. Puede ser japonés, con una pieza de pescado, sopa miso, arroz hervido y vegetales encurtidos. El occidental, por su parte, consiste en un riquísimo sándwich de beicon y huevo revuelto, además de patatas fritas, una pequeña ensalada de pasta y otra de frutas. También hay un bufet frío con ensaladas, bollería, fruta fresca, zumos, cereales y yogur natural, junto a otro caliente con sopa miso y arroz blanco en su correspondientes hervidores.

Desayuno japones Dormy Inn Premium Shibuya Tokio
Desayuno europeo Dormy Inn Premium Shibuya Tokio
Bebidas y ensaladas Dormy Inn Premium Shibuya Tokio
Desayuno bufet Dormy Inn Premium Shibuya Tokio

Capítulo aparte del Dormy Inn Premium Shibuya-jingumae merece el onsen, ideal para relajarse tras un duro día de turismo por la capital nipona y al que se accede con un código que cambia diariamente. Al ser nuestra primera vez estábamos algo perdidos y ambos nos presentamos con los bañadores… Fue allí, Jota en el masculino, y yo en el femenino, donde otros huéspedes nos explicaron que debíamos entrar desnudos. La verdad es que los efectos de las aguas termales de origen volcánico sobre el cuerpo y la piel son más que recomendables. Si combinas este baño con otro en agua casi helada, el resultado es indescriptible. ¡Te quedas como nuevo!

Onsen Dormy Inn Premium Shibuya Tokio

Nos gustó del Dormy Inn Premium Shibuya

– La situación, a un paso del famoso cruce de Shibuya y, por tanto, de la zona de ocio y restaurantes.

– El onsen, una auténtica maravilla.

– La conexión wi-fi gratuita.

– El desayuno, por su variedad.

– El free shuttle a la estación de Shibuya.

– Aunque no los probamos, ofrece noodles a sus clientes a la hora de la cena sin ningún cargo adicional.

– Los pijamas, los más ‘chulos’ de todo el viaje.

– Las bicicletas eléctricas, a disposición de los clientes en la misma puerta y sin coste.

– El agua mineral -en el minibar- y el refresco de maíz, en el lobby, cortesía de la casa.

Shuttle Shibuya

No nos gustó

– El pequeño tamaño de la habitación.

– Que, como en casi todos los hoteles de Japón, haya que pagar al hacer el check-in. Además, este es a partir de las tres de la tarde.

Mövenpick Hotel Casablanca, un cinco estrellas con ‘hamman’

Piscina Mövenpick Hotel Casablanca

Nuestra primera toma de contacto con los hoteles de Marruecos no pudo ser mejor. El Mövenpick Hotel Casablanca se encuentra ubicado en el centro, muy cerca de la Medina y enfrente de una de las paradas del tranvía que recorre la ciudad. Es un cinco estrellas con todo lo necesario para relajarse tras un día de turismo, con habitaciones insonorizadas (menos mal) y decoradas al estilo contemporáneo con mucho gusto. Ofrece un spa de pago con sauna, hammam, servicio de masajes y tratamientos de belleza.

Cama Mövenpick Hotel Casablanca
Baño Mövenpick Hotel Casablanca

El Mövenpick Hotel Casablanca cuenta con un restaurante que sirve platos de cocina marroquí y mediterránea, además de un elegante bar de sushi. A nosotros nos vino de maravilla el primero de ellos para tomar un tentempié el día de nuestra llegada. Dispone de un completo bar con bebidas alcohólicas.

Sandwich Casablanca

La piscina en la azotea, la joya de la corona del Mövenpick Hotel Casablanca

En una ciudad tan calurosa como Casablanca, pocas cosas se agradecen más que tener la oportunidad de darse un refrescante baño tras una intensa jornada. Y la de este hotel es perfecta para ello. También dispone de una zona chill out que invita a la relajación con unas vistas panorámicas de impresión.

Piscina Mövenpick Hotel Casablanca
Chill out

Nos gustó del Mövenpick Hotel Casablanca

– La cama, amplia -más de dos metros de largo- y muy cómoda.

– El baño, en mármol oscuro y realmente grande.

– El wifi gratuito.

– La piscina y las vistas desde la terraza.

No nos gustó

– El personal es parco en palabras y no facilita cambio para el tranvía.

– Que, como en todos los hoteles de Marruecos, haya que pagar nada más llegar.

– El ruido del tráfico, aun en la planta novena, resulta casi insoportable.

El precio de la habitación estándar del Mövenpick Hotel Casablanca es de 110 euros por noche, sin desayuno. Si buscas un lugar para comer o cenar pescados y mariscos frescos en Casablanca, te recomendamos Ostrea. Muy cerca se encuentra también el afamado Rick’s Café, inspirado en la película de Michael Curtiz.

Hotel Pullman Eindhoven Cocagne, un desayuno para el recuerdo

Eindhoven fue la ciudad escogida para (casi) despedir el año en los Países Bajos. Antes de nuestra visita a Ámsterdam, paramos durante tres noches en la ciudad holandesa de moda. Os hablaremos más adelante de los (muchos) motivos para visitarla. Pero, antes, os recomendamos el Hotel Pullman Eindhoven Cocagne para descansar como marqueses.

Lobby del Hotel Pullman Eindhoven Cocagne

Somos muy fans de la cadena Accord, que engloba un buen puñado de hoteles con características totalmente distintas: desde los socorridos Ibis a los lujosos Sofitel. Pasando por los de gama media como Novotel o Mercure, hasta llegar a Pullman que, sin ser tan lujosos como Sofitel, hay detalles que marcan la diferencia.

Este del que escribimos es un elegante 4 estrellas con servicio de 5 en pleno centro de Eindhoven, a solo 500 metros de la estación de tren principal que conecta con otros municipios holandeses. Ofrece wifi gratuito en todas las instalaciones, sala de fitness y un pequeño spa con piscina, sauna finlandesa y sauna de infrarrojos para relajarse después de varias horas pateando la urbe.

Piscina climatizada Hotel Pullman Eindhoven Cocagne
Piscina climatizada
Sauna Hotel Pullman Eindhoven Cocagne
Zona de sauna

Las 320 habitaciones y suites del Pullman Eindhoven Cocagne son modernas. Y, en el caso de la nuestra, un estudio de 40m2, disponen de minibar, escritorio, zona de estar, cocina completa con cafetera Nespresso, hervidor de agua y un enorme cuarto de baño con albornoces, zapatillas y amenities de C.O. Bigelow.

Habitacion Hotel Pullman Eindhoven Cocagne

Un desayuno para el recuerdo en el Hotel Pullman Eindhoven

Cada mañana se sirve un fabuloso desayuno en el restaurante Vestdijk47, que tanto para almorzar como para cenar ofrece platos de gastronomía francesa combinada con estilos más clásicos. Hay que destacar que utiliza su propia receta de chocolate, el Cocagne Noir, en algunos de sus postres y platos principales.

Se trata de un desayuno bufet con cocina abierta donde puedes pedir huevos fritos, revueltos o diferentes variedades de tortillas recién preparadas. Además de gofres (con forma de corazón) también hechos al instante por un amable cocinero. Hay una zona caliente con beicon, patatas asadas, verduras a la parrilla, salchichas, etc.

Destaca una parte dedicada a alimentos sin gluten, otra con zumos detox y productos bajos en calorías. Otra con frutas ecológicas, gran variedad de panes, cereales, bollería casera y las dos estrellas de la más importante comida del día: una máquina para preparar tú mismo zumo de naranjas naturales y otra de yogur griego. ¡Nos encantó!

Desayuno bufet Hotel Pullman Eindhoven Cocagne
Tortilla Hotel Pullman Eindhoven Cocagne

Nos gustó

– El tamaño de la habitación, ideal para no sentirse agobiado en ningún momento.

– La piscina climatizada y su amplio horario (hasta las 11 de la noche).

– El desayuno, sobre todo, la máquina de zumo de naranja natural y la de yogur griego.

– El compromiso Planet 21 de la cadena, que incluye reciclaje de papel, vidrio, plástico…, También, bombillas de bajo consumo en las zonas de recepción y en las habitaciones, interruptor centralizado para ahorro de energía, recuperación del calor ambiental para optimizar el consumo de calefacción o productos ecológicos para la limpieza.

No nos gustó

– Al estar en una primera planta, la habitación apenas tenía luz natural.

El precio de las habitaciones del Pullman Eindhoven Cocagne varía desde 90 euros hasta 250, sin contar la suite presidencial. Los estudios pueden reservarse desde 110 euros. Hay que añadir un impuesto de 4 euros diarios por persona.

Temple Bar Hotel, alojamiento en pleno corazón de Dublín

Cama

Hace ya unos años que nos alojamos en el Temple Bar Hotel de Dublín. Situado en el mismísimo corazón de la capital irlandesa, como su propio indica, es un establecimiento que aúna las comodidades de un cuatro estrellas y la enorme ventaja de su ubicación, la mejor de la ciudad. ¿El precio? Desde 150 la habitación doble con desayuno.

Combina estilo boutique con un servicio inmejorable. Cada una de sus 136 habitaciones, divididas en 7 tipos, fueron completamente renovadas en 2016. Todas incluyen menaje para preparar té y café, agua embotellada y caja fuerte para guardar tu ordenador.

Cama Temple Bar Hotel
Baño Temple Bar Hotel

El desayuno del Temple Bar Hotel

El desayuno de este hotel de Dublín es de aquellos para el recuerdo. Hazte con un periódico y una buena taza de té, y elige. El típico Irish breakfast preparado al momento: con salchichas, huevos, baked beans, beicon y black pudding. O un bufet con quesos, embutidos, fruta fresca, cereales, zumos o bollería. Si quieres platos calientes, en cocina te prepararán al instante tortillas, tostadas francesas o porridge casero. Amplio y muy variado. Se sirve de lunes a viernes de 6:45 a 10:00. Sábados, domingos y festivos, de 7:00 a 10:30.

Irish breakfast Temple Bar Hotel

Nos gustó del Temple Bar Hotel

– La ubicación, en pleno corazón del Temple Bar. Y muy cerca de de dos de nuestros lugares gastronómicos preferidos: Temple Bar Food Market y Elephant & Castle.

– El contundente desayuno irlandés.

– El jovencísimo personal, siempre dispuesto a agradar.

– La cercanía de las 2 principales calles comerciales de Dublín, Grafton Street y Henry Street.

– La conexión wifi gratuita.

– Que nuestra habitación estuviera en la última planta, ya que los pubs cercanos cierran a las dos de la mañana y hay bastante ruido.

Un consejo

No vayas si buscas un alojamiento tranquilo en Dublín. El Temple Bar Hotel no es tu sitio.

*Unos años más tarde y en la misma calle, nos alojamos en el hotel de Bono y The Edge.

Créditos fotografías © Temple Bar Hotel

Hotel HF Ipanema Porto, un cinco estrellas para dormir en Oporto

El HF Ipanema Porto, un 5 estrellas con piscina y Lounge Bar en la azotea desde la que admirar impresionantes vistas de la ciudad, fue el hotel elegido para descansar en Oporto.

Lobby

Está situado muy cerca de las playas, el río Duero y el interesante Museo de la Fundación Serralves. Se encuentra algo alejado del centro, aunque bien comunicado por transporte público y bicicleta, que puedes alquilar en recepción desde 9 euros al día.

Sus 150 habitaciones se distribuyen en cinco categorías, siendo una de sus suites executive la elegida para celebrar mi cuarenta cumpleaños en tierras portuguesas. Dividida en dormitorio y salón, se trata de una estancia luminosa y muy amplia. Incluye wifi gratis, servicio de té, minibar y aire acondicionado.

Cama
Baño HF Ipanema Porto

Además de la habitación, una de sus zonas más destacables es la piscina en la última planta. Aunque no es demasiado grande, sí suficiente para darse un chapuzón y refrescarse después de un caluroso día de turismo en Oporto. Por la noche, se transforma en una zona chill out, excesivamente ruidosa y a la que tiene acceso cualquier persona aunque no se aloje en el hotel, previo pago de entrada.

Cada mañana e incluido en el precio, se sirve un desayuno bufet bastante completo: fruta fresca, cereales, zumos envasados, panes, bollería, platos calientes (huevos revueltos, beicon, tomates asados, baked beans…), infusiones, yogures… Al igual que ocurre con el Lounge Bar, el desayuno está abierto a clientes no alojados por un precio bastante módico, por lo que está bastante concurrido, si bien es cierto que reponen los alimentos con rapidez.

Bufet
Desayuno HF Ipanema Porto

El HF Ipanema Porto también dispone de gimnasio, pista de squash y servicio de masajes, disponible mediante previa reserva.

HF Ipanema Porto

Nos gustó del HF Ipanema Porto

– La amplitud de la suite, con el saloncito en el que trabajar cómodamente si, como a mí, no te queda más remedio.

No nos gustó

– Al no ser la zona chill out solo para huéspedes, es imposible disfrutar de una copa tranquilamente. Lo mismo que sucede en el desayuno.

El precio de la suite executive en AD es de 125 euros por noche, una excelente relación calidad-precio entre los hoteles de Oporto.

*Créditos fotografías © Ipanema Oporto.

Hotel Monterey Grasmere Osaka, dormir a 10 minutos de Dotonbori

Hotel Monterey Grasmere Osaka

Osaka fue, tras Tokio, la segunda parada de nuestro viaje por Japón. Nos habían recomendado que nos alojáramos cerca de la zona de Namba, y el Hotel Monterey Grasmere Osaka estaba bastante bien puntuado en la web donde siempre reservamos alojamiento. Ubicado a tan solo 10 minutos a pie de la calle Dotonbori, está comunicado con la estación de tren JR Namba. Cuenta con un museo de arte, habitaciones con wifi y 3 restaurantes para comer con vistas panorámicas a la ciudad: francés, japonés y tepanyaki.

Habíamos leído que uno de los pluses del Monterey Grasmere Osaka eran las impresionantes vistas, así que elegimos una habitación que las tuviera, ya que la diferencia en el precio era de unos 15 euros por noche, algo más de 100 en solo alojamiento al tratarse de un día de diario, ya que el fin de semana esta tarifa puede llegar a duplicarse.

Hotel Osaka
Baño Hotel Monterey Grasmere Osaka
Productos baño Hotel Monterey Grasmere Osaka

Una de las características del Hotel Monterey Grasmere Osaka es que la recepción está ubicada en la planta 22 y, de ahí para arriba, las habitaciones. La nuestra estaba en la 27 y nos permitió disfrutar de una excelente visión de una urbe brumosa, pero fascinante.

Vistas Hotel Monterey Grasmere Osaka
Vistas Osaka

Pero si hay algo que resulta curioso en el Monterey Grasmere Osaka es que haya una capilla dentro de él, también en la planta 22. Muchos grandes hoteles japoneses están especializados en bodas, de ahí que en éste decidieran que los novios pudieran celebrar su gran día sin salir de sus instalaciones.

Capilla

Nos gustó del Hotel Monterey Grasmere Osaka

– Las vistas de la ciudad desde la habitación y los restaurantes.

– La ubicación, a 10 minutos a pie de Dotonbori, y que esté conectado subterráneamente con la estación de tren JR Namba.

– La conexión wifi gratuita.

– Algunos amenities que no habíamos visto antes, como pinzas para el pelo.

No nos gustó

– Que el precio no incluyera el desayuno.

– Una vez más, el tamaño de las toallas de baño japonesas.

The B Kobe Hotel, descanso en la meca de la mejor carne de Japón

Cama

The B Kobe Hotel está situado a tan solo una parada de metro de la estación de Shin Kobe, en pleno centro. Kobe es una de las ciudades más jóvenes en población de todo Japón y, por tanto, con mayor marcha nocturna. Su nombre representa el balance entre las bes de breakfast (desayuno) y de bed (cama), que deben ser bueno y confortable, respectivamente. ¿El precio? Desde 90 euros la noche en doble superior.

Lobby

Hay otro tipo de habitaciones más económicas, pero preferimos invertir un poco más ya que siguiendo el estándar nipón, la mayoría de ellas suelen tener un espacio de lo más reducido. Esta contaba con zona de trabajo y servicio de té.

Cama The B Kobe Hotel
Zona de trabajo The B Kobe Hotel

El baño, junto al de The Prince Park Tower Tokyo, es uno de los más amplios que encontramos durante nuestro viaje por Japón. Tiene una amplia ducha y deliciosos productos de la marca Shisheido.

Baño
Ducha The B Kobe Hotel
Amenities

Entre sótano y vestíbulo, hay 13 establecimientos de diversa índole: hot yoga, restaurante italiano, gimnasio o peluquería. Allí se esconde Kobe Plaisir, donde tuvimos oportunidad de probar la cotizada carne de bueyes japoneses.

Carne de Kobe en Kobe Plaisir

Por 9 euros más (persona) puedes degustar un completo desayuno bufet en Alberta, el local italiano del sótano.

Bufet

Nos gustó de The B Kobe Hotel

– La conexión wifi gratuita en la habitación.

– El auto servicio de lavandería sin más coste que el detergente, muy útil si llevas ya unos cuantos días en Japón y necesitas lavar ropa.

– Su ubicación, en mitad del meollo nocturno de la ciudad.

– El gran tamaño de la habitación y del baño.

– El café de cortesía en el lobby.

– Los productos de baño de Shiseido.

– Que en los bajos se ubicara el restaurante Kobe Plaisir.

No nos gustó

– Los pijamas parecían batas de enfermera, por poner un pero.

– Que el check in sea a partir de las tres de la tarde y el check out hasta las once de la mañana.

– El ridículo tamaño de las toallas de baño japonesas.

Créditos fotografías © The B Kobe Hotel y Pasean2

Dormir en el Castillo de Modave, una experiencia única en Valonia (Bélgica)

Castillo de Modave Belgica

La primera noche de descanso en nuestro viaje por Bélgica, gracias al concurso organizado por la Oficina de Turismo, no pudo ser mejor. Tras una deliciosa cena en el restaurante Victoria de Durbuy, nos alojamos en el Castillo de Modave.

Modave es una pequeña población de apenas 4.000 habitantes, a tan solo 14 kilómetros de Huy. Su castillo es el monumento más representativo de la zona y fue construido en el siglo XIII. Aunque remodelado por completo en 1658 de la mano de la familia De Marchin. Excepto la parte destinada a alojamiento, a la que solo pueden acceder los huéspedes, puede visitarse casi en su totalidad. 

Castillo de Modave Belgica

Sala de Guardia, Sala de Hércules o Salón de Recepción son de gran belleza. Y, por unos minutos, sentirás que eres de la realeza admirando su techos altos y suelos de madera. Abre del 1 de abril al 15 de noviembre, de 10 de la mañana a 6 de la tarde, así como en Navidad. La entrada cuesta 9 euros, siendo gratuita para menores de 12 años.

Silencio, la mejor compañía en el Castillo de Modave

La antigua residencia del servicio es ahora donde se alojan los clientes del Castillo de Modave. Este es el aspecto que presentaba mi habitación, amplia y luminosa, con unas bonitas vistas al enorme jardín. El baño se divide en dos partes: aseo, y zona de lavabo y bañera.

Habitacion Castillo de Modave Belgica
Zona de trabajo
Jardines Castillo de Modave Belgica
Antiguas caballerizas

En la parte noble, donde residían ‘los señores’ y que acaba de ser reformada, se sirve cada mañana un delicioso desayuno a base de quesos, embutidos, panes recién horneados o bollería casera.

Desayuno Castillo de Modave Belgica

El Castillo de Modave cuenta con 22 habitaciones totalmente equipadas, incluida conexión wifi gratuita. Los precios oscilan entre los 70 euros de la individual y los 150 de la Junior Suite. ¿Lo mejor? Al estar en mitad del campo no escucharás ni un ruido. Y la vista nocturna del cielo estrellado es, sencillamente, espectacular.

The Clift Royal Sonesta Hotel, un cinco estrellas en San Francisco

Baño

Situado en el número 495 de Geary Street (San Francisco, Estados Unidos) The Clift Royal Sonesta rebosa un lujo excéntrico que el viajero aprecia nada más pisar su hall. Pese a rondar el siglo de existencia, este alojamiento de cuatro estrellas combina a la perfección la energía de la mítica urbe con glamur al más puro estilo Hollywood. De hecho, es fácil toparse con alguna estrella catódica deambulando por su lobby made in Philippe Starck. O apoyado en alguna de las sillas de Ray y Charles Eames, tomando un café en la mesa diseñada para tal motivo por Salvador Dalí, cerca del banco surrealista de Renee Marguerite o admirando una escultura de William Sawaya.

The Clift San Francisco

Un detalle más. La enorme chimenea que gobierna la recepción puede hechizarte hasta el punto de olvidar todas tus pertenencias. Como le pasó a quien escribe estas líneas.

The Clift Royal Sonesta San Francisco

Cerca de las tiendas de Union Square y de la mítica Nob Hill, una de las «Siete Colinas» de San Francisco que da nombre al barrio, The Clift Royal Sonesta permite al viajero sentir el latido de la ciudad sin cansarse, ni perderse o, simplemente, asomándose a su entrada.

Las habitaciones son muy amplias, silenciosas, con vistas al skyline, de cuidada decoración, con guardarropa y mueble bar.

The Clift San Francisco
Baño
Detalles The Clift Royal Sonesta Hotel

Mención especial para la espectacular localización del comedor donde solo sirven desayunos…

Bufet The Clift Royal Sonesta Hotel

…porque de noche se convierte en Redwood Room uno de los bares de moda en esta capital del silicio y el emprendimiento.

Redwood Room Bar San Francisco-min

Nos gustó de The Clift Royal Sonesta Hotel

– El ambiente de modernidad que se percibe nada más entrar en su lobby.

– El desayuno, que sin ser muy variado te permite desperezarte ante tanta exuberancia.

– La conexión wifi gratuita y su magnífica localización en el centro neurálgico de San Francisco.

– Es un hotel eco-friendly. De ello da buena muestra el santuario de 10 colmenas con más de 10.000 abejas que habitan en su tejado.

– Las bicicletas de cortesía que te permiten, por ejemplo, ir de San Francisco a Sausalito atravesando el Golden Gate.

No nos gustó

– La fianza diaria que absorbe la dirección del hotel de tu cuenta bancaria sin avisar y a pesar de contratar la estancia desde España.

El precio de la habitación estándar puede superar los 300 dólares la noche, así que mejor reservad con mucha antelación.

Créditos fotografías © Pasean2 y The Clift Royal Sonesta Hotel

Hotel Zenit Valencia, una opción económica frente a la Estación del Norte

Habitacion

Situado frente a la Estación del Norte y en pleno casco histórico, el Hotel Zenit Valencia es perfecto para una escapada a la Ciudad del Turia, como fue la nuestra el verano pasado con la excusa de la boda de unos amigos. Habitaciones acogedoras y coquetas, con suelos de madera, amplio baño y cómodo sofá. ¿Los precios? Es verdad que, siempre que hemos visitado Valencia, ha coincidido con el Gran Premio de Cheste y las tarifas son elevadísimas. Pero en esta ocasión el precio rondó los 75 euros con desayuno, excelente, ya que estamos hablando de un cuatro estrellas.

Bar Zenit Valencia

La habitación doble estándar combina ambientes de relax, trabajo y descanso para una estancia estupenda. Los acabados son modernos y dispone de escritorio de trabajo, minibar, caja de seguridad y conexión wifi gratuita. El Hotel Zenit Valencia ofrece, además, carta de almohadas, gimnasio y sauna para relajarse tras una larga jornada de trabajo o turismo.

Habitacion
Baño Zenit Valencia

A primera hora, en el Restaurante Azahar, se puede disfrutar de un completo y elaborado desayuno. Incluye productos aptos para celíacos y dietéticos, sin olvidar su rincón mediterráneo con una propuesta sana y equilibrada. Fruta fresca, quesos, embutidos, diferentes tipos de panes o cereales te esperan para empezar el día con toda la energía.

Bufet Zenit Valencia
Desayuno

Nos gustó del Hotel Zenit Valencia

– La perfecta ubicación, en el centro de la ciudad.

– Su terraza y espectaculares vistas desde ella.

– La amabilidad del personal.

– La conexión wifi gratuita.

No nos gustó

– La tele está ‘pegada’ para que no se la lleven, lo que hace imposible moverla y solo puede verse desde la cama, no desde el sofá (un detalle menor). 

Si te apetece comer en Valencia, no te pierdas nuestras recomendaciones. Desde los mejores arroces de la Playa de la Malvarrosa en La Pepica, hasta las dos Estrellas Michelin de Ricard Camarena o los delicados platos de Arrocería Duna, en El Saler.

Créditos fotografías © Hotel Zenit Valencia

Maldron Hotel Derry, el mejor descanso en Londonderry

Cama Maldron Hotel Derry

Una de las paradas en el Eyre Trip tuvo lugar en Derry (o Londonderry), ciudad de Irlanda del Norte -la segunda en número de población- que pertenece a Reino Unido. La oferta hotelera no es demasiado amplia y elegimos el Maldron Hotel Derry, muy cercano a la Estación de Autobuses y en pleno centro.

Maldron Hotel Derry

Con una ubicación ideal dentro de las murallas, ofrece 93 habitaciones, gimnasio, bar y restaurante. Hay varios tipos de habitaciones disponibles, desde dobles y ejecutivas hasta espaciosas estancias familiares y suites. Todas han sido diseñadas pensando en la comodidad.

Cama Maldron Hotel Derry

El delicioso desayuno del Maldron Hotel Derry

Beicon a la parrilla, salchicha de cerdo, black pudding, tomate a la plancha, champiñones salteados, huevos a tu elección: fritos, escalfados o revueltos, y tostadas. Así de completo es el desayuno recién preparado del Maldron Hotel Derry. También ofrece una opción vegana de chapata a la plancha con champiñones salteados.

Baked beans
Desayuno
Porridge

Si prefieres algo más sano, tu elección deberá ser el Maldron Vitality Breakfast, con croissant de pan integral con alto contenido de fibra, selección de quesos y yogures, fruta fresca, cereales y granola.

Y si eres de los perezosos que les gusta desayunar en pijama en la habitación, deberás pedir el Vitality Breakfast On-The-Go (también disponible para llevar). Con zumo de naranja, Special K, leche y bol, plátano, yogur, y croissant con mermelada y mantequilla. Puedes preparar té y café en tu habitación gracias al servicio gratuito del mismo, o coger uno para el camino en Red Bean Roastery Coffee.

Nos gustó del Maldron Hotel Derry

– La ubicación, cerca de los puntos más turísticos, y con vistas a la muralla, de casi 400 años de antigüedad.

– El desayuno, con zumo de naranja natural, yogur fresco y gran variedad de platos calientes para tomar el típico irlandés. Además de curiosidades como el Hair of the dog, que se prepara con zumo de tomate, tabasco, salsa Worcestershire y apio (lo que viene a ser un Bloody Mary sin vodka) o gachas con avena a las que te sugieren añadir un toque de whisky para hacerlo Irish.

Maldron Hotel hair of the dog

Créditos fotografías © Maldron Hotel Derry y Pasean2.

Flemings Selection Hotel Wien-City, alojamiento en el centro de Viena

Flemings Selection Hotel Wien-City

Ocupando los números 10 y 12 de la empinada Josefstädter Straße se encuentra Flemings Selection Hotel Viena. Céntrico, muy bien conectado con las líneas de metro y tranvía, es perfecto también para ir andando a la Ópera o al Parlamento de esta capital austriaca.

En las habitaciones se aprovecha al máximo el espacio, ya que la cabina acristalada de ducha se ubica en el mismo cuarto que las camas. Detalles como fruta de cortesía, adaptador para smartphones o la amplia selección de almohadas convierten la estancia en un lugar ideal para el descanso después de una larga jornada recorriendo museos, palacios y jardines.

Flemings Selection Hotel Wien-City

El desayuno del Flemings Selection Hotel Viena se ofrece en la zona denominada brasserie. En este moderno salón, además de escoger productos típicos del país en un variado bufet, se puede elegir entre distintos tipos de tortilla para empezar el día con fuerza. Estanterías de madera muestran un amplio abanico de lácteos, frutas, zumos, ensaladas, panes recién salidos del horno, fiambres, quesos, patés, pescados y por supuesto, pasteles elaborados en Viena.

Fleming’s Deluxe Hotel
Salmón
Pasteleria Flemings Selection Hotel Wien-City

No todo es sentarse a la mesa en el Flemings Selection Hotel Viena. Y eso que al lado de recepción surge un elegante restaurante. Más al fondo, un Wine Bar con los mejores vinos de Austria y otras regiones de esta parte de Europa. Una zona con salas de convenciones y otra para gimnasio, sauna o tratamientos de belleza completan las instalaciones.

Wine Bar Flemings Selection Hotel Wien-City

Nos gustó del Flemings Selection Hotel Viena

– Comprobar que la ubicación permite ir andando al centro histórico sin apenas darse cuenta. Además, si llueve o hace frío, dos líneas de tranvía hacen parada frente al hotel y la boca de metro se halla justo al doblar la esquina.

– Comprar en la misma recepción la Vienna City Card. Por poco más de 20 euros incluye 72 horas de transporte público ilimitado y multitud de propuestas de ocio. También, descuentos en museos, palacios, cruceros por el Danubio e, incluso, restaurantes.

– Acceder a Internet vía wifi sin coste añadido en la factura y así cada mañana organizar la jornada viajera en el lobby con la inestimable ayuda de Google Maps.

No nos gustó

– La multa de 10 euros que impone la dirección si no entregas el paraguas prestado, que en nuestro caso robaron en un restaurante. En compensación el cliente debiera cobrar las horas que hace de soporte publicitario…

Créditos fotografías © Pasean2 y Flemings Selection Hotel Wien-City

Hotel Intercontinental Varsovia, un cinco estrellas de lujo

Habitacion Intercontinental Warsaw

La cadena Intercontinental es de sobra conocida por sus establecimientos repartidos a lo largo y ancho del planeta. Hacía tiempo que teníamos ganas de dormir en uno de sus hoteles. Varsovia y sus precios, mucho más módicos que en el resto de Europa, fueron la excusa perfecta para reservar en el Intercontinental Warsaw, en pleno centro.

Y, ya puestos, por unos euros más, nos apetecía pasar nuestra última noche en Polonia en una de sus habitaciones deluxe con acceso al club lounge. Sin duda, una de las mejores experiencias que hemos tenido en mucho tiempo.

Un espumoso con vistas a Varsovia
Un espumoso con vistas a Varsovia

La habitación del Intercontinental Varsovia

Amplísima, con 35 metros cuadrados, y una confortable cama con carta de almohadas. Además de wifi de cortesía, incluye un gran escritorio para trabajar cómodamente, cafetera Nespresso, hervidor de agua y facilidades para preparar té, con servicio de leche sin ningún coste durante gran parte del día.

Habitacion Intercontinental Warsaw
Cama de la habitación superior del Intercontinental Warsaw

El baño del Intercontinental Varsovia

Con ducha y bañera separadas, espejo de aumento, peso, deliciosos amenities y la posibilidad de escuchar la televisión gracias a un curioso sistema de audio. Además de albornoces y zapatillas, pone a disposición de sus clientes un buen número de esponjosas toallas.

Baño
Bañera
Ducha
Amenities Intercontinental Varsovia

Las vistas desde la habitación

Situado frente al Palacio de la Cultura, uno de los edificios más emblemáticos de la capital polaca, las vistas desde algunas de las estancias del Intercontinental Varsovia son espectaculares. Nuestra habitación, en la planta 33, nos regaló estas imágenes.

Vistas desde Intercontinental Varsovia

El club lounge, la joya del Intercontinental Varsovia

Está ubicado en la planta 41 y goza de vistas casi en 360 grados de Varsovia. Abre de 7 de la mañana a 9 de la noche y, durante todo el día, ofrece una gran selección de refrescos, snacks, infusiones y cafés. Desde los macarons de la hora del té al desayuno, pasando por el pequeño bufet de la cena, todo resulta perfecto en el club lounge, al que se accede con una tarjeta especial.

Exclusividad absoluta

Solo sirve alcohol de seis a ocho de la tarde, pero la variedad no puede ser mayor: vinos, cervezas de varios tipos, espumoso y licores como vodka, coñac, ron, whisky, ginebra o tequila. Además de la exclusividad de un espacio como éste, merece la pena pagar algo más y disfrutar así de una cena ligera, con varios platos calientes, ensaladas, quesos y sopas. O desayuno a la mañana siguiente, en el que es posible pedir huevos o tortillas al gusto hechas al momento. Detalles como varios tipos de leche, fruta fresca o confituras caseras marcan la diferencia en el Intercontinental Varsovia.

Club lounge Intercontinental Varsovia
Wiener Schnitzel y patatas asadas
Club lounge Intercontinental Varsovia
Ensalada de calabaza asada
Club lounge Intercontinental Warsaw
Selección de quesos
Club lounge
Nuestra pequeña cena en el Club Intercontinental de Varsovia
Desayuno Club lounge Intercontinental Varsovia
Desayuno con tortillas recién hechas
Club lounge Intercontinental Varsovia
Macarons

Zona wellness o la guinda del pastel

Ya sabéis que somos unos amantes de spas y piscinas climatizadas. Junto al del Sofitel Hamburg, The Westin Valencia y el onsen del Hotel Dormy Inn, en Tokio, el del Intercontinental Varsovia ha pasado a ser uno de nuestros favoritos.

Al lado de su gran piscina con vistas a Varsovia, hay un jacuzzi para seis personas, sauna y baño de vapor. Y los deportistas pueden ejercitarse en las enormes instalaciones de su gimnasio, con todo tipo de aparatos para mantenerse en forma. El horario es amplísimo, hasta las once de la noche. Y con una excelente noticia para los que somos poco amigos de los niños: no se permite su entrada a partir de las seis de la tarde, con lo cual silencio y relax están más que asegurados.

Piscina Intercontinental Varsovia
Piscina con vistas a una helada Varsovia

Al ser los primeros días de 2017, el precio de esta habitación era algo superior a lo normal: alrededor de 160 euros. Pero te recomendamos que eches un vistazo a su web para encontrar una buena oferta y alojarte en uno de los mejores hoteles de Varsovia. ¡No te arrepentirás!

Martin’s Waterloo, un hotel de cuatro estrellas repleto de encanto

Habitacion

El hotel Martin’s Waterloo fue otra de las sorpresas del blogtrip Destino Bélgica. Este encantador establecimiento, donde cada espacio tiene su propia personalidad, ofrece 79 amplias habitaciones decoradas con muy buen gusto.

Una antigua refinería de azúcar

La historia del Martin’s Waterloo está unida a la próspera industria de la ciudad a principios del siglo XIX. En 1863, se fundó la Raffinerie Nationale de Sucre Indigène et Exotique, que compró el sitio actual donde se ubica este hotel. El edificio fue hipotecado y revendido más de una vez. Fue una planta en la que se producía leche condensada, vivero de corderos e, incluso, una empresa de demolición. También, la compañía belga de radio y televisión de lengua francesa estableció allí un estudio de cine. Tras albergar diversos servicios municipales, en 1989, el holding Louis de Waele reconstruyó el sitio por completo. Tres años más tarde, nacían Martin’s Waterloo y su restaurante La Sucrerie.

Entrada Martins Waterloo

Las habitaciones más sencillas, denominadas Charming, disponen de 30 m² de espacio. Son el lugar ideal para relajarse después de una larga jornada de turismo como las que vivimos durante este fantástico blogtrip. Colores arena, muebles de madera de fresno con incrustaciones, cortinas de tafetán y lujosas colchas dan a las estancias un ambiente muy british.

Habitacion Martins Waterloo
Baño Martins Waterloo

La oferta gastronómica de este hotel en Waterloo la protagonizan el Sucrerie Restaurant, donde se preparan almuerzos y cenas. Y el Bar Le Club que, además de una amplia variedad de bebidas, sirve de escenario para un delicioso y completo desayuno bufet.

Bufet Martin's Waterloo
Desayuno Martin's Waterloo

Nos gustó del Martin’s Waterloo

– Las amplias habitaciones y modernos baños -con ducha efecto lluvia-.

– La conexión wifi gratuita.

– El desayuno bufet… ¡con zumo de naranja natural!

– Los pequeños detalles, como bombones a la llegada, esponjosos albornoces, copa de bienvenida…

No nos gustó

– Es necesario coche para desplazarse hasta el centro de Waterloo (por ponerle un pero).

Créditos fotografías © Martin’s Waterloo Hotel

Warwick Brussels, hotel de lujo junto a la Grand Place de Bruselas

Desayuno

El antiguo Royal Windsor es uno de los hoteles más lujosos de Bruselas y de toda Bélgica. Situado a un tiro de piedra de la Grand Place -literalmente a la vuelta de la esquina-, el Warwick Brussels nos alojó durante la última etapa del blogtrip Destino Bélgica. Muy cerca se encuentran algunas de las atracciones más importantes de la ciudad, como el Manneken Pis o el Museo de Instrumentos Musicales.

Aunque las habitaciones son un poco pequeñas y la cama ocupa gran parte del espacio, todas han sido recientemente reformadas. Maderas cálidas, papeles pintados en tonos suaves, alfombras estampadas y elegantes muebles dan un toque repleto de encanto a las 267 estancias del Warwick Brussels. También cuenta con 21 suites.

Habitacion
Baño

El delicioso desayuno de este cinco estrellas de Bruselas

Después de una noche de sueño reparador, el Salon Grand Place espera con un fabuloso desayuno bufet completo. Gran variedad de zumos frescos, amplio surtido de pasteles artesanales, selección de panes, mermeladas, compotas orgánicas, granola y yogur casero… Aún hay más: embutidos y fiambres, patés, salmón ahumado cortado a mano, quesos y ensaladas, huevos revueltos, frutas frescas… Sí, un desayuno para el recuerdo.

Desayuno Warwick Brussels
Bufet Warwick Brussels

En la oferta de restauración de este cinco estrellas no podía faltar una propuesta como Chutney’s. Esta típica brasserie es conocida en toda Bruselas por su servicio y cocina. Mejillones, croquetas de gambas, patatas fritas, vinos internacionales y las famosas cervezas belgas te esperan para rematar la jornada con una fantástica cena. Y, si todavía tienes ganas de más, termina la noche en el Warwick Bubbles Bar con un cóctel recién preparado.

Bar

Nos gustó del Warwick Brussels

– La excelente ubicación, a la vuelta de la esquina de la Grand Place.

– La cama -confortable como pocas- con almohadas de ensueño.

– El desayuno bufet, uno de los más amplios que hemos visto.

– Contemplar la cúpula de la Grand Place desde la habitación.

El precio del Warwick Brussels es de unos 150 por noche, dependiendo de la temporada.

Créditos fotografías © Warwick Brussels

Hotel Valencia Center, alojamiento frente a la Ciudad de las Artes

Piscina Hotel Valencia Center

Situado a 400 metros de la Ciudad de las Artes y las Ciencias, el Hotel Valencia Center es una buena opción para alojarse en la Ciudad del Túria en cualquier época del año. Este cuatro estrellas dispone de 140 habitaciones, sauna, gimnasio y una pequeña piscina exterior.

Hoteles Center es una cadena relativamente joven con establecimientos situados estratégicamente en Barcelona, Sevilla, Córdoba, Badajoz y Granada. El de la Ciudad Condal, Casa Fuster, un cinco estrellas gran lujo ‘monumento’, es su buque insignia.

Cama
Baño Hotel Valencia Center

El desayuno del Hotel Valencia Center se sirve en un amplio salón y cuenta con todo lo necesario para empezar la mañana con mucha energía: embutidos, fiambres, cereales, fruta fresca, bollería y una buena variedad de panes.

Desayuno

El Hotel Valencia Center dispone de bar, servicio de habitaciones y un restaurante que sirve cocina mediterránea. Si estás cansado después de un día de turismo por la ciudad, su cafetería ofrece una pequeña carta con diferentes opciones de picoteo: sándwiches, hamburguesas o ensaladas. Pero, también, carnes, pescados y arroces.

En la última planta hay un pequeña piscina donde refrescarse. Echamos en falta una zona de solárium más amplia, ya que había muy pocas tumbonas, unas 5, y en tan poco espacio apenas queda sitio para colocar una toalla.

Piscina Hotel Valencia Center

Nos gustó del Hotel Valencia Center

– La conexión wifi gratuita.

– La buena comunicación que tiene por autobús con las playas y el centro de Valencia.

– La terraza, perfecta para relajarse leyendo la prensa o bebiendo un té.

– La amabilidad del personal de recepción.

– La limpieza de la habitación, impoluta.

– La carta de almohadas.

No nos gustó

– Una vez más y en un hotel de Valencia, la tierra por excelencia de los cítricos, el zumo de naranja no era natural.

Si buscas restaurantes en Valencia, aquí te dejamos nuestras recomendaciones.

Créditos fotografías © Hotel Valencia Center

Barceló Costa Vasca, un hotel minimalista para dormir en San Sebastián

Habitacion

Hemos de confesar que es la tercera vez que nos hospedamos en un hotel en Donostia (Monte Igueldo y Punta Mompás fueron los otros dos). Siempre nos hemos decantado por pensiones en la Parte Vieja, pero el precio del cuatro estrellas Barceló Costa Vasca nos convenció. Hay que recordar que las pensiones ‘decentes’ de las que hablamos superan los 100 euros en temporada alta. Sí, habéis leído bien. Y es que esta bella ciudad tiene algunos de los alojamientos más caros de España.

Lobby
Bar

El Barceló Costa Vasca dispone de habitaciones dobles desde 80 euros por noche, sin desayuno. Amplias, vanguardistas y luminosas. El escritorio y la conexión wifi gratuita la hicieron perfecta para una escapada de trabajo como era San Sebastian Gastronomika.

Habitacion

El baño es de los mejores que hemos visto en un establecimiento de esta categoría (una pena que la puerta sea corredera y no llegue a cerrarse por completo). La ducha, con columna de hidromasaje, es ideal para relajarse después de una jornada agotadora en la fila 0 del Kursaal.

Baño Barceló Costa Vasca

Unas semanas antes de mi visita, lo comenté en el Twitter del Costa Vasca. Dijeron que iban a darnos una sorpresa. ¡Y vaya si nos la dieron! Nos encontramos un suculento postre, una botella de agua, albornoces y zapatillas. Además, cambiaron los amenities básicos por estos tan maravillosos que veis más abajo (vaya olor más rico), y dejaron un patito de goma dentro de la ducha que era una monada. ¡Y solo por comentarlo en Twitter!

Amenities Barceló Costa Vasca
patito

Nos gustó del Barceló Costa Vasca

– La conexión wifi gratuita y el escritorio de trabajo.

– El inmenso baño.

– Los detalles que tuvieron por comentar la reserva a través deTwitter.

No nos gustó

– Que haya que coger coche o autobús para llegar a la Parte Vieja (a unos 30 minutos caminando).

– Como casi siempre, el excesivo precio del minibar y del servicio de habitaciones.

– No coincidir con la temporada de verano para probar la piscina.

Barceló Costa Vasca

Créditos fotografías © Barceló Costa Vasca y Pasean2

Hotel Palafox, estilo clásico muy cerca de la zona de tapas de Zaragoza

Habitacion

Para los que no disponemos de coche es más que necesario buscar alojamientos que estén céntricos. En una ciudad tan grande como Zaragoza, no lo dudamos ni un momento. El Hotel Palafox nos ofrecía, por menos de 100 euros la noche, inmejorable situación y la calidad de un cinco estrellas. Y muy cerca de la zona de tapas por excelencia, El Tubo. Se encuentra a solo 5 minutos a pie del casco antiguo y dispone de piscina de temporada y solárium en la azotea con vistas magníficas. Cuenta con conexión wifi gratuita en todas sus instalaciones.

Sus elegantes 179 habitaciones tienen suelo de moqueta y están decoradas al estilo clásico. Incluyen una zona de estar realmente útil y servicio de té. Además, carta de almohadas, servicio de habitaciones 24 horas, gimnasio y sauna.

Habitación Hotel Palafox
Baño Hotel Palafox
Amenities Hotel Palafox

Un desayuno de cinco estrellas

El Hotel Palafox presume de cinco estrellas en su desayuno:

1. Café Nespresso.

2. Zumo de naranja recién exprimido.

3. Croissants horneados cada mañana al más puro estilo francés, con interior de mantequilla y crujiente hojaldre.

4. Fruta ecológica de Gardeniers, que llega directamente del campo al hotel.

5. Tortilla de patata, cocinada con huevos de la más alta calidad, patatas de producción ecológica y «todo el cariño que nuestros cocineros ponen cada mañana en ofrecerles lo mejor».

Desayuno
Tortilla

Nos gustó del Hotel Palafox

– Sin ninguna duda, la cama. Una de las más confortables en las que hemos dormido. Enorme y con excelentes almohadas.

– La amplitud del baño.

– El precio del agua del minibar, a 2 euros (algo insólito en un cinco estrellas).

– El delicioso desayuno.

No nos gustó

– Que publiquen en su carta servicios que no ofrecen, como prensa gratuita diaria.

– La piscina estaba cerrada a pesar del calor que hacía en Zaragoza. Aunque, como indican en su web, el último día era el 30 de septiembre y nosotros llegamos el 1 de octubre.

– Las voces de las camareras… Una vez más se olvidan de que los clientes quieren descansar a las 7 de la mañana.

Hotel Silken Ciudad de Vitoria, cuatro estrellas en pleno centro

Lobby

Con motivo de la Semana de la Cazuelita nos alojamos en el Silken Ciudad de Vitoria. Este hotel en el centro de la capital de Álava está galardonado con cuatro estrellas y se sitúa a 300 metros de la estación de tren. Cuenta con 149 acogedoras y confortables habitaciones. A ellas se accede desde un impresionante vestíbulo iluminado por una gran claraboya que lo inunda de luz natural.

Lobby

Las estancias se dividen en diferentes tipos: confort, confort con cama supletoria, habitación en planta Silken Club, mini suite en planta Silken Club y suite. Todas disponen de televisión de plasma, escritorio de trabajo, conexión wifi gratuita, minibar, caja fuerte y baño completo con amenities de té verde.

Habitacion Silken Ciudad de Vitoria
Baño Silken Ciudad de Vitoria

El desayuno, amplio y variado, se presenta en un coqueto comedor decorado en madera. Fruta fresca, embutidos, fiambres, quesos, pequeños bocadillos gourmet, huevos revueltos, beicon, chistorra, postres caseros, cereales… Para empezar el día con mucha energía. Se divide en diferentes zonas: bufet frío, bufet caliente, el rincón del pan o la pastelería.

Comedor Silken Ciudad de Vitoria
Desayuno
Bufet frio Silken Ciudad de Vitoria

El establecimiento ofrece a sus huéspedes una planta Silken Club con servicios exclusivos como prensa diaria, servicio de café y té en la habitación, lavado y planchado de camisa de lunes a jueves, late check-out, atención VIP, y albornoz y zapatillas en las habitaciones.

En su bonito bar también podrás disfrutar de un ambiente de lo más agradable. Vinos, cervezas, cócteles y picoteo son algunas de sus propuestas. Por su parte, el restaurante Vitoria sirve cocina tradicional y menú del día por 22 euros.

Bar

Nos gustó del Silken Ciudad de Vitoria

– La confortable cama y mullidas almohadas.

– El desayuno (con zumo de naranja natural) y que sirven en la habitación sin coste adicional.

– La situación, muy cercana a la zona de tapeo.

– Su compromiso con el medioambiente le ha hecho merecedor del ‘Sello Verde’, siendo el primer hotel español en conseguirlo.

Créditos fotografías © Silken Ciudad de Vitoria

Eurostars Grand Marina Hotel GL, lujo con vistas al Mediterráneo en Barcelona

Piscina

Hace algunos años tuvimos la suerte de dormir en el Eurostars Grand Marina Hotel GL, un Gran Lujo situado en el World Trade Center de Barcelona. Por algo menos de 200 euros la noche pudimos disfrutar de este alojamiento y sus espectaculares vistas. Estas fotos son de su web, ya que entonces Pasean2 no existía y no se nos ocurrió hacerlas para mostrarlas.

Lobby Eurostars Gran Marina

Las habitaciones son amplias y algunas, como la nuestra, te permiten contemplar la ciudad desde sus ventanales. Camas confortables con carta de almohadas con nombres de actrices (¿te apetece dormir sobre una Marilyn Monroe?), suelos de madera, vestidor, y baño con cabina de ducha y bañera de hidromasaje. No falta ni un detalle. Hasta los amenities te dejan con la boca abierta: crema relajante para las piernas, desodorante, espuma de afeitar, crema refrescante para la cara, esponjas vegetales… Y además, la conexión wifi es gratuita.

Habitacion
Baño Eurostars Gran Marina

Nos enamoraron las vistas desde la terraza. Desde ella puede contemplarse toda la ciudad de Barcelona, el puerto y la zona del Maremagnum. Nos quedamos sin palabras ante tamaña inmensidad.

Piscina Eurostars Gran Marina

En pleno mes de agosto la temperatura de la Ciudad Condal es abrasadora. Menos mal que uno de los servicios que ofrece Eurostars Gran Marina es su piscina. Pequeña, pero suficiente para darse un chapuzón y refrescarse. Si la intercalas con su jacuzzi, instalado dentro del completísimo gimnasio, la sensación es de lo más agradable. Tanto, que no te apetecerá salir ni para comer. En el bar de la terraza puedes degustar ensaladas o diferentes snacks.

El desayuno del Eurostars Gran Marina

Además de un completo y variado desayuno bufet, el Eurostars Grand Marina propone opciones de desayunos saludables, elaborados con productos locales. En esa propuesta healthy no faltan zumos détox, cargados de vitaminas y antioxidantes.

Desayuno

Nos gustó del Eurostars Gran Marina

– El (grandísimo) tamaño de la cama.

– La variedad de amenities.

– Las vistas desde cualquier punto del establecimiento.

No nos gustó

– No quedarnos más noches.

Créditos fotografías © Eurostars Gran Marina

Capitol Hill Hotel, dormir en el barrio más vibrante de Washington

Lobby

Situado en el histórico barrio de Capitol Hill, del que toma su nombre, y a escasas calles del Capitolio, este hotel boutique de tres estrellas es ideal para una escapada de 3 o 4 días a la capital de Estados Unidos, Washington.

Lobby Capitol Hill Hotel

Recientemente renovado, ofrece amplias y luminosas habitaciones decoradas en blanco, negro y rojo, equipadas con una pequeña cocina, además de desayuno continental gratuito. ¿El precio? Desde 140 euros, la noche.

Habitacion Capitol Hill Hotel
Baño
Cocina Capitol Hill Hotel

El desayuno del Capitol Hill Hotel deja bastante que desear. Además, se sirve en un comedor minúsculo para las 152 habitaciones de las que se compone. Se resume en: bagels, pan de molde, cereales, un tipo de queso, salami, huevos duros, mantequilla, mermelada, zumo de naranja y de manzana. Bien es cierto que la mayoría de hoteles de los Estados Unidos no lo incluyen en el precio pero, la escasez sumada a tener que esperar mesa un buen rato, hace que te den ganas de escaparte a la cafetería de la esquina.

Un detalle que nos encantó fue la degustación de vinos gratuita que cada tarde llevan a cabo en el lobby. Durante una hora, puedes probar varios blancos y tintos de California en un ambiente de lo más relajado y confortable.

Nos gustó del Capitol Hill Hotel

– El agua con limón casi helada -para aplacar los calores de Washington en julio- y las infusiones y cafés de cortesía en el lobby.

– Los amenities de L’Occitane en Provence.

– La conexión wifi gratuita.

– Que sea un hotel 100% libre de tabaco.

– La degustación de vinos gratuita cada día, aunque fuera a la seis de la tarde.

No nos gustó

– El caos del desayuno.

– El personal, no excesivamente simpático.

– La puerta de la habitación hace mucho ruido al cerrarse y, si como nuestra maleducada vecina no la sujetas, se convierte en una pesadilla.

Créditos fotografías © Capitol Hill Hotel