Un paseo por el Trastevere (Roma)

El Trastevere es, sin lugar a dudas, el barrio más encantador de Roma. Quien lo visita desea regresar para pasear por sus calles adoquinadas y disfrutar en alguna de las coquetas terrazas con manteles de cuadros que lo caracterizan. A mí me gustó tanto en mi primera visita que fue el lugar elegido para alojarnos durante nuestra estancia.

Recibe su nombre por el cercano río Tiber (‘tras el Tíber’ es su traducción). Es el lugar ideal para poder moverse con facilidad por la Ciudad Eterna y visitar sus principales monumentos y atracciones turísticas. Vaticano, Piazza di Espagna, Fontana di Trevi, Piazza Navona, Mercato Campo di Fiori… Ninguno está a más de 40 minutos caminando.

Trastevere

La Piazza di Santa María in Trastevere, en la que se ubica la antiquísima Basílica de Santa María, es el centro neurálgico del barrio y su enorme fuente es punto de encuentro o descanso. En la zona hay otras iglesias más modestas, tiendas de ropa y complementos, típicas trattorias, bares de copas… No le falta de nada, pero si algo le hace seductor por encima de los demás es que en él pueden contemplarse escenas cotidianas que parecen sacadas de un par de siglos atrás.

Trastevere

Restaurantes en el Trastevere

La propuesta de restaurantes en el Trastevere es, probablemente, la más interesante de Roma. Y la que ofrece mayor abanico de precios. Desde 2 euros, puedes disfrutar del fast food por excelencia de Italia, pizza al taglio.

Pizza al taglio y paninis

Nosotros nos enamoramos de Da li Cochi a Trastevere, un local justo enfrente de nuestro apartamento. Riquísimos bocadillos (paninis) en pan recién horneado e ingredientes de lo más apetecibles: alcachofas, setas, berenjenas o bresaola (ternera curada). Un detalle curioso para los futboleros, todos los paninis llevan el nombre de alguno de los jugadores del A.S. Roma. Por cierto, al dueño no le hace gracia que le pregunten por la labor de Luis Enrique al frente del equipo…

'Da li Cochi a Trastevere', Roma

Las mejores pizzas por menos de 10 euros

A tan sólo unos pasos de Da li Cochi, en el número 45 de Vicolo del Bologna, podéis encontrar la que para muchos es la mejor pizza de Roma. Esta opinión es tan dividida como sucede al proclamar las mejores hamburguesas de Nueva York. La verdad es que las del Dar Poeta son para el recuerdo y rondan los 10 euros. Dispone de una encantadora terraza que suele estar abarrotada.

Pizza de 'Dar Poeta', Roma

Restaurantes en el Trastevere con auténtica comida italiana

Nosotros probamos dos restaurantes en el Trastevere que nos habían recomendado. Y ambos nos encantaron. Nos quedamos con estas delicias: carpaccio de pulpo, servido con rúcula y limón. Delicado, suave y sabroso. En Popi Popi, número 45 de la Via delle Fratte di Trastevere, 45.

Y trippa a la romana, en Alle Fratte di Trastevere, Via delle Fratte di Trastevere, 49.

De postre, un gelato

No dejéis de disfrutar del barrio helado en mano. Una de las heladerías con mejor relación calidad-precio es Fior di Luna, en Via della Lungaretta, 96. Sabores de plátano, melocotón, chocolate amargo con naranja, piñones, o, cómo no, Nutella.

Helado en el Trastevere

La Canonica, un restaurante familiar situado en la Vicolo del Piede, 13, llamó nuestra atención porque era una de las pocas terrazas donde se podía estar sin sufrir el continuo ajetreo de los turistas que ‘inundamos’ la zona. Comida bastante normal a 8 euros cada plato de pasta. Nada del otro mundo ni especialmente recomendable. Fue el más flojo de los sitios que probamos en Roma.

Trastevere
Penne all’arrabiatta (con tomate y pimiento rojo)

Aunque no los catamos, vimos varios locales cuya oferta consiste en el llamado ‘Aperitivo italiano’, un bufet libre a base de pasta, ensaladas, arroces, pollo o fruta, más un cóctel, Spritz o Mojito, por 10 euros/persona. Muy interesante y con mucho éxito entre los lugareños. Para los que no sepáis qué es un Spritz, consiste en cava o vino espumoso, Aperol y un golpe de soda. ¡Muy refrescante!

El Trastevere

¿Os ha gustado esta paseo por el Trastevere? ¿Os parece el barrio más chulo de Roma?

Un paseo por Florencia (Italia)

Florencia está considerada una de las cunas mundiales del arte y la arquitectura. Su centro histórico fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1982, y es una de las ciudades más bellas del Mediterráneo. Situada a escasa distancia de Roma en tren, tan solo una hora y media, es perfecta para conocer en un fin de semana o 72 horas, ya que puede recorrerse a pie con facilidad. Aquí te damos algunos tips sobre qué ver en Florencia y los precios de cada uno de ellos para que calcules tu presupuesto.

1. Ponte Vecchio. Gratuito

Su nombre significa Puente Viejo y es el puente construido totalmente en piedra más antiguo de Europa. Una orden expresa de Hitler hizo que no fuera destruido durante la Segunda Guerra Mundial y fue citado por Dante en su novela más famosa, La Divina Comedia. Otro lugar que ver en Florencia donde los enamorados han comenzado a dejar candados…

Ponte Vecchio

2. Puerta del Paraíso. Gratuita

Obra del escultor y orfebre italiano Lorenzo Ghibert, se tardaron 27 años en construirla y otros 27 en restaurarla. Sus descomunales dimensiones son 5,20 metros de altura, 3,10 de ancho y 11 centímetros de grosor, con un peso total de 8 toneladas, y representa cinco escenas del Antiguo Testamento. El original se exhibe dentro de una vitrina en el Museo dell’Opera del Duomo para evitar que la humedad vuelva a dañarla. Por 10 euros puede comprarse una entrada conjunta que incluye, además de dicho museo, catedral, cúpula, baptisterio, campanile y cripta.

La Puerta del Paraíso

3. Mercado Central. Gratuito

Construido por Giuseppe Mengoni en el siglo XIX, es el mercado más importante que ver en Florencia y uno de los más antiguos de Europa. Situado frente a la Piazza del Mercato Centrale, entre la Vias dell’Ariento, Sant’Antonino y Panicale, es cita ineludible para cualquier amante de la gastronomía. El lugar perfecto para comprar tomates secos, pasta, quesos o vinos de la Toscana.

Florencia

4. Museo Casa de Dante. 8 euros

Más que un museo sobre el autor y su genial obra, se trata de un recorrido por la historia de la ciudad tomando como referencia las andanzas del escritor. Totalmente prescindible.

Museo Casa de Dante

5. Un Bloody Mary con vistas. 8 euros

No te quedes con las ganas y siéntate en algunas de las terrazas con vistas al Duomo. Aunque los precios a menudo resultan excesivos, piensa cuántas veces en la vida tendrás oportunidad de hacerlo.

Un Bloody Mary con vistas al Duomo

6. Galleria degli Uffizi. 20 euros

Una de las atracciones turísticas más importantes que ver en Florencia. En su interior se encuentran algunas de las obras más antiguas y famosas del mundo, como el Nacimiento de Venus, de Boticelli. En temporada alta y fines de semana, las esperas para acceder pueden llegar a ser de varias horas, por lo que te aconsejamos reservar las entradas a través de su web.

Florencia

7. El David de Miguel Ángel. 12 euros

Con 5,17 metros de altura y casi 6 toneladas de peso se trata de una de las obras maestras del Renacimiento realizada por Miguel Ángel, uno de los artistas italianos más grandes de todos los tiempos. Para evitar más de una hora de espera, os aconsejamos comprar las entradas por Internet, lo que os dará acceso inmediato. Una vez allí también existe la posibilidad de contratar un fast ticket, por unos 25 euros, que os permitirá saltaros la cola.

8. Vistas desde el Duomo de Santa Maria del Fiore. 8 euros

La catedral, consagrada a Santa María del Fiore, data del siglo XIV, y es famosa por su enorme cúpula, con 45 metros de diámetro y 100 de altura. Fue diseñada por Brunelleschi y desde sus terrazas panorámicas pueden contemplarse las vistas más espectaculares que ver en Florencia.

Florencia

9. Palazzo Vecchio. 10 euros

Sede del ayuntamiento y famoso por su alto campanario. Fue lugar elegido por Hannibal Lecter para deshacerse de una de sus víctimas en la -terriblemente mala- secuela de El silencio de los corderos.

Florencia

10. Beber vino de la Toscana. Desde 15 euros la botella

No hacerlo sería tan grave como no probar un buen tinto en La Rioja, ya que en la zona hay 29 Denominazioni di origine controllata (DOC) y 7 Denominazioni di origine controllata e garantita (DOCG).

8044281431_acc68e43d4_b

11.  Ir de compras. Según el crédito de tu tarjeta

Los italianos son apasionados por la moda, por lo que las grandes firmas mundiales están presentes en la Via dei Tornabuoni y sus alrededores. La capital también es famosa por sus joyas trabajadas a mano, como las que se exponen en los escaparates de las joyerías del Ponte Vecchio.

Florencia

¿Cómo ahorrar en Florencia?

La Firenze Card cuesta 85 euros (precio 2020) y permite la entrada durante 72 horas -con acceso preferente y sin esperar cola- a más de 50 museos y monumentos que ver en Florencia. Entre ellos se incluyen algunos de los que os hemos comentado anteriormente, como la Galleria degli Uffizi o la dell’Accademia. También es válida para todos los autobuses urbanos y tranvías. Puedes comprarla a través de este enlace y, con cada tarjeta, un menor de 18 años de cualquier país de la Unión Europea y perteneciente a la familia del adulto tiene acceso gratuito.

image_firenzecard

¿Dónde comer en Florencia?

Los restaurantes y pequeñas trattorias se cuentan a decenas en la capital toscana, además de locales de pizza al taglio o paninis para un bocado rápido. Huye de los establecimientos más típicos y busca lugares apartados de la zona monumental, donde suele haber más encanto y mejores precios.

Coco Lezzone

A nosotros nos enamoró Coco Lezzone, 25-30 euros/persona, una taberna auténtica en pleno centro. Mesas corridas y manteles de cuadros en la que si tienes suerte puedes cenar al lado de alguno de los muchos famosos que han visitado el local y cuyas fotos decoran sus paredes.

Zuppe tipeche Fiorentini
Zuppe tipeche Fiorentini

Trattoria da Benvenuto

Está ubicada en el número 16 de la Via della Mosca, una tranquila calle a un par de minutos de la florentina Piazza della Signoria. La Trattoria da Benvenuto es un pequeño restaurante familiar especializado en comida toscana. En su carta ofrece un puñado de entrantes típicos de la zona, además de pescados, carnes a la parrilla y platos de pasta. Efectivamente no hay pizza.

8044274707_0d3c5c1a13_b
Carpaccio de ternera con queso Picorino di Grotta

¿Qué comer en Florencia?

Pocos platos hay más florentinos que el famoso bistecca alla fiorentina, ideal para los comensales más carnívoros ya que se sirve casi crudo, hervido en su propia sangre. O la trippa alla fiorentina, callos con salsa de tomate que también pueden comerse en bocadillo. Otras comidas típicas son pappa al pomodoro (potaje elaborado con tomate y pan), crostini ai fegatini (tostadas con paté de hígado), ribollita (sopa con pan, verduras y legumbres) o carabaccia (sopa de cebolla). Y, cómo no, un buen plato de pasta fresca es siempre apuesta segura para comer en Florencia.

Florencia
Bistecca alla fiorentina
Florencia
Trippa alla fiorentina
Florencia
Gnocchi al pomodoro

Pizza a la leña. Desde 6 euros

Para comer en Florencia hay pizzerías a cada paso. Pero asegúrate de entrar en una que las prepare en horno de leña para darles ese sabor que las hace tan especiales. Las de Malatesta, muy cerca de la estación de tren, son un must y puedes ver cómo las elaboran delante de ti.

Pizza al horno de leña
Pizza al horno de leña

Helados. Desde 5 euros

Los de Heladería Vivoli, la más antigua de la ciudad, son para muchos los mejores de toda Italia. Artesanos y con una gran variedad de sabores, son perfectos para continuar nuestro paseo en un caluroso día.

Florencia
Helados artesanales

Dulces italianos. Desde 1 euro

A buen seguro, una visita a Florencia aumentará tus niveles de azúcar. Además de los indispensables tiramisús o panna cottas, no dejes de probar los bongos, parecidos a nuestros profiteroles. O una ración de castagnaccio, dulce de castaña, también conocido como migliaccio (morcilla) en algunas partes de Toscana.

Florencia
Dulces italianos

¿Dónde dormir en Florencia?

El alojamiento es bastante caro en toda Italia. Al igual que hicimos en Roma y otras grandes urbes, elegimos un apartamento para descansar. Se encontraba situado en el centro histórico, a escasos metros del Duomo. Y contaba con dormitorio, amplio baño y salón-cocina-comedor, además de un acogedor patio trasero. ¿El precio? 110 euros por noche.

Florencia

Seguro que tú conoces otros rincones con encanto que ver en Florencia, restaurantes u hoteles que nos puedas recomendar. ¡No seas tímido!

Campo di Fiori, un mercado auténtico en Roma

Es uno de los mercados más antiguos de Roma, pues se tiene constancia de que en 1869 ya existía el Mercato Campo di Fiori, que tiene lugar cada sábado en la plaza de igual nombre. Cuenta la historia que en ella tenían lugar ejecuciones públicas y en 1600 Giordano Bruno, filósofo y poeta italiano, fue quemado vivo por hereje.

Mercato Campo di Fiori
Vinos y aceites

Lo que comenzó siendo un espacio para la compra y venta de caballos se ha convertido muchos años después en un encantador lugar donde los romanos adquieren productos frescos y artesanales. Además de quesos, aceites, vinos y licores.

Mercato Campo di Fiori
Pasta, salsa y chianti
Mercato Campo di Fiori
Vinos y grappas
Especias
Especias

Aunque no llega a las dimensiones del Mercato Centrale de Florencia, el de Campo di Fiori es perfecto también para conseguir auténticos productos de Italia. Perfectos para llevar de recuerdo a España. Como pastas -de todas las formas y colores posibles-, tomates secos -que envasan al vacío-, funghi porcini deshidratado o mezclas de diferentes especias para los platos de pasta, como pesto, puttanesca, arrabbiata o carbonara.

Tomates secos
Tomates secos
Tipos de pasta
Y más pasta
Mercato Campo di Fiori
Formas… curiosas…

Por la noche, la zona se transforma y es punto de reunión para los jóvenes. Por lo que abundan bares y restaurantes con coquetas terrazas donde cenar, tomar un helado o disfrutar del llamado aperitivo italiano a un módico precio.

Terrazas

El Mercato Campo di Fiori abre de lunes a sábados, de 7 a 13.30 horas.

‘Ristorante Settimio’ (Roma)

Paseando cerca del Panteón nos topamos con el Ristorante Settimio, un establecimiento familiar donde el personaje que le da nombre se encarga de la caja. Mientras, de vez en cuando, echa un ojo a la televisión, y su mujer hace lo propio entre fogones. Uno de esos lugares donde todos y cada uno de sus empleados te saludan con su mejor sonrisa cuando entras y te hacen sentir como en casa.

Extensa carta repleta de especialidades romanas

Nos llamó la atención su extensa carta, con auténticos platos italianos que no superaban los 15 euros. Nos negábamos a comer en cualquiera de los típicos ‘engaña turistas’ de la zona que ofrecen sus menús a pie de calle por más dinero y peor calidad. Así que reservamos una mesa para las 3 de la tarde cuando lo descubrimos en una estrecha y poco transitada callejuela de Roma.

Que el servicio de pan de Ristorante Settimio incluya una focaccia con aceitunas es más que buena señal. Y como no conocíamos los platos más característicos de la cocina de la capital italiana, nos dejamos asesorar por nuestro camarero, que además del vino tinto de la casa nos recomendó:

Alcachofas a la romana, frescas y cocidas tras introducirles una mezcla con ajo y perejil en el corazón. Muy tiernas, sabrosas y ligeras.

Bruschetta con pomodori, nuestro antipasti favorito que probamos cada día.

Como era temporada, no pudimos resistirnos a unos funghi porcini, que habíamos visto en los diferentes mercados que visitamos. Se sirven a la plancha con unas deliciosas patatas fritas churruscadas.

Nos resultó curioso que hubiera varios platos que incluyeran polenta entre sus ingredientes. Así que nos animamos a pedir bacalao al horno acompañado de este cereal gratinado y cubierto por una sabrosa salsa de tomate.

Esta vez sí que nos apetecía postre, ya que imaginamos que serían caseros y deliciosos, como ocurrió con este tiramisú que nos costará olvidar.

A la hora de la comida, Ristorante Settimio estaba casi vacío, pero leyendo opiniones a posteriori parece ser que se llena para la cena, por lo que es aconsejable reservar. Se encuentra en el número 14 de Via delle Colonnelle.

8 datos sobre la Puerta del Paraíso (Florencia)

Es uno de los monumentos más fotografiados de Florencia. La Puerta del Paraíso (Porta del Paradiso, en italiano) es el nombre con el que se conoce popularmente a la puerta este del Baptisterio de la ciudad. Está ubicada frente a la catedral de Santa María del Fiore.

Puerta del Paraíso

1. Es obra del escultor y orfebre italiano Lorenzo Ghibert.

2. Se tardaron 27 años en construirla (y 27 en restaurarla).

Puerta del Paraíso

3. Sus descomunales dimensiones son 5,20 metros de altura, 3,10 de ancho y 11 centímetros de grosor, con un peso total de 8 toneladas.

4. Representa cinco escenas del Antiguo Testamento.

Puerta del Paraíso

5. Miguel Ángel, al contemplarla exclamó: “Es tan bella que tendría que estar colocada en la puerta del paraíso”.

6. En 1943, durante la II Guerra Mundial, fue descolgada para preservarla de los bombardeos.

7. En 1966 sufrió gravísimos daños como consecuencia de las inundaciones ocurridas en Florencia.

8. En la actualidad lo que contemplamos los turistas es una réplica, ya que el original se expone dentro de una vitrina en el museo dell’Opera del Duomo para evitar que la humedad vuelva a dañarla.

Ponte Vecchio, 10 datos curiosos sobre el icono de Florencia

Icono de Florencia y uno de los puentes más famosos del mundo, el Ponte Vecchio es uno de los pocos habitados que se conservan. De origen medieval, traviesa el río Arno en su punto más estrecho. Te contamos 10 curiosidades sobre él.

Ponte Vecchio

1. Su nombre significa Puente Viejo.

2. Es el puente construido totalmente en piedra más antiguo de Europa.

3. Se cree que en el Ponte Vecchio nació la expresión ‘bancarrota’, ya que cuando un vendedor no podía pagar sus deudas su puesto (banco) era destrozado (rotto) por los soldados: banco+rotto.

4. Antes de acoger negocios de orfebrería habitaban en él carniceros y curtidores, que arrojaban sus desperdicios al río, lo que generaba un olor insoportable.

5. Una orden expresa de Hitler hizo que no fuera destruido durante la Segunda Guerra Mundial (a diferencia de otros puentes de Florencia).

6. Fue citado por Dante en su novela más famosa, La Divina Comedia.

7. Inicialmente fue construido en madera, pero una inundación lo arrasó.

8. El Ponte Vecchio es uno de los más fotografiados del mundo.

9. Algunas parejas de enamorados comienzan a dejar candados en sus aledaños como muestra de amor eterno entre ellos.

10. Su acceso gratuito lo convierte en uno de los monumentos más visitados de Italia.

Ponte Vecchio

Y cuando termines de recorrer esta preciosa zona de Florencia, te recomendamos dos trattorias donde degustar auténtica comida toscana: la de Benvenuto y Coco Lezzone.

‘Osteria Il Bocconcino’ (Roma)

Fue en 2006 cuando una venezolana y un farmaceútico italiano decidieron abrir un restaurante a espaldas del Coliseo Romano donde ofrecer lo mejor de la cocina del Lazio. Es por eso que en Osteria Il Bocconcino los lunes se sirven especialidades con carne. Los martes, pescados como sardinas o anchoas. Los jueves se preparan ñoquis. El sábado, callos. Y el domingo, empanadas y asados. Todo ello utilizando las mejores materias primas y recetas tradicionales de la mamma.

Auténticos platos del Lazio

Nos habían recomendado este sitio y, aprovechando nuestra visita a uno de los monumentos más representativos de la Ciudad Eterna, reservamos mesa para comer en Osteria Il Bocconcino. Nos apetecía probarlo todo, pero nos decidimos por:

Selezione di formaggi e salumi del Lazio, antipasti con embutido y quesos de la zona del Lazio. Ideal para probar un poquito de cada cosa.

Selezione di formaggi e salumi del Lazio

Insalata di polpo e sedano con mandorle e pomodori secchi, ensalada de pulpo con apio, almendras y tomate seco. Original y sabrosa.

Insalata di polpo e sedano con mandorle e pomodori secchi

Panzanella con pomodoro e buffala. La panzanella es una ensalada típica de Italia, que se prepara con pan remojado, tomates y cebolla. En este caso llevaba mozzarella.

Panzanella con pomodoro e buffala

Pollo con pepperoni, el único plato caliente que compartimos en Osteria Il Bocconcino. Pollo guisado con pimientos, tan sencillo como delicioso. Para recordar.

Pollo con pepperoni

La oferta de vinos de Osteria Il Bocconcino es bastante escasa y algo cara. Aunque el de la casa, que se sirve en frascas, es de la zona y más que aceptable.

Osteria Il Bocconcino
Café en Osteria Il Bocconcino

Es recomendable que reservéis mesa, ya que suele estar lleno al tratarse de una de las partes más turísticas de Roma. Además, es habitual que a la hora de la comida haya oficinistas de la zona que acuden al reclamo de la comida auténtica, lo cual es muy buena señal.

Osteria Il Bocconcino

Osteria Il Bocconcino se encuentra en el número 23 de Via Ostilla. Tiene una coqueta terraza exterior, aunque la calle es bastante transitada por lo que, si queréis tranquilidad, os recomendamos comer dentro.

Las mejores pizzas del Trastevere

El Trastevere es, sin duda, nuestro barrio favorito de Roma. Además de habernos alojado allí en un coqueto apartamento, pudimos disfrutar de algunos de sus restaurantes más típicos, como Popi Popi o Alle Fratte di Trastevere. Aunque la idea del Azzurro Trip era probar la auténtica comida  italiana, no pudimos resistirnos ante las que nos habían comentado que eran las mejores pizzas de la zona, las de Dar Poeta.

Pizzería 'Dar Poeta', Roma

En el número 45 de Vicolo del Bologna, una estrecha callejuela sin acceso al tráfico, se encuentra este casi siempre abarrotado local que dispone de una pequeña terraza exterior donde disfrutar de su comida. En su carta ofrece, además, ensaladas, bruschettas y entremeses, sin que ningún plato supere los 10 euros.

Nosotros pedimos un par de pizzas para cenar en casa: una Dar Poeta, con calabacín, ciauscolo -una especie de salami-, ajo y chile y una Superformaggi, con mozzarella, queso crema, requesón y chile (muy picantes las dos, pero deliciosas). Se cocinan al horno de leña y la masa es gordita y crujiente. No somos ningunos expertos, pero son de las mejores que hemos probado.

Pizzería 'Dar Poeta', Roma
Pizzería 'Dar Poeta', Roma

Pizzería 'Dar Poeta', Roma

La cocina de Dar Poeta abre ininterrumpidamente desde la 12 de la mañana. A las horas habituales de almorzar o cenar suele haber una pequeña cola de gente esperando. Pide una copa de vino tinto para beber mientras te den mesa o preparen tu pedido. ¡Merece la pena!

El David de Miguel Ángel (Florencia)

La visión del David de Miguel Ángel es uno de esos recuerdos que se quedan en la mente con el paso del tiempo y fue hace ya más de quince años cuando ocurrió por primera vez.

David de Miguel Ángel

La mayoría de turistas entramos despistados a la Galleria de la Academia, en Florencia, tras una larga espera. Y transcurren minutos hasta que descubres dónde se encuentra situada la famosa escultura. La impresión más habitual es de admiración -boca abierta acompañada de una expresión tipo ‘wow’. Ya que uno no espera semejante grandiosidad. Con 5,17 metros de altura y casi 6 toneladas de peso, se trata de una de las obras maestras del Renacimiento realizada por Miguel Ángel, uno de los artistas italianos más grandes de todos los tiempos.

Cola para ver el David de Miguel Ángel

Para evitar más de una hora de espera os aconsejamos comprar las entradas por Internet, lo que os dará acceso inmediato. Son más caras, pero el tiempo es oro. Una vez allí también existe la posibilidad de contratar un fast ticket que os permitirá saltaros la cola. El horario para ver el David de Miguel Ángel es de de 8:15 a 18:50 horas, de martes a domingo. Los lunes está cerrado.

Entrada al David de Miguel Ángel

Podríamos contaros muchas más cosas de esta obra, pero sería tirar de Wikipedia. Aquí os dejamos el enlace. No pueden hacerse fotos con cámara, pero nadie dijo nada de móviles. Que nos perdonen los italianos…

Si buscáis un restaurante típico para comer cerca del David de Miguel Ángel, os recomendamos la Trattoria da Benvenuto, en Via della Mosca, 16r.

‘Alle Fratte di Trastevere’ (Roma)

Situado en una pequeña y oculta callejuela del barrio del Trastevere, a unos diez minutos del apartamento en el que nos alojamos, se encuentra Alle Fratte di Trastevere, un local donde degustar comida típica italiana.

Su dueño, napolitano, es quien lleva las riendas del negocio, mientras que su mujer se encarga de la cocina. Su carta ofrece una gran variedad de platos sencillos, pero muy suculentos y, sobre todo, caseros. La decoración de Alle Fratte di Trastevere no es gran cosa, pero dispone de una coqueta terraza donde disfrutar de una agradable comida sin el insoportable ruido del tráfico romano.

Una frasca de vino tinto de la casa acompañó al menú que comenzamos con esta bruschetta mixta, con tomate natural, judías y paté de champiñones.

Bruschetta mixta

Calamari Gaeta, guisados con salsa de tomate y aceitunas, ligeramente picantes.

Calamari Gaeta

Mejillones al vino blanco, con una deliciosa salsa de ajo y perejil.

Mejillones al vino blanco

Trippa a la romana, nuestros callos de toda la vida. Pero cocinados con vino tinto, tomates, apio, menta y terminados con queso parmesano rallado.

Trippa a la romana

Alle Fratte di Trastevere se encuentra en Via delle Fratte di Trastevere, 49. Es la misma calle de otra trattoria que nos encantó, Popi Popifuera del circuito turístico que ofrece la capital italiana. Merece la pena perderse hasta encontrarlos. ¡No te arrepentirás!

‘Trattoria Coco Lezzone’ (Florencia)

En nuestra primera noche en esta ciudad, nos plantamos en uno de los restaurantes en Florencia con más encanto. Una auténtica taberna toscana, en pleno centro de la ciudad y a escasos metros del apartamento en el que nos alojamos.

Coco Lezzone no tiene nada que ver con los restaurantes italianos que abundan en nuestro país. Se trata de una casa de comidas con mesas corridas y manteles de cuadros. Y, si tienes suerte, puedes cenar codo con codo junto a Anthony Hopkins, Giorgio Armani o alguno de los famosos que han visitado el local y cuyas fotos decoran sus paredes.

Negocia familiar con varias generaciones a sus espaldas

Este es el negocio familiar de los Paoli, -en el que la abuela se encarga de la caja, el hijo de los pedidos, la nuera de la cocina y el nieto de sentar a los comensales-. Ofrece una amplia carta repleta de bocados tradicionales de Florencia difíciles de entender si no conoces el idioma. Nosotros pedimos ayuda y preguntamos por los más populares. Estos fueron los que nos aconsejaron y que nos encantaron de principio a fin:

Zuppe tipeche Fiorentini, una especie de puré a base de judías, tomate, pan y acelgas, realmente delicioso.

Zuppe tipeche Fiorentini

Crocchette di filetto, lo que vienen a ser unas albóndigas gigantes de ternera y albahaca. Tiernas, jugosas y acompañadas por una espectacular salsa de tomate. Como veis, ésta es habitual en cada plato, aunque su sabor varía dependiendo de la especias que le añadan.

Crocchette di filetto

Ossobuco a la fiorentina, caña de ternera cocinada con mantequilla, aceite de oliva y vino blanco. Después se le añade salsa de tomate con una mezcla de perejil finamente picado, ajo y ralladura de limón. Otra delicia para el paladar.

Ossobuco a la fiorentina

Terminamos con un trío de quesos italianos, pecorino senese, parmigiano y stracchino. Un pequeño capricho para poner el broche de oro a una cena que nos enamoró para siempre de una gastronomía local alejada de la pasta y la pizza. Y a la que resulta complicado acceder en España.

Trío de quesos italianos

Para beber ofrecen un puñado de vinos de la zona y uno de la casa, tinto Fiaschetto. A pesar de que nos lo habían recomendado desde España no nos atrevimos con el plato estrella, bistecca alla Fiorentina, que hay que encargar con antelación y, como bien se indica en la carta, solo se sirve al sangue, y ya sabéis que no somos amigos de la carne casi cruda…

Coco Lezzone está situado en el número 26 de la Via del Parioncino. No acepta tarjetas de crédito ni sirve café, aunque puede pagarse con moneda extranjera.

¿Conoces otros restaurantes en Florencia que nos recomiendes? Estamos deseando leer tus comentarios.

Viviendo como auténticos romanos

Tras las muy buenas experiencias de Nueva York, Londres, Barcelona y Florencia, nos animamos a alquilar un apartamento en Roma para pasar nuestras vacaciones. Teníamos el capricho de alojarnos en el Trastevere, pero los hoteles que consultamos no bajaban de 200 euros por noche. Después de mucho buscar, encontramos un dúplex que nos enamoró a primera vista. No solo por encontrarse en pleno corazón del barrio romano con más encanto, sino por su terraza.

534c1915_original
Dormitorio (foto de Airbnb)
ecc51aaa_original
Zona de comedor (foto de Airbnb)

Compuesto de dormitorio en la parte de arriba, baño completo, cocina y amplio salón, goza de todo lo necesario para pasar unos días viviendo como auténticos lugareños.

Apartamento en Roma: terraza en el Trastevere
Primera terraza
Apartamento en Roma: terraza en el Trastevere
Segunda terraza con tumbonas

¿Lo mejor? La doble terraza, con mesa y sillas en la de abajo y un par de tumbonas en la superior. Perfecta para disfrutar con una copa de vino mientras se contemplan los tejados vecinos y, a lo lejos, el Vaticano.

Apartamento en Roma
Salón

El precio es de 140 euros por noche. No se trata de ningún chollo, pero merece la pena si os gusta este tipo de alojamiento. Un apartamento en Roma da una serie de ventajas difíciles de encontrar en un hotel (a menos que se trate de la suite de un cinco estrellas). Además, la calle está llena de restaurantes y trattorias para disfrutar de la mejor gastronomía local.

Restaurantes en el Trastevere

Aprovecha que estás en uno de los barrios con más encanto que ver en Roma para probar auténticos platos italianos. En Alle Fratte di Trastevere, por ejemplo, una de las especialidades es la trippa a la romana. Los encontrarás en Via delle Fratte di Trastevere, 49.

Si prefieres pizza, las de de Dar Poeta, en el número 45 de Vicolo del Bologna son, sencillamente, deliciosas.

Y otro restaurante que merece la pena, y mucho es Popi Popi, con la mejor cocina romana y una agradable terraza.

‘Popi Popi’ (Roma)

Conocer la gastronomía italiana más allá de la pizza y la pasta era uno de los objetivos que nos marcamos en el Azurrotrip. Habíamos leído verdaderas maravillas sobre la cocina de este país y yo no pude comprobarlo la anterior vez que lo visité. Y, si algo ofrece Popi Popi, es auténtica comida romana.

Una pequeña joya escondida en el Trastevere

El Trastevere, barrio donde se encontraba el apartamento en el que nos alojamos en Roma, está lleno de pequeños restaurantes y encantadoras terrazas. En ellas, los visitantes disfrutan de una buena cena o una copa de vino mientras contemplan a los cientos de transeuntes que circulan por él. En el número 45 de la Via delle Fratte di Trastevere se encuentra Popi Popi, una de esas tabernas frecuentadas por más lugareños que turistas.

Como está situado en una pequeña calle sin apenas tráfico, nos sentamos fuera, bajo la tenue luz de un encantador farolillo. Aunque para muchos es una de las mejores pizzerías de la ciudad preferimos pedirle sugerencias a nuestro camarero. Y no pudo asesorarnos mejor.

Bruschetta de tomate y albahaca, imprescindible en cada una de las comidas que hicimos en Italia.

Bruschetta de tomate y albahaca

Carpaccio de pulpo, servido con rúcula y limón, delicado, suave y sabroso.

Carpaccio de pulpo, servido con rúcula y limón

Calamares a la romana, como no podía ser de otra manera en la Ciudad Eterna. Recién hechos, tiernos, inolvidables…

Calamares a la romana

Boquerones, gratinados al horno con tomate natural, frescos y deliciosos.

Boquerones gratinados

Un tinto embotellado especialmente para Popi Popi fue el acompañamiento perfecto de la noche.

Tinto Popi-Popi
Tinto Popi-Popi

¿El precio? Algo menos de 50 euros. Habrá quien piense que no es barato. Pero a nosotros la relación calidad-precio nos pareció fantástica. Y, lo más importante, no es el típico establecimiento lleno de turistas que hacen fotos a la comida… como nosotros.

Si quieres ver más detalles de su carta, así como los productos con los que trabajan en Popi Popi, echa un vistazo a su perfil de Instagram.

Un paseo por el Mercado Central de Florencia

Construido por Giuseppe Mengoni en el siglo XIX, el Mercado Central de Florencia es el más importante de la ciudad. Y uno de los más antiguos de Europa. Situado frente a la Piazza del Mercato Centrale, entre la Vias dell’Ariento, Sant’Antonino y Panicale, a escasos metros del apartamento donde nos alojamos, es cita ineludible para cualquier amante de la gastronomía.

Fácilmente reconocible por su estructura de hierro, el Mercado Central de Florencia es el lugar idóneo para comprar carnes, pescados, quesos, jamones, chacinas, miel, aceite de oliva, setas, vinos de la Toscana… Un paraíso de colores, sabores y tradición italiana.

El chianti más exquisito convive con decenas de selectos acetos balsámicos y kilos de deliciosos tomates secos. Y lo hace a escasos metros de estómagos de vaca (poco agradables a la vista, pero ideales para preparar una de las especialidades de la zona, trippa alla fiorentina). Y llamativas mezclas de especias para cocinar la mejor pasta alla rabiatta o pizza casalinga.

Septiembre es la mejor época para encontrar uno de sus productos estrella, el funghi porcini (nuestro boletus edulis). Lo venden por doquier fresco y seco. Una auténtica delicia que le da un toque muy especial a muchos de los platos más representativos del país.

Tras una minuciosa restauración, y siguiendo el modelo de otros mercados, el de Florencia ha ampliado su oferta gastronómica para saborear in situ. Pasta fresca, pizza, hamburguesas, sushi, dumplings o especialidades sicilianas, entre sus puestos.

El Mercado Central de Florencia se puede visitar todos los días desde las 10:00 hasta medianoche.

Viviendo como auténticos florentinos

Tras Nueva York, Londres y Barcelona, nos animamos de nuevo a reservar un apartamento en Florencia. En esta ocasión era nuestra llegada a Italia. Y una vez más todo lo que habíamos visto en fotos se ajustó a la realidad.

apartamento en Florencia
Terraza interior

Situado en el centro histórico de la capital, a escasos metros del Duomo, este apartamento en Florencia cuenta con dormitorio, amplio baño y salón-cocina-comedor, además de un acogedor patio trasero.

apartamento en Florencia
Cama
apartamento en Florencia
Salón con sofá cama

Nos gustó de este apartamento en Florencia

– Lo que más, sin duda, la limpieza. Estaba impoluto y las sábanas y toallas, suaves y olorosas (una delicia).

– La equipación: lavadora, lavavajillas, microondas, tostadora, cafetera, hervidor de agua, aire acondicionado… Y por supuesto, wifi.

– La situación: a un paso de las principales atracciones turísticas de Florencia, como el Duomo y del Mercado Central. Y a unos diez minutos del Ponte Vecchio, los Uffizi o la Galleria d’Accademia. La misma calle está repleta de encantadores restaurantes y tiendas.

Por unos 110 euros la noche merece la pena alquilar un apartamento en Florencia y sentirse como auténtico florentinos. Tiene capacidad para cuatro personas, dos de ellas en sofá-cama y con un cargo de 20 euros más por inquilino y día.