Con menos de 10.000 habitantes, de las más pequeñas de las islas Cíclicas, Miconos es también una de las visitadas de Grecia. Su alocada vida nocturna, cita de turismo gay de alto nivel adquisitivo, la ha convertido en uno de los lugares de moda cada verano para miles de parejas en busca de sol, playas -alguna nudista- y fiesta.

También acoge a turistas despistadas como yo, que tuve la suerte de visitarla en mi periplo por este fascinante país hace años, cuando aún no paseaba de la mano de J, el amor de mi vida.

Miconos

Ciudad pintoresca donde las haya, destaca por la belleza y magia de sus callejuelas estrechas y laberínticas, en las que es muy sencillo perderse, con blancas casas de puertas azules, balcones decorados con cientos de coloridas flores y pavimento de losas oscuras. La proximidad de las viviendas -en algunas es posible tocar la de al lado con tan sólo estirar el brazo-, es para protegerlas del viento y del calor, y en una época no muy lejana también de los piratas.

Miconos

Miconos

El barrio de Castro, en la parte alta, y la llamada pequeña Venecia, en la baja, con casas que se asoman al mar -muchas reconvertidas en bares de copas- son las dos zonas que dividen la ciudad. La Iglesia de Paraportiani, la más importante de las 400 que hay dispersas por la isla; los molinos, hay viento más de 200 días al año; y el pelícano Petros, mascota de la localidad y al que no fotografié por el miedo que tengo a las aves, son los tres símbolos más representativos de la isla. Para los amantes de las compras, la calle Matogianni está considerada la más cara del Mar Egeo, con ropa de grandes firmas, complementos y joyas.

Miconos

Miconos

Miconos

Miconos

Miconos

¿Qué comer en Miconos?

Lejos de tostarme en una playa copa en mano, para mí el verdadero placer en Miconos fue sentarme a cenar (eso sí, a las siete de la tarde) en una terraza contemplando el atardecer en el Mediterráneo y los barcos pesqueros. Tsaziki, pulpo a la brasa y moussaka, regados con una jarra de Retsina, me hicieron sentir en el séptimo cielo.

Miconos

Miconos

Miconos

Miconos

Miconos

Cómo llegar a Miconos

El puerto -yo llegué en barco desde Atenas-, está bastante alejado. Hay que coger un autobús que hace diferentes paradas y cuesta un par de euros. Mi conductor no hablaba inglés y no me bajé en la correcta porque no sabía dónde quedaba mi alojamiento. Caminar por Miconos maleta en mano bajo un sol de justicia no es muy recomendable. A la vuelta cogí un taxi, que me costó unos 12 euros.

Dónde dormir en Miconos

Dormí en la Pensión Vouniotis (40 euros la habitación individual sin desayuno). El gran pero, además de los ridículos cuartos de baños griegos, es que se encuentra a 600 metros de la ciudad y para llegar no hay más remedio que caminar por carretera. Volver de noche fue toda una aventura, os lo aseguro.

Como no había servicio de desayuno, lo hice en una típica cafetería, antes de tomar el ferry a Naxos. Plato con queso, jamón y tomate, café, bollería y zumo de naranja natural, 9 euros. Olvídate de Miconos si eres de la ‘Cofradía del puño cerrado’…

Miconos

Puedes ver más fotos aquí.

8 Responses

  1. oh!!!! me encantó Mykonos!!! y qué buena es la comida griega, Marta! La moussaka era descomunal en los sitios donde yo comí!
    tengo fotos también en el paseo y en las callecitas típicas. Muy chulo 🙂 gracias por refrescar mi memoria. Un bonito recuerdo de unas vacaciones.
    Saludos,
    Alex

  2. Bonitas fotos de Mykonos!! Ya había leído algo sobre los precios desorbitados pero una buena opción es ir a pasar un día como tu nos cuentas. La comida tiene una pinta… A ver cuando me dejo caer por allí!

    Saludos!!

  3. Pues la verdad es que Mykonos es una preciosidad y como bien dices, sentarte a cenar y contemplar la puesta de sol tiene que ser toda una experiencia. Cuando estuve en Grecia no pude ir a las islas así que espero que algún día de estos me pueda escapar para allí, me encanta el país!!! Un abrazo. 😉

Deja un Comentario

Deja un comentario

Uso de cookies

Nuestro blog también se alimenta de cookies, si continuas navegando aceptas nuestra política al respecto, pincha el enlace para mayor información.Leer más

ACEPTAR
Aviso de cookies