Un paseo por los sabores

La segunda firma invitada de este blog es la de @saborleon (barrio de El Crucero), un leonés enamorado de su tierra y “cazador” de sabores.  Desde hace un tiempo, nuestro colaborador ha conjugado el potencial de las nuevas tecnologías con un amplio conocimiento de Los Productos de León. A continuación ofrecemos la relación de artículos publicados en nuestra bitácora por él:

(10) ‘¿El apellido? Alubias de La Bañeza’

(9) ‘Buscando el Pimiento Morrón’

(8) ‘Por el Valle del Tuéjar hasta la Virgen de la Velilla’

(7) ‘Caldereta de cordero’

(6) ‘Hasta Cofiñal, donde todo es posible’

(5)  ‘La seducción de Edimburgo’

(4) ‘Sabero: el Reino de las Bocaminas’

(3) ‘Por un plato de garbanzos (con bacalao)’

(2) ‘Tras el paseo, Botillo’

(1)  ‘León, la identidad de lo sabroso’ (1ª parte)

La comida leonesa tiene un pasado antiguo. Sus orígenes se remontan más allá de los invasores romanos. Muchos de los productos que ahora consideramos como propios han ido formando parte de la dieta a través de diferentes civilizaciones. En otros momentos, las cocinas de los numerosos monasterios existentes en el territorio han sido los lugares donde se consolidaron los alimentos hasta su llegada a las cocinas del pueblo. El ingrediente, la cocción, la temperatura idónea. El resultado es ejemplo de lo sabroso y sencillo.

Los magníficos puerros de Sahagún

Los usos y costumbres relacionados con los alimentos evocan la historia de un pueblo, su cultura, tradiciones, la evolución social que han tenido sus pobladores y han servido para aproximar las relaciones de quienes los comparten.

En los últimos tiempos, determinadas profesiones tradicionales se han transformado en otras más concretas y sofisticadas: restaurador, enólogo, veedor, experto en el arte cisoria… Al mismo tiempo se redefinen conceptos gastronómicos como maridaje, textura, aroma o aliño, por poner una muestra. Surgen también mezclas atrevidas que buscan el triunfo del sabor, despertando los sentidos y mostrando lo más noble del producto. La cadena alimentaria, en la que participan el sector primario y el transformador, avanza ahora hacia el consumidor que se hace llamar gourmet y que desea encontrar el producto más excelente. Es la evolución hacia nuevos registros.

Los productos que da el terruño llamado León son propios y singulares, nos dicen quiénes somos y de dónde venimos. Son alimentos de calidad surgidos en esta tierra, el punto de encuentro de sus gentes, ya sean bercianos, montañeses, ribereños o urbanitas. En el paladar situamos el nexo que les une porque el resto son matices que les diferencian. Con nombre propio.

Miel de León

Nuestros antepasados, vistos desde la perspectiva actual, fueron visionarios ya que domesticaron animales, eligieron plantas y semillas, crearon técnicas para conservar los productos que todavía hoy perduran.

¿Cómo si no razonar que un proceso de desecación lenta, en el que intervienen la sal, el humo y el clima leonés, nos deje hoy un mensaje gastronómico tan delicado como el que nos ofrece la Cecina de León, conocida en el siglo IV a.C.?  La materia prima sigue siendo la misma: los cuartos traseros del ganado vacuno mayor, cortados según sea su procedencia como tapa, contra, babilla y cadera. En el plato, el corte a mano, fácil de sudar, nos hace sentir el espectáculo de su rojo cereza. Para disfrutarla.

¿Cómo si no ha pervivido hasta nosotros el rito de la matanza del cerdo que el oreo de la noche trueca en seña de identidad de lo leonés? El mondongo y las gijas o chichos, con su adobo correspondiente, son el origen de la Morcilla y el Chorizo de León, curados con el aire del invierno. Las costillas y rabo lo son del Botillo del Bierzo, plato contundente donde los haya, rey de la gastronomía berciana. Todos ellos se degustan en las mesas entendidas.

Continuará…

6 Responses

  1. Hola, Marta!!! Soy Carmennoa…pero qué pedazo de blog tenéis. No podría imaginármelo!!! Qué bonito lo del diario!!! Todo lo que contáis, vuestros viajes, la cocina…qué suerte vivir todo eso!!! Me encanta, creo que es una buena iniciativa que nos viene muy bien a mucha gente. Además, esto me ha permitido conocerte un poquito más. Por cierto, muy interesante lo de los productos de León, ya sabes que soy una enamorada de esta ciudad, de la provincia entera y de todas sus tradiciones. Besitos y estamos en contacto.

    • Mil gracias por entrar, Carmen. Me hace mucha ilusión que nos leas (ya sabes cuánto te aprecio). Parece ser que a las dos nos enamora ‘lo de León’ ; ) Un besazo

  2. me encanta esto,gracias por mostrarmelo y ahora mismo se lo digo a mi mujer que lo vea,saludos y seguir asi y si algo se te ofrece de segovia,pidemelo.
    ah la
    cecina de leon es bestial.

    • ¡Qué bueno verte por aquí, Peguero! Me hace mucha ilusión tu comentario… Tenemos pendiente ir a Segovia a comer un buen cochinillo. ¡Te avisamos! Muchas gracias. Un beso : )

Deja un Comentario

Deja un comentario

Uso de cookies

Nuestro blog también se alimenta de cookies, si continuas navegando aceptas nuestra política al respecto, pincha el enlace para mayor información.Leer más

ACEPTAR
Aviso de cookies