Tryp Zaragoza Hotel

Vanguardista, moderno y confortable serían las palabras más adecuadas para definir el Tryp Hotel Zaragoza, en el que pernoctamos durante nuestro paso por la ciudad del Ebro con el Avexperience.

Situado enfrente de la Estación de las Delicias, junto al Parque del Agua, y a unos diez minutos a pie del Palacio de la Aljafería, es el lugar idóneo para pasar la noche si al día siguiente se tiene que seguir trayecto en el tren de Alta Velocidad.

La nuestra era una habitación premium, más amplia que las normales, con cama king size, servicio de café y té, albornoz y zapatillas.

El desayuno merece un capítulo aparte, sobre todo, por el mimo con el que se presenta. Fiambres y embutidos decorados con cebollino, quesos adornados con nueces, zumos naturales en coquetas jarras, fruta ya cortada en vasitos individuales, croissants sobre una bandeja que los mantiene calientes, dosificadores de cereales…

¡Mirad cómo se lo curran desde Zaragoza Turismo! Un detalle tras otro y presencia en las principales redes sociales. Un ejemplo de cómo deben hacerse las cosas.

Nos gustó

– La cama, grande, mullida y con unas almohadas estupendas.

– Los amenities, con algunos productos exclusivamente femeninos, o sales de baño.

– La conexión Wi-Fi gratuita.

– El desayuno, que ya os hemos comentado.

– La pequeña bienvenida que nos dieron a los bloggers, con snacks y botellitas de zumo de naranja natural, como la que véis en la foto de la habitación.

– Gimnasio abierto las 24 horas del día.

No nos gustó

– Por poner un pero, está un poco alejado del centro de la ciudad y la zona de tapas por excelencia, el Tubo, aunque se puede coger un autobús para llegar.

Si queréis un hotel que no os haga depender del transporte público, el Palafox es vuestro lugar. Para cenar os recomendamos dos sitios que nos encantaron, ‘Entrebastidores’, cocina de autor, o ‘La Republicana’, para raciones y pinchos.

2 comentarios sobre “Tryp Zaragoza Hotel

Deja un comentario