‘Tras el paseo, Botillo’, por @saborleon

Frío, frío, frío. La caminata resultó ser más dura de lo habitual, el viento helado había marcado a los paseantes en este domingo de febrero. Para mejorar la temperatura corporal deciden hacer un alto y comer. Hoy toca Botillo (del Bierzo, claro) también denominado Bolletus por los romanos cuya fórmula recoge Apicio en el capítulo V de la obra ‘De re coquinaria. ¿Lo conocen? Don Victoriano Crémer, buen paisano, leonés de adopción,  centenario y poeta  lo definía con el arte de sus versos así:

Ni morcilla ni morcillo

ante el Botillo me humillo

tan fecundo, tan orondo,

tan misterioso y sencillo

tan redondo.

Botillo del BierzoSentados a la mesa, los comensales comienzan a percibir la proximidad del alimento por los olores que emanan de la gran perola. Aromas que son lanzados más allá de la cúpula de la cocina, trepando hasta la nariz de cada uno. ¿A qué huele el Botillo del Bierzo? A infancia, días de matanza, invierno, allá donde les quiera trasladar la memoria. Recuerdos que se mezclan con la  imagen del gaudeamus, entre original y familiar, confidencias que engatusan las miradas.

A todo hidalgo le sigue un fiel escudero y así llega a la mesa un vino elaborado con uva mencía de la D.O. Bierzo, la azul violeta, ¿con qué otra si no?, ésa que se encarga de disponer el  paladar  para el inminente festín.

Botillo

El mesonero anuncia la llegada del Botillo, humeante en el plato. Comienza un ritual que se interpreta acompañado de repollo, patata y chorizo. Ahora el olor a pimentón está más cerca, se siente en la boca, con algo de ajo. Con paciencia se pela la pieza de fina tripa que lo envuelve, separando los huesos que ya toca saborearlo, mezclando la mencionada guarnición con la parte canalla del cerdo. El volcán de sabores se disfruta poco a poco, transitando hacia un estado del cuerpo que los entendidos dicen ‘de jota’. 

Ahora el brillo del plato se extiende por el rostro y penetra en los ojos, están vidriosos. Ha bastado una materia sencilla para transmitir la fuerza de un producto auténtico, homenajear a la tierra y disfrutar de la compañía. El sabor ha inundado las bocas y  llegado a las  mentes.

Autor: @saborleon

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.