Hace ya unos años que me alojé en el Temple Bar Hotel de Dublín, y he de reconocer que estoy deseando volver para que lo conozca J. Situado en el mismísimo corazón de la capital irlandesa, como su propio indica, es un establecimiento que aúna las comodidades de un tres estrellas y la enorme ventaja de su ubicación, la mejor de la ciudad. ¿El precio? Desde 100 la habitación individual con desayuno.

En su día, como buena gastrónoma, sólo hice fotos de los desayunos, abundantes y caseros, de ahí que haya cogido prestadas las otras. Aún así, espero que os sirva para haceros una idea del sitio.

Me gustó

– La ubicación, en pleno corazón del Temple Bar.

– El desayuno, desde el típico irish preparado al momento: con salchichas, huevos, baked beans, beicon y pudding, a un bufet con quesos, fruta fresca, cereales, zumos, bollería. Amplio y variado.

– La cercanía de las 2 principales calles comerciales de Dublín, Grafton Street y Henry Street.

– La conexión Wi-Fi gratuita.

– Que mi habitación estuviera en la última planta, ya que los pubs cercanos cierran a las dos de la mañana y hay bastante ruido.

– Tienen cuenta en Twitter: @TempleBarHotel.

Un consejo

No vayas si buscas un hotel tranquilo. El Temple Bar no es tu sitio.

Actualización: Si no te importa gastarte un poco más, puedes alojarte en la misma calle en el hotel de Bono y The Edge.

2 Responses

Deja un Comentario

Deja un comentario

Uso de cookies

Nuestro blog también se alimenta de cookies, si continuas navegando aceptas nuestra política al respecto, pincha el enlace para mayor información.Leer más

ACEPTAR
Aviso de cookies