En esta entrada, trataremos de resumir la infinidad de posibilidades que ofrece al viajero la antigua capital del Imperio austrohúngaro. A partir de este diccionario básico para pasear por Viena mostramos una selección de sugerencias que hemos recopilado tras nuestra reciente visita a una de las ciudades más bellas de Europa.

Viena

Amplias avenidas

Arquitectura: pasear por Viena es pararse en cada esquina para capturar la mejor instantánea, sin pensar que puede ser una de las urbes europeas más fotografiadas por hordas de turistas que, cámara en mano, son capaces de parar el tráfico o colapsar una acera. Amplias avenidas franqueadas por imponentes fachadas en el casco histórico contrastan con antiguos barrios como el judío, que hoy da paso a edificaciones más modernas e igualmente dignas de aparecer en el álbum viajero.

Belvedere

Verja trasera del palacio

Seguir leyendo

Viena es una ciudad fantástica para disfrutar de lo que denominamos ‘Turismo Gastronómico’, que básicamente consiste en exprimir al máximo la oferta cultural del destino y hacer de cada alto en el camino un descubrimiento culinario. En esta entrada, os proponemos un recorrido por la capital austriaca en función de un amplio abanico de establecimientos para probar lo mejor de su cocina y productos. Descubre dónde comer en Viena.

Comer en Viena

Un escenario de cine

Una manera perfecta de empezar el día es hacerlo con un típico desayuno en el cinematográfico ‘Café Mozart’. Ubicado en el número 2 de Albertinaplatz, abre desde las 8 de la mañana y, entre otras vicisitudes históricas, fue escenario de una obra culmen del séptimo arte, El Tercer Hombre, protagonizada de Orson Wells. Dispone de una larguísima carta de cafés e infusiones que, acompañada de la mejor repostería local, hará las delicias del viajero. Imprescindible, el café vienés.

Comer en Viena

Variedad de frutas y verduras

Seguir leyendo

La capital de Austria se levanta en pleno corazón de la Vieja Europa, allí donde el Danubio casi se planta a los pies de los Alpes. El área metropolitana alberga a más de 2 millones de vieneses, la misma población que esta urbe tenía hace un siglo, pero hoy con un sistema de transporte limpio, puntual y con buena relación calidad/precio a lo largo de sus 937 kilómetros de expansión. En tren, bus, metro, tranvía, barco, coche, moto, bici, carruaje o a pie, te contamos las diferentes formas de moverse en transporte público en Viena.

Transporte público en Viena

En 16 minutos del aeropuerto al centro de Viena

City Airport Train: la mejor manera para llegar desde el aeropuerto al centro en poco más de 15 minutos y por cerca de 20 euros si se compra ida y vuelta. La estación de llegada es Wien Mitte/Landstrabe, a 10 minutos andando de Stephansplatz, y conectada con la red de trenes, cercanías y metro (líneas 3 y 4). Desde el aeropuerto, el primer servicio comienza a las 6:06 y el último, a las 23:36; para el trayecto inverso 5:36 y 23:06, respectivamente. Los trenes no esperan, tienen una frecuencia de 30 minutos y piden el billete una vez sentados. 

Transporte público en Viena

La Vienna Card es la mejor opción

Seguir leyendo

Uso de cookies

Nuestro blog también se alimenta de cookies, si continuas navegando aceptas nuestra política al respecto, pincha el enlace para mayor información.Leer más

ACEPTAR
Aviso de cookies