Hotel Clift (San Francisco)

Situado en el número 495 de Geary Street (San Francisco, Estados Unidos) el Hotel Clift rebosa de un lujo excéntrico que el viajero aprecia nada más pisar su hall. Pese a rondar el siglo de existencia, este alojamiento de cuatro estrellas combina a la perfección la energía de la mítica urbe en la que se inserta con el glamour al más puro Hollywood. De hecho, es fácil toparse con alguna estrella catódica deambulando por su lobby made in Philippe Starck, apoyado en alguna de las sillas de Ray y Charles Eames, tomando un café en la mesa diseñada para tal motivo por Salvador Dalí, cerca del banco surrealista de Renee Marguerite o admirando una escultura de William Sawaya.

Hall Hotel Clift (San Francisco USA)

Un detalle más, la enorme chimenea que gobierna la recepción y que puede hechizarte hasta el punto de olvidar todas tus pertenencias, como le pasó a quién escribe estas líneas.

Chimenea Hotel Clift (San Francisco)

Cerca de las tiendas de Union Square y de la mítica Nob Hill, una de las «Siete Colinas» de San Francisco que da nombre al barrio, el Hotel Clift permite al viajero sentir el latido de la ciudad sin cansarse, ni perderse o simplemente asomándose a su entrada. Seguir leyendo «Hotel Clift (San Francisco)»

Un paseo por Miconos (Grecia)

Con menos de 10.000 habitantes, de las más pequeñas de las islas Cíclicas, Miconos es también una de las visitadas de Grecia. Su alocada vida nocturna, cita de turismo gay de alto nivel adquisitivo, la ha convertido en uno de los lugares de moda cada verano para miles de parejas en busca de sol, playas -alguna nudista- y fiesta.

También acoge a turistas despistadas como yo, que tuve la suerte de visitarla en mi periplo por este fascinante país hace años, cuando aún no paseaba de la mano de J, el amor de mi vida.

Miconos

Ciudad pintoresca donde las haya, destaca por la belleza y magia de sus callejuelas estrechas y laberínticas, en las que es muy sencillo perderse, con blancas casas de puertas azules, balcones decorados con cientos de coloridas flores y pavimento de losas oscuras. La proximidad de las viviendas -en algunas es posible tocar la de al lado con tan sólo estirar el brazo-, es para protegerlas del viento y del calor, y en una época no muy lejana también de los piratas.

Miconos

Seguir leyendo «Un paseo por Miconos (Grecia)»