A la entrada del pueblo más bonito de Salamanca, Candelario, se encuentra el mejor restaurante de la localidad, ‘El Ruedo’. En su cocina tradicional destacan platos muy elaborados donde siempre prima el producto de mayor calidad, con verduras de temporada de su propia huerta ecológica, así como carnes, quesos y embutidos ibéricos de la comarca. Destaca su amor incondicional por la micología, con presencia de diferentes especialidades con setas entre su oferta culinaria: sopa de hongos con foie y piñonesrevuelto de rebozuelos con hebras de calamartartar de amanita caesarea y trucha ahumadalagarto ibérico con oreja de Judas y hongoslomo de ciervo con angulas de monte

Tataki de salmón y rebozuelos, en ‘El Ruedo’ (Candelario)

Boletus con jamón ibérico y parmentier de queso, en ‘El Ruedo’ (Candelario)

Su amplia carta está pensada para satisfacer a todos los paladares: desde quien busca opciones de ‘toda la vida’, como sopa castellana con huevo escalfado, chuletillas de cabrito lechal o chuletón de morucha, hasta aquellos que preferimos algo distinto: tataki de salmón y rebozueloscarpaccio de ibérico, foie y jamón; milhojas de calabacín con morcilla de Burgos, crema del Casar y galleta de cerealesensalada de melón, menta y salmón ahumado a la crema agriagazpacho de rúcula y manzana ácida con piruleta de queso de cabra

El Ruedo

Carpaccio de ibérico, foie y jamón, en ‘El Ruedo’ (Candelario)

Seguir leyendo

Hace ya bastantes meses que nos reencontramos con ‘El Alquimista’, pero una comida familiar la pasada semana ha sido la excusa perfecta para escribir este nuevo post gastronómico sobre uno de los restaurantes con más futuro y presente de Salamanca. La pareja formada por César Niño y Sandra Martín -en la cocina y al frente de la sala, respectivamente- tiene una larga experiencia en el sector y un pasado común en ‘Mugaritz’, además de haber sido los artífices del desaparecido ‘TeVere’, local pionero en la ciudad en la denominada ‘cocina en miniatura’.

El Alquimista

Palabra de Coelho…

Aunque hace tan sólo unos días que ‘El Alquimista’ ha renovado su carta, la mayoría de platos de esta entrada siguen disponibles, ya que se han convertido en clásicos que el público demanda, como la refrescante Ensalada crujiente de queso de cabra, manzana Granny Smith y vinagreta de miel y mostaza, los delicados Raviolis de buey de mar con curry de espinacas, hierbas aromáticas y polvo de cacahuete o los contundentes Callos de ternera a la madrileña con taquitos de jamón y chorizo ibérico.

El Alquimista

Ensalada crujiente de queso de cabra, manzana Granny Smith y vinagreta de miel y mostaza

Seguir leyendo

Carta de Víctor Gutiérrez

“Corazón peruano, alma española y matices asiáticos”, así es como define su cocina Víctor Gutiérrez, quien hace ya doce años que abrió su restaurante en Salamanca, en el número 66 de la calle de San Pablo. Aún recuerdo como algo excepcional y totalmente diferente la primera vez que fui con mi madre. Entonces yo apenas tenía conocimientos de gastronomía -eso no quiere decir que ahora los tenga-, pero recuerdo detalles de esa comida que me llamaron la atención, como pedir los postres con el resto de platos pues algunos eran extremadamente laboriosos, como uno que se componía de una preciosa cesta de caramelo.

Nacido en la localidad peruana de Tarapoto, Gutiérrez no es el típico cocinero que desde niño quiso dedicarse a su profesión, sino que cursó dos años de Arquitectura en Rusia antes de parar en Girona para formarse en su Escuela de Cocina. Simultaneó sus estudios en la salmantina Fonda Veracruz con breves etapas en los restaurantes de Martín Berasategui en Lasarte o Pepe Solla en Pontevedra antes de decidirse a abrir su propio negocio.

Actualmente cuenta con dos Soles de la Guía Repsol, además de una Estrella Michelin, la única en la capital del Tormes y, además, ostenta la dirección gastronómica de The Haciendas. También pertenece a Cocineros 666, que promueve y representa la alta cocina en Castilla y León y donde tienen un lugar importante nuestros queridos Juanjo y Yolanda, de Cocinandos.

Ofrece dos menús: Víctor Fusión y Nuestras Raíces, por 65 y 80 euros más IVA, respectivamente. El nuestro fue a elección del chef y comenzamos con Mejillón on the rock, primero de cinco aperitivos, servidos en una original concha de patata.

Mejillón on the rock

Seguir leyendo

Uso de cookies

Nuestro blog también se alimenta de cookies, si continuas navegando aceptas nuestra política al respecto, pincha el enlace para mayor información.Leer más

ACEPTAR
Aviso de cookies