Fue en 2006 cuando una venezolana y un farmaceútico italiano decidieron abrir un restaurante a espaldas del Coliseo Romano donde ofrecer lo mejor de la cocina del Lazio. Es por eso que en‘Il Bocconcino’ los lunes se sirven especialidades con carne; los martes, pescados como sardinas o anchoas, los jueves se preparan ñoquis; el sábado, callos y el domingo, empanadas y asados. Todo ello utilizando las mejores materias primas y recetas tradicionales de la mamma.

Nos habían recomendado este sitio los amigos de Helpeat y, aprovechando nuestra visita a uno de los monumentos más representativos de la Ciudad Eterna, allí reservamos mesa para comer. Nos apetecía probarlo todo, pero nos decidimos por:

Selezione di formaggi e salumi del Lazio, antipasti con embutido y quesos de la zona del Lazio. Ideal para probar un poquito de cada cosa.

Seguir leyendo

1. Está situada en el cruce de tres calles.

2. Es, probablemente, la fuente más conocida del mundo y uno de los monumentos más famosos de Roma.

3. Con 40 metros de frente es difícil encontrarla totalmente descubierta, ya que se limpia y restaura por partes.

4. Cuenta la leyenda que si arrojas una moneda, regresarás (a mí me funcionó).

5. Federico Fellini la hizo eterna sumergiendo en sus aguas a una voluptuosa Anita Ekberg en la película por la que todo el mundo la recuerda: ‘La Dolce Vita’… “Marcello, come here. Hurry up!”

Pincha aquí si quieres saber qué dice Wikipedia sobre la Fontana di Trevi.

El Trastevere es, sin duda, nuestro barrio favorito de Roma. Además de habernos alojado allí en un coqueto apartamento, pudimos disfrutar de algunos de sus restaurantes más típicos, como ‘Popi Popi’ o ‘Alle Fratte di Trastevere’. Aunque la idea del Azzurro Trip era probar la auténtica comida  italiana, no pudimos resistirnos ante las que nos habían comentado que eran las mejores pizzas de la zona, las de ‘Dar Poeta’.

En el número 45 de Vicolo del Bologna, una estrecha callejuela sin acceso al tráfico, se encuentra este casi siempre abarrotado local que dispone de una pequeña terraza exterior donde disfrutar de su comida. En su carta ofrece, además, ensaladas, bruschettas y entremeses, sin que ningún plato supere los 10 euros.

Nosotros pedimos un par de pizzas para cenar en casa: una Dar Poeta, con calabacín, ciauscolo -una especie de salami-, ajo y chile y una Superformaggi, con mozzarella, queso crema, requesón y chile (muy picantes las dos, pero deliciosas). Se cocinan al horno de leña y la masa es gordita y crujiente. No somos ningunos expertos, pero son de las mejores que hemos probado.

Seguir leyendo

Uso de cookies

Nuestro blog también se alimenta de cookies, si continuas navegando aceptas nuestra política al respecto, pincha el enlace para mayor información.Leer más

ACEPTAR
Aviso de cookies