Ir de compras es una excusa perfecta para conocer mundo. El denominado ‘shopping tourist’ crece cada día más y son muchas las ciudades que ofrecen tours especializados por las calles más lujosas de las grandes capitales donde dejar tiritando la tarjeta de crédito en tiendas de ropa, zapatos, cosméticos, alimentación o decoración. A través de nuestros viajes, hemos localizado unas cuantas y, aunque somos más de mirar, merece la pena dejarse caer por ellas y soñar con ser insultantemente rico. O, si no, aprovechar la época de rebajas o descuentos especiales.

Tienda en Oxford Street (Londres)

Tienda en Knightsbridge (Londres)

Knightsbridge y Sloane Street (Londres). Dos de los barrios residenciales más exclusivos de la capital británica y principales calles para los fashionistas. Si te aburre mirar escaparates, ve directamente a Harvey Nichols o Harrods, dos de los grandes almacenes más exclusivos del mundo donde, si te sobra algo de dinero suelto, puedes comprar un Cayago por la nada despreciable cantidad de 80.000 libras y surcar los mares cual sirena.

Converse de piel de cocodrilo en Nueva York

Converse de piel de cocodrilo en Nueva York

Seguir leyendo

Si visitáis Roma, descubriréis en los Museos Vaticanos uno de los tesoros artísticos más importantes del mundo, muestra de la influencia de la Iglesia a lo largo de la historia y cobijo de tantas obras que conviene apuntar algunas pistas para no desfallecer entre tanta belleza. Lo primero será reservar vuestra entrada por internet y, lo segundo, prepararse para fotografiar la espectacular escalera de acceso.

Escalera Museos Vaticanos

Una balaustrada infinita

Es importante saber que las cámaras están prohibidas en gran parte del recinto por lo que tendréis que apañaros cuando descubráis los techos de la Capilla Sixtina, joya de este complejo museístico, y parada obligatoria repleta de vigilancia.

Capilla Sixtina

Inevitable mirar hacia arriba

Seguir leyendo

Vinos y aceites

Es uno de los mercados más antiguos de Roma, pues se tiene constancia de que en 1869 ya existía el Mercato Campo di Fiori, que tiene lugar cada sábado en la plaza de igual nombre. Cuenta la historia que en ella tenían lugar ejecuciones públicas y en 1600 Giordano Bruno, filósofo y poeta italiano, fue quemado vivo por hereje.

Lo que comenzó siendo un espacio para la compra y venta de caballos se ha convertido muchos años después en un encantador lugar donde los romanos adquieren productos frescos y artesanales, además de quesos, aceites, vinos y licores.

Pasta, salsa y chianti

Seguir leyendo

Uso de cookies

Nuestro blog también se alimenta de cookies, si continuas navegando aceptas nuestra política al respecto, pincha el enlace para mayor información.Leer más

ACEPTAR
Aviso de cookies