¿Qué te parecería un pequeño crucero por el mayor lago de agua dulce de Europa? ¿Y si te decimos que tú serás el capitán? Muy cerca de la frontera española, en la provincia portuguesa de Évora, se encuentra el Grande Lago, con 250 kilómetros cuadrados que se extienden a lo largo de 83 kilómetros de largo y 1.160 de perímetro.

Allí se encuentra Amieira Marina, el primer proyecto naútico de la zona que ofrece el alquiler de las llamadas casas-barco, así como el mantenimiento y aparcamiento de las mismas, restauración con servicios de bar y restaurante panorámico  con terraza y  tienda.

Los barcos, con capacidad entre cuatro y doce personas, cuentan con todo lo necesario para que te sientas como en casa: dormitorios, aseo independiente, salón-comedor con cocina equipada y hasta una pequeña terraza desde la que contemplar el horizonte o tirar la caña para pescar la cena. Seguir leyendo

Uso de cookies

Nuestro blog también se alimenta de cookies, si continuas navegando aceptas nuestra política al respecto, pincha el enlace para mayor información.Leer más

ACEPTAR
Aviso de cookies