Con cerca de dos millones de habitantes, la capital de Polonia se extiende esplendorosa a ambas orillas del Vístula. Devastada casi en su totalidad durante la Segunda Guerra Mundial, Varsovia se vio reducida a escombros y 700.000 personas perdieron la vida. Reconstruida durante más de una década, hoy en día es una de las urbes más visitadas de Europa y no le faltan motivos: historia se mire donde se mire, museos, música a raudales y una gastronomía tan variada como sorprendente. ¿Nos acompañas en este paseo por Varsovia?

Qué ver en Varsovia

1. Palacio de la Cultura y la Ciencia: el edificio más alto de Polonia es el más representativo de su capital, con 237 metros de altura repartidos en 42 pisos, y más de 3.000 oficinas de diferentes empresas e instituciones. En su interior alberga también la Academia de Ciencias Polaca, varios museos, una sala de cine, y dos universidades privadas. No dejes de sacar entrada para admirar las vistas de Varsovia desde su mirador de la planta 30, por tan solo 20 zlotys.

Varsovia

Palacio de la Cultura y la Ciencia de Varsovia

2. Museo Chopin: uno de los mejores compositores de todos los tiempos nació en Polonia y es venerado en su capital de diferentes maneras, además de dar nombre a su principal aeropuerto: estatuas, bancos sonoros en plena calle y, cómo no, su propio museo. Objetos personales, cartas, manuscritos de algunas de sus obras más famosas, fotografías e, incluso, uno de sus pianos, pueden contemplarse en el Museo Chopin, uno de los imprescindibles que ver en Varsovia aunque no te interese su música. El precio de la entrada es de 13 zlotys y hay tickets especiales para familias.

Museo Chopin de Varsovia

Seguir leyendo

¿Vas a visitar Polonia y te apetece descubrir un lugar único aunque no apto para claustrofóbicos? Las Minas de Sal de Wieliczka, en Cracovia, son un espectáculo que no puedes dejar de admirar.

Minas de Sal de Wieliczka

Acceso por la torre de graduación

Comenzamos esta serie de artículos inspirados en nuestro reciente viaje a Polonia con una reseña de las Minas de Sal de Wieliczka, situadas al sur del país. Debido al intenso temporal de nieve optamos por pedir un chófer vía Uber desde el centro de Cracovia hasta la entrada al complejo (10 kilómetros de distancia). Aunque la carrera no llegó a los 20 euros, existen opciones más económicas:

  • en tren de cercanías hasta la estación Wieliczka Rynek Kopalnia.
  • en el autobús 304 que sale de la calle Kurniki, muy cerca de la Galería Krakowska.
  • en un minibús directo que parte de la estación Dworzec Główny.
  • en coche de alquiler equipado con gps, ya que se puede aparcar sin problemas en tres zonas del recinto.

Seguir leyendo

La cadena Intercontinental es de sobra conocida por sus establecimientos repartidos a lo largo y ancho del planeta. Hacía tiempo que teníamos ganas de dormir en uno de sus hoteles, por lo cual Varsovia y sus precios, mucho más módicos que en el resto de Europa, fueron la excusa perfecta para reservar en el Intercontinental Warsaw, en pleno centro de la ciudad. Ya puestos, por unos euros más, nos apetecía pasar nuestra última noche en Polonia en una de sus habitaciones deluxe con acceso al club lounge, sin duda, una de las mejores experiencias que hemos tenido en mucho tiempo.

Hotel Intercontinental Warsaw

Un espumoso con vistas a Varsovia

La habitación del Intercontinental Warsaw

Amplísima, con 35 metros cuadrados, y una confortable cama con carta de almohadas. Además de wifi de cortesía, incluye un gran escritorio para trabajar cómodamente, cafetera Nespresso, hervidor de agua y facilidades para preparar té, con servicio de leche sin ningún coste durante gran parte del día.

Hotel Intercontinental Warsaw

Cama de la habitación superior del Intercontinental Warsaw

 

El baño del Intercontinental Warsaw

Con ducha y bañera separadas, espejo de aumento, peso, deliciosos amenities y la posibilidad de escuchar la televisión gracias a un curioso sistema de audio. Además de albornoces y zapatillas, pone a disposición de sus clientes un buen número de esponjosas toallas.

Seguir leyendo

Uso de cookies

Nuestro blog también se alimenta de cookies, si continuas navegando aceptas nuestra política al respecto, pincha el enlace para mayor información.Leer más

ACEPTAR
Aviso de cookies