‘León, la identidad de lo sabroso’ (2ª parte)

viene de la primera parte.

¿Cómo si no comprender que un árbol viejo como el castaño nos aporte un fruto tan útil y elegante como la castaña? Sale de un erizo, sabor a otoño; antes, alimento con el que se mitigaban hambrunas y ahora, convenientemente elaborada, materia cualificada de repostería y de alta gastronomía. Cruda, asada, cocida, confitada: la Castaña del Bierzo, deleite puro.

Seguir leyendo «‘León, la identidad de lo sabroso’ (2ª parte)»