Momofuku Ando fue el creador de la sopa de fideos -o ramen– instantánea elaborada por la empresa Nissin Foods durante la segunda posguerra mundial para paliar la hambruna de la época. Seguro que todos conocéis el envase humeante que durante diez años fue uno de los símbolos más representativos de Times Square. ¿A que sí?

Como homenaje a Ando, el norteamericano David Chang decidió nombrar a su más que exitoso grupo de restaurantes, que nació en 2004 con un modesto local en el East Village neoyorquino, ‘Momofuku Noodle Bar’. En 2006, y tan sólo a un par de manzanas, abría sus puertas ‘Momofuku Ssäm Bar’, al que siguieron ‘Momofuku Ko’ y ‘Momofuku Milk Bar’. En la actualidad, su imperio se ha extendido a Sydney y Toronto, además de ampliar sus establecimientos para otro tipo de negocios, como ‘Booker and Dax’, bar ubicado en la parte de abajo del ‘Ssäm Bar’.

Aunque nos hubiera encantado probar ‘Ko’, con dos Estrellas Michelin, en este viaje de tres semanas por la costa Este de los Estados Unidos, no podíamos permitirnos su menú degustación de 175 dólares, así que nos ‘limitamos’ al ‘Noodle Bar’ y ‘Ssäm Bar’.

Cocina de Momofuku Ssäm Bar

Ssäm Bar

Llegamos casi cuando estaban cerrando la cocina, pero nos dio tiempo a un ‘picoteo’ y a probar la especialidad de la casa, los steamed buns o bollitos al vapor, tan de moda ahora en España. El nombre de este restaurante, situado en el 207 de la calle 13 con la 2ª Avenida, se debe al ssäm, plato coreano que en el que se usa una hoja de verdura para envolver los ingredientes de los que se compone. Aquí lo llaman O.G. Momofuku Ssäm, se sirve dentro de una hoja de lechuga y, a su vez, en el interior de un wrap, formando un bocado tan delicioso como poco fotogénico. Se compone de lomo de cerdo, black beans, arroz y kimchi, en una mezcla de sabores picantes y dulces realmente sorprendente.

Smoked salmon bun

Seguir leyendo

Hay museos que, a pesar del tiempo que haya pasado desde que los visitaste, perduran en tu memoria como si fuera ayer. Ya sea debido a lo que representan o a las obras que cuelgan de sus paredes, muchas de ellas de incalculable valor, estos cinco museos permanecen en nuestras retinas y volveríamos a visitarlos una y otra vez.

Museo de la Paz de Hiroshima

Reloj que se detuvo a las 8:15 del 6 de agosto de 1945, en el Museo Memorial de la Paz de Hiroshima (Japón)

1. Museo Memorial de la Paz (Hiroshima). Dentro de unos meses, cumplirá 50 años de vida siendo uno de los más visitados de Japón. Entre sus paredes, se muestra uno de los capítulos más terroríficos de la cronología del país nipón, que tuvo lugar el 6 de agosto de 1945 y en el que murieron más de 70.000 personas instantáneamente y otras 35.000, con posterioridad. Te aconsejamos que alquiles una audioguía para ‘escuchar’ la historia que hay detrás de los objetos que se exponen, como el reloj que se detuvo a la hora exacta del bombardeo o botellas de cristal deformadas por las altas temperaturas alcanzadas.

Museo Judío de Berlín

Museo Judío de Berlín (fotografía de Jorge Bueno, vía Flickr)

Seguir leyendo

Ir de compras es una excusa perfecta para conocer mundo. El denominado ‘shopping tourist’ crece cada día más y son muchas las ciudades que ofrecen tours especializados por las calles más lujosas de las grandes capitales donde dejar tiritando la tarjeta de crédito en tiendas de ropa, zapatos, cosméticos, alimentación o decoración. A través de nuestros viajes, hemos localizado unas cuantas y, aunque somos más de mirar, merece la pena dejarse caer por ellas y soñar con ser insultantemente rico. O, si no, aprovechar la época de rebajas o descuentos especiales.

Tienda en Oxford Street (Londres)

Tienda en Knightsbridge (Londres)

Knightsbridge y Sloane Street (Londres). Dos de los barrios residenciales más exclusivos de la capital británica y principales calles para los fashionistas. Si te aburre mirar escaparates, ve directamente a Harvey Nichols o Harrods, dos de los grandes almacenes más exclusivos del mundo donde, si te sobra algo de dinero suelto, puedes comprar un Cayago por la nada despreciable cantidad de 80.000 libras y surcar los mares cual sirena.

Converse de piel de cocodrilo en Nueva York

Converse de piel de cocodrilo en Nueva York

Seguir leyendo

Uso de cookies

Nuestro blog también se alimenta de cookies, si continuas navegando aceptas nuestra política al respecto, pincha el enlace para mayor información.Leer más