Viena es una ciudad fantástica para disfrutar de lo que denominamos ‘Turismo Gastronómico’, que básicamente consiste en exprimir al máximo la oferta cultural del destino y hacer de cada alto en el camino un descubrimiento culinario. En esta entrada, os proponemos un recorrido por la capital austriaca en función de un amplio abanico de establecimientos para probar lo mejor de su cocina y productos.

Café Mozart

Un escenario de cine

Una manera perfecta de empezar el día es hacerlo con un típico desayuno en el cinematográfico ‘Café Mozart’. Ubicado en el número 2 de Albertinaplatz, abre desde las 8 de la mañana y, entre otras vicisitudes históricas, fue escenario de una obra culmen del séptimo arte, El Tercer Hombre, protagonizada de Orson Wells. Dispone de una larguísima carta de cafés e infusiones que, acompañada de la mejor repostería local, hará las delicias del viajero. Imprescindible, el café vienés.

Mercado Naschmarkt

Variedad de frutas y verduras

Seguir leyendo

Mercado de Tsukiji

Pincha en la imagen para ver nuestro vídeo

Durante nuestra estancia en Tokyo, le suplicamos a nuestra amiga Mariko que nos acompañara al mercado de Tsukiji. Ella, antigua estudiante en Salamanca y hoy madre de dos infantes muy graciosos, suele realizar este papel de guía especializada con ilustres visitantes extranjeros ya que domina inglés y castellano casi a la perfección, algo raro entre las mujeres niponas.

Nos avisó, cada vez que le preguntamos por el tema, que si no madrugábamos sería imposible acceder a este centro mundial del comercio de pescado para conocerlo en plena ebullición. Sus obligaciones familiares y nuestro cansancio acumulado fueron razones más que justificadas para llegar no tan pronto como hubiéramos deseado, a primera hora de la mañana pero no en plena noche como recomiendan los expertos.

Mercado de Tsukiji

Bonita composición

Y es que las autoridades municipales se han puesto serias ante la avalancha matutina de curiosos occidentales que se agolpan a la entrada de Tsukiji para ver las subastas de atún. O has sacado tu preciada entrada de las poco más de cien que hay disponibles antes de las 5 de la mañana o es casi imposible poner un pie en este descomunal complejo. Los más astutos consiguen acceder de puntillas haciendo buenas migas con algún amable tendero pero, si no madrugas, mejor ni lo intentes. Seguir leyendo

¿Por dónde empezar?

Una visita a Chelsea Market es obligatoria para cualquier amante de los mercados como nosotros, pero no sólo de los tradicionales donde comprar carnes, pescados y verduras, sino de aquellos en los que la comida ya está preparada y es posible sentarse allí mismo para degustarla. Si en España estos espacios se pusieron de moda hace escasos años, con el madrileño de San Miguel a la cabeza, en ciudades como Nueva York existen desde hace décadas. Aunque hay que reconocer que su valor gastronómico es bastante escaso, resulta un lugar curioso y es perfecto para un corto descanso si estás por el barrio de Chelsea, uno de los más bonitos de la ciudad y con algunas de las viviendas más caras del mundo.

La tienda que más llama la atención, de las más de 50 que componen Chelsea Market, es ‘The Lobster Place’, una de las pocas donde es posible encontrar productos frescos, en este caso, pescados y mariscos expuestos con suma delicadeza y perfectamente identificados por su zona de captura o características especiales. Los reyes del negocio son la langosta de Maine, que se puede adquirir ya cocida y en diferentes tamaños, y el sushi, que venden preparado en pequeñas bandejas o que puede comerse a la barra preparado al momento por expertas manos japonesas a la vista de los clientes.

¡Una de langosta!

Seguir leyendo

Uso de cookies

Nuestro blog también se alimenta de cookies, si continuas navegando aceptas nuestra política al respecto, pincha el enlace para mayor información.Leer más