Ocho visitas a ‘Cocinandos’ en ocho platos para recordar

Si sois lectores habituales de este blog y seguís nuestras redes sociales, conoceréis de sobra la debilidad que tenemos por ‘Cocinandos’, el único restaurante leonés galardonado con una estrella Michelin y a cuyos mandos se encuentra la pareja formada por Yolanda León y Juanjo López. En puertas de una nueva visita, hemos querido recopilar los platos que más nos han gustado en las ocho que llevamos hasta la fecha. Y por qué tantas, os preguntaréis. Muy sencillo: la relación calidad-precio, con un menú degustación por 41 euros, y la opción de maridaje por 16 euros más, es incomparable en la Ciudad del Bernesga y, posiblemente, en toda Castilla y León. Pero, sin duda, el motivo principal es que allí, gracias a la hospitalidad de todo el equipo, nos sentimos como en casa.

Cocinandos
Mini bollo de hongos al vapor

1. Mini bollo chino de hongos al vapor. En ‘Cocinandos’ fueron unos visionarios elaborando los bollitos chinos al vapor que tan de moda se han puesto en la gastronomía española desde hace algún tiempo. Se sirve sobre una minúscula cesta de mimbre y los preparan de diferentes maneras, siendo el de hongos y el de Cecina de León los dos que hemos podido catar hasta ahora, pero es un aperitivo tan sabroso y original que no nos importaría que estuviera presente en cada repertorio.

Cocinandos
Bacalao con guiso de hongos y garbanzos de pico pardal con su jugo

Seguir leyendo “Ocho visitas a ‘Cocinandos’ en ocho platos para recordar”

Guía básica de la Semana Santa en León

Semana Santa Leonesa

Durante siete días, los que van del Domingo de Ramos al Sábado de Gloria, la ciudad se viste de gala para recibir a todo tipo de visitantes. La Semana Santa en León, calificada de Interés Turístico Internacional, esconde algo más que procesiones, imágenes y cofrades. En esta entrada, vamos a ofrecer una guía básica para disfrutar, si el tiempo acompaña, ya seas padre de familia, integrante de un grupo de solteros, pareja enamorada o uno de esos guiris que viajan por España como auténticos exploradores. 

Limonada de Semana Santa (no más de 5)
Limonada de Semana Santa (con precaución, peatón)

1. Existe un León para guiris que apenas se vende y eso que, por ejemplo, muchos son capaces de llegar en ferry desde Plymouth (Reino Unido) ‎para desembarcar en el puerto de Santander y poner rumbo a nuestra ciudad con tal de bailar en el Purple Weekend, un fin de semana de estética mod que se celebra cada año a principios de diciembre. Para ellos, nada mejor que la ‘Posada Regia’, un caserón que les hará sentirse como Hemingway en ‘La Perla’ de Pamplona. Les recomendamos:

Buscando 5+1 sentidos en ‘Cocinandos’

Este otoño tuvimos la oportunidad de regresar juntos a León y, como ocurre casi siempre, no dudamos en reservar mesa en el templo culinario que regentan Juanjo y Yoli en la capital del Bernesga. Nuestra visita coincidió con una iniciativa de título ‘Buscasetas’, que tiene como objetivo descubrir la riqueza micológica de Castilla y León de la mano de sus mejores cocineros. Por lo tanto, el menú que nos ofrecieron en la calle de las Campanillas escondía una búsqueda a través de los sentidos que trataremos de explicar en esta entrada.

Cartel de las jornadas gastronómicas

El sentido de la vista, y es que nada más llegar nos recibe en la puerta la mitad de esta estrella Michelín, quién móvil en mano asegura que un grupo de hongkonitas ha llegado a su restaurante para probar todos los vinos de la carta que tengan el sello del ‘genio de Valtuille de Abajo’, el enólogo o mago de las vides Raúl Pérez. Y no, no era broma ya que, al sentarnos, comprobamos con nuestros ojos como un grupo de seis ciudadanos asiáticos daba buena cuenta de los entrantes con varias botellas alrededor, de esas que tanto le gustan a Robert Parker Jr. 

Entrante de morcilla con pan chino

Seguir leyendo “Buscando 5+1 sentidos en ‘Cocinandos’”

‘Cocinandos’ (León) Menú 369

Además de ser la tierra de J, León es un destino gastronómico más que interesante, en especial, por la presencia del único restaurante de la provincia galardonado con una Estrella de la Guía Michelin, ‘Cocinandos’, en el que nos sentimos como en casa y en el que celebré mi 38 cumpleaños en compañía de Alberto Marcos, del blog Mucha Vida, y Patricia Calderón, buenos amigos y mejores gourmets. En esta ocasión el menú hacía el número 369.

El primer aperitivo fue Aceituna, mejillón y Martini rojo, una hermosa gordal rellena de una pasta de este molusco en escabeche y un ligero toque de vermú.

Aceituna, mejillón y Martini rojo

Seguimos con Ensaladilla con erizo y coliflor, otro fresco entrante en el que destacan el crujiente de las verduras, la suave mayonesa emulsionada y el dulce toque de la manzana verde, además del preciado erizo, una auténtica delicatessen.

Ensaladilla con erizo y coliflor

Remolacha, queso, anchoa y tomate es una composición para recordar: la fría sopa de este vegetal cada vez más de moda, una delicada esponja helada de anchoa, chips también de remolacha y tomate cherry confitado en vinagre de Jerez que explota en la boca y deja una sensación fresca y agradable. Seguir leyendo “‘Cocinandos’ (León) Menú 369”

‘Cocinandos’ (León) Menú nº 356

Pensar en comer en León es pensar en Yolanda y Juanjo, Juanjo y Yolanda, tanto monta monta tanto, uno de esos tándenes que funciona a la perfección dentro de la cocina y también fuera. Ella suele encargarse del servicio del mediodía mientras que él hace lo propio con el de la noche, para turnarse el cuidado de sus dos hijos.

Comer en León
Juanjo Pérez, de ‘Cocinandos’ (León), en acción

J y yo, como blogueros que llevan más de dos años recorriendo restaurantes de España y parte del extranjero, nunca habíamos recibido un trato como el que nos dieron el 16 de noviembre en ‘Cocinandos’, único restaurante de la provincia distinguido con una estrella de la Guía Michelin. Desde nuestra anterior visita hemos mantenido un trato de lo más cordial con Juanjo a través de Twitter. Nos unen pasiones en común: comer, viajar, León y el motociclismo, en especial, Valentino Rossi.

Nada más cruzar la puerta del establecimiento, ubicado en la calle de Las Campanillas, Juanjo nos esperaba con  su mejor sonrisa y una amabilidad -extensible a todo el equipo- que consiguió que pasáramos una velada inolvidable.

Elegimos la opción maridaje para acompañar este menú degustación número 356, un verdadero homenaje a la micología, que comenzó con un aperitivo de Edamame con espuma de cacahuete picante, semillas de soja tiernas hervidas con agua y sal.

Comer en León
Edamame con espuma de cacahuete picante

Seguir leyendo “‘Cocinandos’ (León) Menú nº 356”

Parador de San Marcos (León)

El Parador de San Marcos es uno de los más impresionantes de la península, con una historia fascinante a orillas del río Bernesga, el mismo que viera nacer a J hace ya unos cuantos años. En él nos alojamos un par de noches durante el Ebro Trip que nos llevó por Laguardia, Logroño y Zaragoza.

Hospital, escuela de veterinaria, parada de sementales, instituto de enseñanza o cuartel de caballería han sido algunos de los usos que se le han dado desde que se inició su construcción en 1515, pero, sin duda, lo que más llama la atención es que fuera campo de concentración y prisión.

Como presidio tuvo entre sus más ilustres residentes a Francisco de Quevedo, encarcelado por orden del Conde-Duque de Olivares, y que escribiría entre sus muros algunas de sus obras más conocidas, como Providencia de DiosVida de San Pablo y Constancia y paciencia del Santo Job. Por su parte, entre 1936 y 1940, en plena Guerra (in)Civil, acogió a cerca de 7.000 reclusos republicanos -muchos de ellos posteriormente fusilados-, convirtiéndose en el símbolo de la represión en León y gran parte del país.

Hoy en día conviven en este edificio el Parador de Turismo –abierto en 1964–, la iglesia de San Marcos–consagrada en 1541– y el Museo de León –desde 1869–convirtiéndolo en un lugar único e inigualable en toda la geografía española.

Pasear por su claustro o relajarse en su acogedora biblioteca -sólo abierta para clientes- es un lujo al alcance de pocos, como lo es disfrutar de las pinturas de la antigua escuela flamenca, tapices, bargueños u obras de artistas como Vela Zanetti o Vaquero Turcios que acoge en su interior.

Seguir leyendo “Parador de San Marcos (León)”

‘La Gitana’ (León)

‘La Gitana’ es uno de los bares con más solera del Barrio Húmedo de León, tierra de J y, por ende, casi mía. Se trata de una típica casa de comidas, abierta a principios del siglo XX, que ofrece los mejores productos de la tierra, además de mariscos y pescados. En su restaurante decidimos dar rienda suelta a nuestra vena más carnívora para degustar su famosa carne a la piedra. Antes, nos metimos entre pecho y espalda una Ensalada de puerros de Sahagún y unas Almejas a la marinera.

Seguir leyendo “‘La Gitana’ (León)”

‘Cocinandos’ (León)

Al encontrarse en la ciudad natal de J, fuimos posponiendo nuestra visita a ‘Cocinandos’ por aquello de ‘podemos ir en cualquier momento’. Si algo nos llamaba la atención, además de estar ubicado en la ciudad del Bernesga y ser el único de la provincia distinguido con una estrella Michelin, era el nombre. Ellos dos cocinan y nosotros, paseamos. No deberíamos haber tardado tanto en conocer el mejor restaurante de León.

Mejor restaurante de León
‘Cocinandos’

Calidad, buen servicio y éxito podrían resumir la propuesta de Juanjo Pérez y Yolanda León, que se conocieron trabajando en ‘Arzak’. Maticemos además que esta propuesta fue realmente arriesgada, más tratándose de una ciudad pequeña, ya que en su restaurante no existe carta, sino un menú degustación que consta de seis platos: aperitivo, sopa, entrante, pescado, carne y postre, y que varía cada semana. ¿El factor común de todos ellos? Productos autóctonos y de temporada cocinados con mucha creatividad, pero sin estridencias.

El trato, elegante aunque cercano, ayuda a disfrutar todavía más con las oportunas explicaciones sobre la elaboración de cada plato. La labor de Yolanda, pendiente de cada una de las mesas en todo momento, es imprescindible en el mejor restaurante de León.

Nuestro menú, que hacía nada menos que el número 326 -calculad los que llevan creados- empezó con un imaginativo Aperitivo de crema caliente de morcilla con pan de gambas frito en aceite de oliva.

Mejor restaurante de León
Aperitivo de crema caliente de morcilla con pan de gambas frito en aceite de oliva

El primero, Patata violeta con botillo y berza, con la contundencia del guiso leonés más conocido y la suavidad del tubérculo, nos resultó de lo más delicioso. Seguir leyendo “‘Cocinandos’ (León)”

Feria de la Tapa Ciudad de León

Hasta el día 18 de este mes se celebra la Feria de la Tapa Ciudad de León, en la que participan 26 establecimientos. A un precio de 1,50 euros o 2,40 con bebida (vinos D.O. Bierzo o D.O. Tierra de León, cerveza, mosto o agua) puedes degustar algunas propuestas tan interesantes como las que te mostramos:

En ‘La Jouja’ nos encontramos la tapa, a la que han bautizado como ¡¡Adarlalata!!, en este original envase de conserva.

Feria de la Tapa Ciudad de León

Se trata de una carrillera escabechada, que se sirve fría, con verduritas y granada, realmente buena.

Feria de la Tapa Ciudad de León

En ‘El Cuervo’ nos encontramos otro pincho espectacular, Canutillo y olé, relleno de rabo de toro estofado, y acompañado de setas.

Feria de la Tapa Ciudad de León

El Bacalao romescu y polvo de aceite, de ‘Saint Román’, sorprende por la suavidad y presentación. Nos gustó también que la persona al cargo nos explicara de qué se componía y nos orientara sobre otros locales a los que acudir para seguir disfrutando la Feria de la Tapa Ciudad de León.

Feria de la Tapa Ciudad de León

La siguiente parada fue el ‘Mesón Rosetón’, en el Hotel Spa París, donde degustamos un Chupa chups de codorniz sobre cebolla y reducción de Pedro Ximénez, recién salido de la sartén (y no recalentado). ¡Bravo!

Feria de la Tapa Ciudad de León

Y terminamos con la peor experiencia de la Feria de la Tapa Ciudad de León, ya que en varios locales se les habían acabado las degustaciones, en ‘In Situ’, con Gadus morhua al arriero (bacalao sobre patata) tan simplón que nos sorprendió que concursen con él… Nada que ver con los anteriores que os hemos mostrado.

Feria de la Tapa Ciudad de León

No te olvides de coger tu cartilla y pedir que la sellen en cinco establecimientos, votar tus tres favoritos y optar a varios premios, como una cena o estuches de vino. Esperamos que esta iniciativa de la Asociación de Hostelería del Barrio Húmedo sea un éxito.

¿El apellido? Alubias de La Bañeza, por @saborleon

Para intimar con La Bañeza unas alubias valen más que mil palabras. Fue fiesta en la ciudad. La Cofradía Gastronómica de la Alubia de La Bañeza celebraba su IV Capítulo: pasacalles, desfile, pendones, trajes vistosos, homenajes y alubieros de honor, dando que hablar como las alubias grandes cuando aparecen. La investidura y el juramento en el Teatro Municipal Pérez Alonso, precioso, resalta, aún más si cabe, que estamos en un acto importante y en un lugar de postín. Confraternidad entre las cofradías gastronómicas.

Seguir leyendo “¿El apellido? Alubias de La Bañeza, por @saborleon”

‘Por el Valle del Tuéjar hasta la Virgen de la Velilla’, por @saborleon

Desde Cistierna la carretera, hoy de firme excelente y sin apenas trazos sinuosos, nos pone en un ‘plis plas’ en Puente Almuhey, el antiguo puente de Muhey con historia medieval y antes romana, donde el camino les acercará al Valle del Tuéjar, en León,  (hay un río Tuéjar, afluente del Turia). Después de 20 años los paseantes vuelven a una parte de sus raíces. No es nostalgia, es sentimiento.

Seguir leyendo “‘Por el Valle del Tuéjar hasta la Virgen de la Velilla’, por @saborleon”

‘Caldereta de cordero’, por @saborleon

Las reuniones familiares suelen ser, con frecuencia, una excusa para evocar el arte culinario de nuestros mayores en un intento de volver a sentir el pasado feliz como algo actual, como si la hoja del calendario no se hubiese quedado atrás y de paso, recordar los acontecimientos, los lugares o las anécdotas vividas, por uno o por la mayoría de los presentes. Una ocasión que ni pintada para hacer turismo gastronómico en alianza con la evocación de emociones ya pasadas.

Casas en la montaña leonesa

Hoy toca ir a la cocina del tío Javier y con él, acercarse a los sabores de la Montaña Central Leonesa, la que los romanos llamaron Arbolio por lo abundante de sus frondas. ¿Qué significa? Volver a los sabores con los que identificamos fiesta, costumbre, familia y montaña que siguen estando en nuestra memoria, para ello, ¿qué mejor que comer una Caldereta de cordero? Nos sentimos en casa con un sentimiento de imaginar lo auténtico. El tío la había visto preparar muchas veces hasta que se decidió a cocinarla él mismo de la mano de un tal Valbuena, que a su vez había aprendido de El Manco.

Seguir leyendo “‘Caldereta de cordero’, por @saborleon”

‘Hasta Cofiñal, donde todo es posible’, por @saborleon

¡Los ancestros de los Hermanos Pinzón eran de León! Qué pedazo de titular para cualquier día del mítico 1992, fruto de la mente calenturienta del jefe de cierre de un periódico leonés al desempolvar un antiguo atlas y si, además, las gentes de León tuviéramos un carácter todo lo contrario del que es. Y eso ¿por qué?, lo del titular. Pues porque en uno de los territorios de la Montaña Central Leonesa más emblemático hay un pico, un valle y un arroyo que se llaman Pinzón. ¿No es suficiente?

Los paseantes habían salido “por la fresca” dejando atrás los barrios de León, vacíos por la reciente fiesta, adentrándose en la Comarca del Condado, con olor a riego y a menta, atravesando Boñar para llegar al embalse, atrás quedaban los hermosos valles de Pardomino y Vegamián, pasando por delante de la Ermita de las Nieves a la entrada de  Puebla de Lillo  para llegar a Cofiñal e iniciar, a buena hora, una ruta que prometía.

Estamos en uno de los puntos finales del viaje que realizan los rebaños trashumantes, entre los puertos de San Isidro y de Las Señales, es la Cañada Real Leonesa Oriental, en plena Reserva del Mampodre, donde el Porma comienza a ser un aprendiz de río que no sabe de riadas. Lugar de leyendas, como la de la pena de “manos podadas” que daría el nombre a Mampodre,  sufrida por el pueblo astur una vez que fue sometido por los romanos, o la del peregrino y el lago de Isoba o la de Antón, el lugareño que se encontró con un oso y lo convenció para caminar juntos.

bosque en Cofiñal
Espacios verdes

En Cofiñal nos esperan el resto de los paseantes. Estos últimos han llegado al lugar por amor, convirtiéndolo en leyenda para los no iniciados. En versión romance podría ser la de haber seguido la llamada del Pico Toneo cuando ofrece, para disfrutar, el manto blanco que se extiende por sus laderas en invierno y cuyo eco, en verano, se esconde en las noches de luna llena en el cofre del tesoro que es Cofiñal para deleite de sus moradores, lugar donde han encontrado acogida y sosiego.

Hoy serán los guías, su propuesta fue simple: caminar por el Valle de Pinzón hasta llegar a la cima del collado del mismo nombre, bajar a Isoba y regresar a Cofiñal por la senda de la hoz “Entrevaos” que dicen los lugareños o Entrevados según se indica en las rutas oficiales. Entretanto: ir dejando atrás los Forfogones, oír el agua de los ríos Porma e Isoba antes de ser pacificados, bañarse en el Pozo de la Leña o beber agua “milagrosa” de la fuente La Jerumbrosa. ¿Les apetece acompañar a los paseantes?  

El pueblo va quedando atrás. El camino bordea prados donde se hace patente la importancia de la siega en la montaña. Otro de los paseantes, echando atrás sus recuerdos, se sitúa en lugar de los segadores que ya a estas horas tienen avanzada la labor ayudados de la maquinaria, similar a la de hace 25 años. Un joven Porma pone la música de fondo sin el peligro de que aparezcan los de la SGAE. Asoman Los Forfogones vislumbrándose las tres cascadas donde el río ruge y muestra su ímpetu ¿por primera vez? El olor a pino está en el ambiente.

Nos acercamos a la base del pico San Justo, un gigante de roca de 1.995 metros, que domina el lugar para llegar al inicio del Valle de Pinzón desde donde se observa, casi sin querer, su perfil en forma de U. Un rebaño de jatas pardas nos da la bienvenida. Enfrente, una cabaña de pastores anuncia que el territorio es ganadero. A los bordes del camino hay abundante hierba, de la que gusta pisar. Por encima de nuestras cabezas matas de brezo nos saludan, la sombra del hayedo anuncia frescor. El camino se va empinando hasta alcanzar la cota más alta (1.525 m) desde la que admiramos el Pico el Pinzón (1.618 m) y el paisaje que nos rodea. A modo de bandera: azul y verde. Ruido de fondo:  silencio. Por dentro: sensación agradable, estamos a gusto.

Trashumancia
Los pastores, al fondo

Ahora toca descender hasta Isoba por un camino marcado por roderas y pisadas de animales. Es mediodía. No hay sombra. La pequeña laguna que viene marcada en los mapas está seca. A lo lejos, la mole del  pico Toneo, el circo de Salencias y la hendidura de Riopinos anuncian que el territorio es de nieve.

Ya estamos en Isoba. Más o menos coincide con la mitad del camino. Hacemos una parada que aprovecharemos para comer. Lo haremos guiándonos por el boca a boca en ‘Casa Federico, uno de los templos gastronómicos de León, que no tiene ninguna estrella Michelin pero que la calidez de sus platos lo aúpan a los primeros lugares del ranking de la buena comida, con platos llenos de sabor, que sorprende por la sencillez de lo que ofrece convirtiéndolo en cocina de autor. Descubrir a estas alturas la mano que tiene Paula, la cocinera, para arrancar lo mejor de los fogones no tiene gracia, pero como la mayoría de los paseantes son nuevos en las mesas de ‘Federico’, lo que hay es expectación por saborear el menú: chorizo y jamón que resultan ser auténticos de la montaña, sopa “guriguriguri”, cuidado no la pidas muy “guri” o tendrás que esperar para comerla y carne gobernada. ¿Qué es? Amigo, tienes que subir a Isoba, pedir mesa en ‘Casa Federico’ y comerla. Luego nos escribes y lo cuentas. No te la podemos retratar, pero aseguramos que para describirla por tu cabeza pasarán palabras como: suave, natural, original, saludable, deliciosa, sorprendente… Entre los paseantes, todos de buen yantar, comprenden el dicho de el que viene a mesa puesta no sabe lo que cuesta que cuelga de una de las paredes y que te recuerda Andrés. ¿Quién es Andrés? Otro actor que forma parte del reparto de la película que es ‘Casa Federico’. Puede enviarte al Vaticano o “comerte la oreja” con degustaciones que son “estilo fusión”.  Es de Madrid.  ¡Que tiemble la costa el día que decida “asentar sus reales” en ella!

Gastronomía Leonesa
Embutido para empezar

Es hora de comenzar el camino de vuelta. La senda se encuentra bien señalizada. Salvamos una cerca de madera para adentrarnos en la vega siguiendo el curso del río. Al fondo, la Hoz de Entrevaos nos espera, por una parte el Pico San Justo, por la otra el Pico Runción. El protagonista del camino es el Río Isoba, hoy limpio, sereno, cantarín. Una cascada, una poza; otra cascada, más pozas. Se aleja y se acerca de la senda. Nos adentramos en una zona de piedra para llegar al final de la quebrada donde la sombra de vegetación nos aplaca los calores.

A la derecha, un cartel anuncia: al Pozo de la Leña. No se puede pasar de largo ya que nos perderíamos la contemplación de uno de los lugares más bonitos de León, un “lugar 10”. A medida que nos acercamos, el ruido del río. En la bajada, complicidad en un lugar de misterio. De repente, un lugar hermoso donde el agua desborda la roca con chorro decidido que espera a los bañistas. Irresistible. Contraste de luz, ruido, naturaleza.  Para disfrutar.  Para compartir. Para recordar. Para reflexionar sobre de dónde venimos y qué tenemos.

Porma
¿Apetece un baño?

Enseguida llegamos a las praderías de Cofiñal, más adelante varios guindales ofrecen sus frutos rojos. Volvemos a encontrarnos con el Porma y Cofiñal, donde todo es posible.

Por @saborleon