A tan solo 45 minutos de Toulouse y Patrimonio Mundial de la Unesco desde 2010, Albi es una de las ciudades más visitadas de la región de Mediodía-Pirineos. Con poco más de 51.000 habitantes y situada a orillas del río Tarn, es perfecta para pasar una jornada de lo más completa disfrutando de sus estrechas calles, casas medievales y exquisita gastronomía, donde destaca el guiso local, Cassoulet, elaborado con alubias blancas y distintas partes de carne o pescado.

Qué ver y qué hacer en Albi

– Pasear: la mejor manera de conocer cualquier ciudad es patearla hasta que te duelan los pies y, sin duda, Albi invita a ello. Su imponente conjunto arquitectónico de piedra y ladrillo, sus impolutas rúas y pintorescas fachadas obligan a fotografiar pequeños detalles que enamoran al visitante.

Calles repletas de encanto en Albi

– Catedral de Santa Cecilia: una joya del gótico meridional, con una bella decoración interior, y uno de los símbolos que ver en Albi. Fueron necesarios dos siglos para su construcción, de 1282 a 1392, y hoy en día es una de las catedrales más visitadas de Francia. En su interior acoge un un órgano clásico galo de 1736 y una serie de pinturas murales.

Catedral de Santa Cecilia

Seguir leyendo

Después de más de dos décadas sin pisar territorio francés, quien les escribe y Marta, la editora de Pasean2.com, hemos visitado a nuestros vecinos galos en tres ocasiones a lo largo del pasado curso 2015: Burdeos, hace unos meses, París, a final de año, y Toulouse el pasado otoño, como os contamos a continuación. Esta urbe bañada por el río Garona es el destino perfecto para exprimir unos días entre coquetas calles, importantes monumentos y una variada oferta gastronómica.

Toulouse

La oficina de turismo al fondo

Antes de ponernos en marcha decidimos pasarnos por la Oficina de Turismo situada en Donjon du Capitole, dentro de un edificio histórico que merece la pena conocer. Allí tuvimos la inmensa suerte de encontrarnos con Elena Bourdaries, una guía local que en perfecto castellano no dudo en mostrarnos lo mejor de Toulouse en un paseo de casi tres horas por el centro histórico de la capital occitana.

Toulouse

Balcones de estilo parisino

Qué ver y hacer en Toulouse Seguir leyendo

‘La Tupina’: un restaurante encantador donde los haya es éste situado en la Rue Porte de la Monnaie. Abierto en 1968, dispone de varios espacios perfectamente diferenciados para comer en Burdeos: pequeño hotel de cinco habitaciones, café, brasería, tienda delicatessen, bistró de inspiración cretense y restaurante tradicional de comida francesa. Probamos el último de ellos, que ofrece varios menús entre 18 y 74 euros. Nada más entrar, un impresionante fuego donde se cocinan algunos de los platos de su carta, y productos de primerísima calidad expuestos como si de un puesto del mercado se tratase, dan la bienvenida al cliente. Nos decidimos por el menú de 39, con varias propuestas galas más que apetecibles y que incluía tres copas de vino, además de postre. Algunas joyas inalcanzables para el común de los mortales, como un Petrus de 1963, se exhiben en su vinoteca sin ningún tipo de pudor, aunque, eso sí, bajo candado.

Comer en Burdeos

Una cocina muy original

Comer en Burdeos

Huevos “fritos” sobre fondue de pimientos, tomates, cebolla y ajo

Seguir leyendo

Uso de cookies

Nuestro blog también se alimenta de cookies, si continuas navegando aceptas nuestra política al respecto, pincha el enlace para mayor información.Leer más

ACEPTAR
Aviso de cookies