“Cada sábado, llueva, granice o brille el sol”, hay algo que el turista que visita Dublín no puede perderse, pasear por el Temple Bar Food Market, un mercado donde saborear lo mejor de la variada gastronomía que ofrece la ciudad. Ostras del Condado de Clare y quesos de ovejas de Galway se dan la mano con las fajitas y burritos orgánicos de Theresa y Gustavo -oriundos de Guadalajara (México)-, los pasteles del croata Darko Marjamovic o el sushi de Lian Yi. Y es que desde finales de los noventa, Irlanda disfruta de una envidiable riqueza cultural y culinaria que han aportado inmigrantes llegados de medio mundo.

Seguir leyendo

Algo escondida y mirando a la casa que le vio nacer, en el tranquilo parque dublinés de Merrion Square, se encuentra la estatua de Oscar Wilde, genial escritor irlandés. Recostado sobre una roca, en una pose de lo más relajada y con una pipa en su mano derecha, parece reírse con cierto sarcasmo de la difícil época que le tocó vivir, en la que fue repudiado y encarcelado por sodomita.

Estatua de Oscar Wilde

Algunas de sus frases más célebres pueden leerse en las dos columnas situadas enfrente del busto -él, curiosamente, parece dirigir sus ojos hacia la que corona una figura masculina-: “La mayoría de las personas son otras personas” hace referencia, sin duda, a sí mismo ya que durante muchos años tuvo que aparentar ser quien no era para ocultar su homosexualidad, como casarse con una mujer con la que tuvo dos hijos.

Estatua de Oscar Wilde

Seguir leyendo

Uso de cookies

Nuestro blog también se alimenta de cookies, si continuas navegando aceptas nuestra política al respecto, pincha el enlace para mayor información.Leer más

ACEPTAR
Aviso de cookies