Cómo pasear por Edimburgo sin desfallecer en el intento

En el siguiente artículo os vamos a explicar cómo pasear por Edimburgo sin desfallecer en el intento. Sirva de introducción la conversación que escuché entre un padre y su vástago al exclamar el primero “esta es la ciudad más bonita que he visto nunca”, y preguntar el pequeño: “¿por qué, papá?”. “Por todo hijo”, respondió el hombre mirando hacia atrás desde el puente, camino de la estación de Waverley. “No me extraña”, murmuré hacia mis adentros al recordar que la capital de Escocia está catalogada como Patrimonio Mundial por la UNESCO.

Edimburgo
El padre y el hijo al fondo

¿Cómo llegar desde el aeropuerto al centro de Edimburgo?

Llegar desde el aeropuerto al punto exacto de la anterior anécdota es fácil si cogéis el Airlink 100 a la salida de la terminal. Cuesta menos de 10 euros por persona (tarifa ida y vuelta) para un trayecto que dura poco más de 30 minutos. A partir de ese momento, preparaos para patear entre novelescas callejuelas, empinadas escaleras y recuerdos de leyendas góticas.

¿Cómo moverse por Edimburgo?

Edimburgo es un ciudad pensada para el paseante, aunque con toda probabilidad lloverá  en algún momento del día. Tened en cuenta que una ‘barra libre’ de autobuses urbanos durante una jornada cuesta 4 libras, así que con 3 viajes (a 1,60 cada uno) os saldrá más barato que pagar tickets sueltos. Los conductores no disponen de cambio, por lo que es aconsejable llevar siempre las monedas o billetes justos. Uber funciona igual de bien que en el resto de capitales europeas y es siempre una opción más económica que los taxis.

Edimburgo
Señal para llegar a casa en The Grange

Seguir leyendo “Cómo pasear por Edimburgo sin desfallecer en el intento”