Hotel Husa Casablanca Plaza (Marruecos)

Nuestra primera toma de contacto con los hoteles de Marruecos no pudo ser mejor. El Husa Casablanca Plaza se encuentra ubicado en el centro, muy cerca de la Medina y enfrente de una de las paradas del tranvía que recorre la ciudad. Es un cinco estrellas con todo lo necesario para relajarse tras un día de turismo, con habitaciones insonorizadas (menos mal) y decoradas al estilo contemporáneo con mucho gusto. Ofrece un spa de pago con sauna, hammam, servicio de masajes y tratamientos de belleza.

Husa Casablanca
Cama del Husa Casablanca
Husa Casablanca
Cuarto de baño del Husa Casablanca
Husa Casablanca
Bañera del Husa Casablanca

Seguir leyendo “Hotel Husa Casablanca Plaza (Marruecos)”

La Mezquita de Hassan II (Casablanca)

La Mezquita de Hassan II es uno de los edificios más imponentes de Marruecos, divisable desde cualquier punto de la ciudad de Casablanca. Su interior es lugar de culto y sus aledaños, de encuentro y ocio asequible: un baño a la orilla del mar -sólo para ellos-, puestas de sol mientras se degusta una mazorca de maíz asada o unos caracoles al vapor, pesca con caña o un paseo en el que quizás puedas coger la mano a tu ser amado, lejos de miradas inquisitorias.

Mezquita de Hassan II

Aquí te contamos algunas curiosidades sobre la Mezquita de Hassan II:

– En su construcción, para la que se emplearon ocho años, trabajaron más de 2.500 obreros y cerca de 10.000 artesanos.

– Tuvo un coste de más de 500 millones de euros, por lo que fue muy criticada. Además, en el lugar donde se ubica existía un barrio de chabolas que fueron derribadas sin compensar económicamente a sus inquilinos.

– Sus descomunales dimensiones hacen que pueda albergar a más de 100.000 personas: 80.000 en su interior y 25.000 en la sala de oraciones.

– Fue diseñada por el francés Michel Pinseau y su emplazamiento, sobre terrenos ganados al mar, es debido a unos versos del Corán que rezan que ‘el trono de Dios se erigirá sobre las aguas’.

– Está dotada de las últimas tecnologías, como resistencia a terremotos, puertas hidraúlicas, techo automático y corredizo o suelo con calefacción. Dispone, además, de aparcamiento subterráneo y dos hammans.

– Es el edificio más alto del país, ya que su minarete -en cuya punta hay un láser que apunta a La Meca- tiene una altura de casi 200 metros. Es, además, el templo musulmán de mayor altura en el mundo y el segundo en capacidad. Seguir leyendo “La Mezquita de Hassan II (Casablanca)”

‘Rick’s Café’ (Casablanca)

¿Quién no ha visto ‘Casablanca’? ¿Quién no ha deseado vivir una historia de amor como la de Ingrid Bergman y Humphrey Bogart en esta mítica película? Eso mismo pensó Kathy Kriger, una diplomática norteamericana que durante su andadura profesional en Marruecos decidió reconvertir un antiguo riad en ‘Rick’s Café’, el restaurante donde transcurre la película.

Rick's Café

En realidad, ésta fue rodada en Los Ángeles y ninguno de los protagonistas pisó la ciudad africana, pero ha conseguido que su negocio se convierta en reclamo para turistas y extranjeros desplazados en Casablanca por motivos de trabajo.

Su barra, en la que también es posible cenar, invita a tomar un cóctel: Vodka Martini para mí y Tequila Sunrise para J. Como aperitivo sirven aceitunas aliñadas y frutos secos.

Rick's Café

La carta es bastante escueta, con 5 ó 6 opciones de entrantes, carnes y pescados a unos 15 euros cada plato. Son raciones generosas y muy bien presentadas.

Winter salad with pear, roquefort and walnuts, una deliciosa y fresca ensalada de espinacas con fresas, cerezas, pera, queso Roquefort y nueces. Seguir leyendo “‘Rick’s Café’ (Casablanca)”

‘Ostréa’ (Casablanca)

Una de las cosas que más nos gusta cuando salimos de España es conocer lo mejor posible la gastronomía del país que visitamos. Italia o Irlanda son un buen ejemplo de que hay vida más allá de la pasta o el Irish stew y también quisimos profundizar en la comida marroquí aparte del Cous cous o el Tagine.

Paseando por el puerto de Casablanca encontramos ‘Ostréa’, un restaurante especializado en pescados y mariscos frescos que se descargan desde los barcos amarrados casi enfrente del establecimiento. Dispone de dos comedores, elegantes e íntimos, desde los que se puede divisar a lo lejos la espectacular Mezquita de Hassan II, iluminada de noche. Nos gustó tanto su carta y el amable servicio que repetimos en dos ocasiones.

Tras untar pan con mantequilla y un fantástico tapenade, pedimos ambos días Carpaccio de pez lobo, un plato finísimo y con un tipo de pescado muy suave que nunca habíamos probado.

Probamos los dos tartares de la carta, de salmón y de atún, con buen corte, pero con exceso de limón, lo que mataba un poco el sabor del pescado. Aun así resultan frescos y muy agradables al paladar. Seguir leyendo “‘Ostréa’ (Casablanca)”

Cómo moverse por Casablanca

Casablanca puede resultar una ciudad complicada en transporte público si no se tienen las nociones básicas, como nos ocurrió durante la primera noche del Dátil Trip. Aquí tienes todas las opciones posibles para moverte por esta ciudad marroquí.

Taxi

Esta alternativa no es del todo mala, pero si te da pereza tener que regatear hasta el cansancio con los conductores, como nos ocurre a nosotros, olvídate. Hay dos tipos: los pequeños, de color rojo (casi todos Peugeot 205), viejos y destartalados. Si llevas una maleta grande tendrás que ubicarla en el asiento del copiloto, así que si sóis 2 personas se complica. El trayecto no debería costarte más de 30 dirhams a no ser que se trate de una distancia muy, muy larga. En principio, no admiten más de 3 pasajeros. Recuerda siempre fijar el precio en el momento de subirte al vehículo, ya que si no te cobrarán lo que les dé la gana (muchas veces amparándose en no tener cambio para darte).

Los taxis grandes son de color blanco (o casi) y suelen ser Mercedes también bastante antiguos. El precio por carrera es mayor, pero merece la pena si sóis un pequeño grupo o lleváis equipaje abultado.

Taxis en Casablanca

Tranvía

Lo cogimos un poco a la aventura en la puerta de nuestro hotel, ya que no habíamos leído nada al respecto en ninguna guía o blog. Es rápido, cómodo y une la ciudad casi de punta a punta. Se inauguró en diciembre de 2012, por lo que está nuevo y, además, dispone de aire acondicionado. Los billetes se sacan en unas máquinas situadas fuera de cada parada y cuestan 6,5 dirhams. Atiende a unos 250.000 viajeros diarios en 48 estaciones. Además, funciona desde las 5,30 a las 23,30. Si llegas desde el aeropuerto a Casa Voyagers es la mejor manera de moverte a cualquier punto de Casablanca. Un descubrimiento. Seguir leyendo “Cómo moverse por Casablanca”