Una de las visitas que os proponemos si estáis por las cercanías de San Francisco, Sacramento o Yosemite son  los famosos viñedos de Napa Valley y Sonoma. Si además lo hacéis en la furgoneta con guía que proporciona el equipo de Green Dream Tours, la experiencia será inolvidable por dos cuestiones fundamentales: conocen el terreno y se encargan de conducir. Con esta recomendación queremos evitar que os pongáis al volante si lo que realmente os apetece es catar los vinos de esta región.

Napa Valley

Un trayecto seguro y confortable

El Condado de Sonoma está a menos de una hora del imponente Golden Gate y alberga más de 400 bodegas entre bosques de robles, apartados ríos y cuidadas granjas que trasladan al viajero a escenas sacadas de aquellas películas del Lejano Oeste. Casi pegando se encuentra Napa Valley, otra comarca con unas condiciones climatológicas únicas que influyen en la producción de las mejores añadas de Estados Unidos y también en la llegada anual de casi 5 millones de turistas.

Napa Valley

Uvas de renombre internacional

Esta cultura vinícola se remonta a la época de los primeros colonos españoles, aunque el actual esplendor tuvo como enemigos a la Ley Seca que prohibía el consumo de alcohol y a la filoxera, una larva que diezmó la práctica totalidad de estas tierras en los años ochenta. Hoy en día entre sus uvas destacan variedades de gewurztraminer, chardonnay, sauvignon, merlot, pinot y zinfadel, siendo esta última la más autóctona de las cepas californianas.

Seguir leyendo

Los anglicismos mezclados con el castellano nunca nos gustaron, pero ahora que la segunda ciudad más importante de Portugal es un fenómeno trendy, que alguna it girl mediática se ha instalado allí y que, según lo que cuentan influencers como el gran Xixerone, la zona de Bombarda es lo más hipster en la desembocadura del Duero, ahí va nuestra propuesta de 10 paradas para comer en Oporto.

Comer en Oporto

Los lunes al sol sientan muy bien

1. Desayunar un sencillo sándwich con una fría cerveza Super Bock mientras se observa la majestuosa amplitud del Atlántico. Esta opción es posible en alguno de los chiringuitos que abren desde primera hora de la mañana en la Playa de los Ingleses (Foz), entre el Faro de Felgueiras y el Fuerte de San Francisco Javier. En el que estuvimos había Wi-Fi, pero sugerimos desconectar para disfrutar.  Seguir leyendo

Uso de cookies

Nuestro blog también se alimenta de cookies, si continuas navegando aceptas nuestra política al respecto, pincha el enlace para mayor información.Leer más

ACEPTAR
Aviso de cookies