Tras la cortina…

Nos habían hablado maravillas de ‘Dos Palillos’, uno de los restaurantes de moda en Barcelona, bajo la batuta de Albert Raurich, discípulo de Ferrán Adrià durante once años en ‘El Bulli’ y situado en pleno barrio del Raval. El año pasado obtuvo su primera Estrella Michelin, algo insólito para un establecimiento que no dispone de un comedor como tal, sino de dos espacios bien diferenciados: una barra donde degustar menús y desde la que se contempla el tremendo espectáculo de la cocina, y la barra asiática, donde sólo se come a la carta y que, de no ser por el toque kitsch de su decoración, podría parecerse a cualquier otra de un bar de los de toda la vida que existen en la zona.

Ofrece dos menús degustación, emplatados y servidos por los propios camareros: Un Palillo, por 60 euros y 14 pequeños platos, y Dos Palillos, por 75 euros y 2 platos más.

Abrimos boca con un cóctel de cava con humeshu, un tipo de ciruela japonesa, toda una declaración de intenciones por la fusión patria y nipona.

Cava con umeshu

Comenzamos con un delicado Tsukudani casero de shiitakes e hígado de rape. El tsukudani es un tipo de cocina que consiste en cortar los ingredientes en pequeños trozos y freírlos en salsa de soja y mirin (vino de arroz similar al sake). Tiene su origen en Tsukuda, una isla de la bahía de Tokyo. Seguir leyendo

Barcelona es una de nuestra ciudades favoritas. La hemos visitado en varias ocasiones y siempre encontramos nuevos motivos para una escapada sea cual sea la época del año. Aquí os dejamos cinco que, esperamos, os resulten convincentes.

Su buena comunicación

Por tierra, mar y aire es una de las ciudades mejor comunicadas de España. Su aeropuerto, El Prat, está situado a tan sólo doce kilómetros del centro de la capital y es el segundo de mayor tráfico de nuestro país. La Alta Velocidad hace posible su acceso desde Madrid es menos de tres horas.

Oferta hotelera y de alojamiento

Desde los hoteles más lujosos a un amplio abanico de hostales, pensiones o por qué no, residencias de estudiantes. Nosotros hemos probado alguno de cada categoría y ninguno nos ha decepcionado, aunque guardamos especial cariño de nuestro apartamento en el Raval, con una terraza que nos enamoró.

Apartamento en el Raval

Su puerto

Es muy sencillo viajar en ferry a Barcelona o hacer escapadas desde allí a islas como Palma de Mallorca, Ibiza, Mahón o Formentera. Además, es el principal puerto español en escalas de cruceros de todo el mundo. Sentarse a contemplar la puesta de sol desde el Maremagnum es una delicia.

Uno de los muchos cruceros que atracan en el puerto de Barcelona

Seguir leyendo

Nos habían recomendado encarecidamente ‘Gresca’, en particular dos bloggers de cuya opinión nos fiamos sin dudar, Carmen, de D’Picoteo y Jesús, de No soy otro gourmet. Se trata de un restaurante íntimo y acogedor, en forma de salón alargado y con capacidad para tan sólo 24 personas. No es fácil reservar mesa, pero tuvimos suerte y conseguimos una para disfrutar, una vez más, de la excelente oferta gastronómica de Barcelona.

Ofrece tres menús: corto, de cinco propuestas de la carta y por 38 euros; clásico, de nueve y por 50 euros; y largo, de doce y por 72 euros, precios más que interesantes. Nos decidimos por el primero.

Comenzamos con una sencilla Galleta de parmesano y paprika

El otro aperitivo es un delicioso bocado en forma de Bacalao con yogur y almendras Seguir leyendo

Uso de cookies

Nuestro blog también se alimenta de cookies, si continuas navegando aceptas nuestra política al respecto, pincha el enlace para mayor información.Leer más