Cómo no desfallecer en los Museos Vaticanos

Si visitáis Roma, descubriréis en los Museos Vaticanos uno de los tesoros artísticos más importantes del mundo, muestra de la influencia de la Iglesia a lo largo de la historia y cobijo de tantas obras que conviene apuntar algunas pistas para no desfallecer entre tanta belleza. Lo primero será reservar vuestra entrada por internet y, lo segundo, prepararse para fotografiar la espectacular escalera de acceso.

Escalera Museos Vaticanos
Una balaustrada infinita

Es importante saber que las cámaras están prohibidas en gran parte del recinto por lo que tendréis que apañaros cuando descubráis los techos de la Capilla Sixtina, joya de este complejo museístico, y parada obligatoria repleta de vigilancia.

Capilla Sixtina
Inevitable mirar hacia arriba

Dosificaros en los Museos Vaticanos porque cuando os topéis con la pinacoteca tendréis ante vuestros ojos 18 salas espectaculares con pinturas que van desde la Edad Media hasta principios del siglo XIX.

Pinacoteca del Vaticano
Una obra de Rafael

Apuntaros lo que contienen las 8 pinacotecas interiores de los Museos Vaticanos y priorizad según vuestros gustos o intereses artísticos:

  • Etnológico Misionero (obras de todas las misiones vaticanas)
  • Histórico (carrozas y automóviles)
  • Egipcio (esculturas y sarcófagos)
  • Etrusco (sobre la civilización de igual nombre)
  • Pío Cristiano (arqueología)
  • Pío – Clementino (arte griego)
  • Chiaramonti (retratos de emperadores, esculturas y monumentos funerarios)
  • Gregoriano (del siglo I al III)
Museos Vaticanos
Menudo lío con tantas estancias

Daos prisa para acceder a los 3 apartamentos papales e imaginaros eso de vivir como un cura romano:

  • de Pío V (tapices y cerámicas)
  • del papa Julio II (decorado por el maestro Rafael)
  • de Borgia (arte religioso moderno)
Preparando la bañera

Si las piernas no os flojean, tenéis que hacer un penúltimo esfuerzo para recorrer las 3 galerías que funcionan como arterias principales de este laberinto vaticano:

  • Galería de los Candelabros
  • Galería de Mapas
  • Galería de Tapices
Museos Vaticanos
Impresionante galería

Último esfuerzo para cerrar esta monumental visita con un paseo alrededor de 3 salas que harán las delicias de los más entendidos en arte sacro:

  • Sobieski (ottocento italiano)
  • de la Inmaculada (lienzos)
  • de la Biga (impresionante carro de caballos en mármol)
Museos Vaticanos
Callejuelas del Vaticano

Y por supuesto, si todavía te queda tiempo, no te vayas sin admirar el grupo escultórico que conforman “Laocoonte y sus hijos” a punto de ser devorados por las serpientes, el busto de Pericles del siglo V a.C, el famoso “Baldaquino de Bernini” y la “Piedad de Miguel Ángel”.

 

6 comentarios sobre “Cómo no desfallecer en los Museos Vaticanos

  1. A mí me encantó la visita, pero es verdad que puede resultar agotador. Eso sí, merece la pena. El Laocoonte es emocionante, aunque resulta difícil quedarse con una única pieza entre tanta belleza junta. Y las fotos son chulísimas (aunque no dejo de preguntarme qué estaba haciendo Jota en la bañera). Por cierto, para los frikis de los sellos, se puede terminar la visita comprando una postal y enviándola desde el propio Vaticano. Dejan elegir el sello (al menos cuando yo fui) y contarás con un matasellos muy curioso.

    1. Oye Alberto, tu que sabes tanto de sellos vaticanos ¿no habrás estudiado Comunicación en algún centro pontificio? : )
      P.D A tu pregunta solo decir que estaba quitando el tapón…

  2. solo por esa escalera ya merece la pena entrar a los museos vaticanos! Yo me llevo premio que lo visité con mis mellizos y aún recuerdo la de veces que tuve que subir y bajar a pulso los carritos….. Pero mereció la pena!! un abrazo pareja!!

Deja un comentario