Los viajes con mi padre por el País Vasco

Los que me conocéis bien sabéis que soy una enamorada del País Vasco más que de ningún otro lugar de este país, con permiso de Salamanca. Desde pequeña he veraneado por la zona de costa con mi familia y no tengo más que buenas palabras para su gente, gastronomía y paisajes. Después he regresado casi cada año con mi padre a los lugares que más nos gustan: Zarautz, Deba, Mutriku, Getaria y, cómo no, la fascinante Donosti; él, al volante, y yo disfrutando de los verdes valles con la música de Enya como única compañera de viaje.

En una de nuestras últimas visitas contamos con unos anfitriones de lujo, Marian y Josera, dueños de ‘Izenbe’, un restaurante de comida casera de cita obligada en Deba donde degustar unas buenas Alubias de Tolosa y un jugoso txuletón de ternera con una botella de Remelluri. Fueron ellos quienes, previa excursión por el valle de Aranerreka, nos descubrieron ‘Landa’, en Mendaro, un local referente para todo aquel que aprecie la buena mesa, a 15 kilómetros de Eibar.

Excelente producto de temporada cocinado de manera sencilla en un establecimiento que rezuma cercanía y trato familiar. El secreto del éxito de los hermanos Juan Mari y Asier Landa reside en comprar la mejor materia prima y ofrecerla al cliente tal cual, sin florituras de ningún tipo, como el imponente rodaballo de casi tres kilos que compartimos entre seis personas, cocinado a la parrilla y aliñado únicamente con un sofrito de ajo y guindilla o las excelentes anchoas de preparación artesanal.

Anchoas caseras, en ‘Landa’ (Mendaro)
Hongos, en ‘Landa’ (Mendaro)
Pulpo, en ‘Landa’ (Mendaro)
Rodaballo, en ‘Landa’ (Mendaro)
Aita y servidora, felices tras una comida inolvidable en ‘Landa’

Una de nuestras rutas favoritas es la que une Deba con Zarautz por la carretera de la costa, para disfrutar del mar en todo su esplendor y del simpático Ratón de Getaria. El recorrido tiene varios miradores que invitan a la fotografía y a dejar que la vista se pierda en la inmensidad del paisaje. Si el tiempo acompaña, nada mejor que un baño en la playa de Zarautz, la más extensa del País Vasco y una de las más largas del Cantábrico, que tan bien reflejó Sorolla en algunos de sus cuadros más famosos.

La ciudad está llena de sitios en los que gozar de la buena mesa, muchos de ellos con interesantes menús al mediodía, como el que ofrece ‘Txiki Polit’ que, además, es una pensión en la que suelen pernoctar algunos de los surferos que acuden a la zona para practicar este deporte.

Revuelto de hongos y ensalada de langostinos, en ‘Txiki Polit’ (Zarautz)
Kokotxas en salsa verde, en ‘Txiki Polit’ (Zarautz)

Nosotros seguimos camino para comprar anchoas, atún y ‘mugalas’ en una conservera de Mutriku. Y por muchos años más…

(Dedicado a Nacho, mi padre, por todo lo que me ha dado y me sigue dando cada día)

16 comentarios sobre “Los viajes con mi padre por el País Vasco

  1. Ese rodaballo y esos hongos que tanto se están resistiendo a salir este año,me han abierto el apetito de repente así que me voy a poner a comer ahora mismo.
    Me alegro de que hayas disfrutado tanto por mi querida tierra y ojalá lo sigas haciendo por muchos años…..
    Un abrazo!!

  2. ¡Ay ama, qué te voy a contar yo del Landa de Mendaro que tú ya no sepas! Habré estado unas 7 veces, y casi siempre, todo perfecto. Es un sitio sencillo pero no deja de ser un referente de la excelente gastronomía vasca en la comarca de Debabarrena, donde tengo la suerte de vivir. La lubina salvaje, de anzuelo, y el besugo, cuando tienen, no tienen desperdicio, tienen un arte impresionante asando a la parrilla estos pescados. Los hongos los mezclan ahora con yema de huevo y foie, creo que sobran las palabras, lo mejor es ir y probarlos. Ah, y ¿sabes cuál era antes el ‘vino de la casa’? Marques de Riscal Reserva, ¡con un par! Tý y tu padre tenéis buen ojo y mejor paladar Marta, keep on! Un abrazo!

    1. Qué suertaza tener un sitio así de bueno cerca de casa, Miguel. Menuda envidia de tierra y de gente vasca. Estamos deseando volver… Un abrazo fuerte para todos y ¡muchas gracias por pasarte por aquí!

  3. Me ha encantado!! Esa misma excursión entre Deba y Zarautz la hice yo con mi padre hace muchos años y me ha traído muy buenos recuerdos. También soy una enamorada del País Vasco y ese uno de mis rincones preferidos, la zona de los acantilados cerca de Itziar.

  4. Uf, no se puede aguantar. Vaya calidad de comida, aunque esto del revuelto de hongos con clara de huevo, no me termina de gustar.
    Este verano en mi pueblo (Tolosa) y alrededores, yo también me he puesto las botas.
    Saludos y enhorabuena al gran padre por tener una hija tan agradecida.

    1. Jejejeje, pero estos no tenían huevo, Gildo 😉 La verdad es que tenéis una tierra maravillosa. ¡Gracias por pasarte por aquí y un abrazo fuerte!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.