The Manhattan Hotel (Rotterdam)

Manhattan Hotel
Fachada de The Manhattan Hotel

El Manhattan Hotel fue nuestro alojamiento durante la escapada invernal que hicimos a Rotterdam. Situado justo frente a la Estación Central, en un edificio denominado Millenium Tower, es un establecimiento de reciente apertura con todas las comodidades de un cinco estrellas. Su ubicación es perfecta para recorrer la ciudad a pie o en tranvía, ya que está cerca de todas las atracciones turísticas.

Manhattan Hotel
Cama de la executive room

Manhattan Hotel
Escritorio
Manhattan Hotel
Máquina de café Illy y pequeño bar

El espacioso baño cuenta con bañera y plato de ducha, además de amenities de la marca Zenology, cuya filosofía es ser responsables y conscientes del medio ambiente en la elaboración de todos sus productos: sin petróleo, aceites minerales, colores sintéticos o ingredientes animales.

Manhattan Hotel
Bañera y albornoces
Manhattan Hotel
Amenities

La executive room incluye acceso a un exclusivo lounge, abierto desde las seis de la mañana a las diez de la noche, donde es posible disfrutar de fruta fresca, cafés e infusiones, refrescos, cervezas y vinos e, incluso, algún que otro tentempié con unas impresionantes vistas de la ciudad. También dispone de una zona de trabajo con ordenadores, así como revistas y prensa diaria. Nos llamó especialmente la atención la procedencia de los vinos, Cuenca.

Manhattan Hotel
Área de café
Manhattan Hotel
Bebidas frías y snacks
Manhattan Hotel
Zona de trabajo
Manhattan Hotel
Un vino con vistas

El desayuno no se corresponde con la categoría del hotel. El bufet es bastante escaso y no hay posibilidad de pedir platos calientes recién preparados, como ocurre en la mayoría de alojamientos de cinco estrellas: un poco de fiambre y quesos, en la zona fría; beicon, huevos revueltos, alubias, tomates asados y salchichas, en la caliente; bollería industrial y zumos envasados.

Manhattan Hotel
Bufet frío
Manhattan Hotel
Salchichas y beicon
Manhattan Hotel
Bollería

Nos gustó

– El executive lounge y las vistas de Rotterdam desde sus cómodos sofás.

– La conexión Wi-Fi gratuita y con buena velocidad.

– La amplitud de la habitación y el baño.

– La bolsa de dulces que nos trajo una camarera para celebrar Sinterklaas, el Papá Noel holandés, que visita a los más pequeños la noche del 5 al 6 de diciembre.

No nos gustó

– La poca variedad en el desayuno.

Las habitaciones executive del Manhattan Hotel están disponibles desde 175 euros con desayuno incluido y acceso al lounge privado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.