Tras nuestra primera experiencia con la cadena Sofitel, en la localidad marroquí de Essaouira, no lo pensamos dos veces a la hora de reservar alojamiento para pasar las últimas noches del año en Hamburgo. Ubicado en pleno centro de la ciudad, y con un modernas instalaciones, el Hotel Sofitel Hamburgo es un cinco estrellas que invita a no salir de la habitación a menos que uno busque relajación en su maravilloso spa.

Hotel Sofitel Hamburgo

Hotel Sofitel Hamburg Alter Wall

La nuestra, una doble de lujo, tenía un ventanal con vistas al canal de Alsterkanal, desde el que pudimos contemplar el espectáculo de fuegos artificiales minutos después de empezar 2014.

A la mullida y enorme cama exclusiva de los Sofitel, MyBed -que puede adquirirse en su web por 4.300 euros- se suma un cómodo sofá con reposapiés en forma de huevo diseñado por Herman Miller, desde el que mirar la televisión en una pantalla plana de 42 pulgadas o escuchar la música de nuestro iPhone en el sistema de audio Bose Wave.

En el cuarto de baño, con una gran bañera y ducha de efecto lluvia, aguardan dos suaves albornoces y aromáticos amenities de Lanvin.

Hotel Sofitel Hamburgo

Dormitorio

Hotel Sofitel Hamburgo

Baño

Hotel Sofitel Hamburgo

Amenities

Hotel Sofitel Hamburgo

Ducha

Una de las mayores cualidades de esta cadena hotelera es el cuidado que ponen en los detalles, desde cafetera Nespresso a botella de agua de cortesía o unas esponjosas berlinesas para recibir al año nuevo. La exquisita decoración hace que el minibar esté oculto a modo de armario en la pared o que un ejemplar de buen vino francés se esconda en un pequeño cajón.

Hotel Sofitel Hamburgo

Nespresso

Hotel Sofitel Hamburgo

Detalles escondidos

Hotel Sofitel Hamburgo

Minibar

Hotel Sofitel Hamburgo

Berlinesas para recibir a 2014

Otro de los puntos fuertes de Sofitel es el desayuno, que siempre dispone de un cocinero para preparar platos calientes al momento: huevos, tortillas, tortitas,… Puede decirse que no falta de nada: gran variedad de zumos y panes, fruta preparada, fiambres, quesos, embutidos, bollería para todos los gustos y algunas delicatessen como salmón o yogures artesanales. Nos llamó la atención el buen número de productos biológicos y bajos en calorías con los que cuenta el bufé. ¡Los alemanes saben cuidarse!

Hotel Sofitel Hamburgo

Fiambres y embutidos

Hotel Sofitel Hamburgo

Panes y bollería

Hotel Sofitel Hamburgo

Más bollería

Hotel Sofitel Hamburgo

Zumos

Hotel Sofitel Hamburgo

Cereales

Hotel Sofitel Hamburgo

Fruta preparada

Hotel Sofitel Hamburgo

Yogures

Hotel Sofitel Hamburgo

Delicias saladas

Hotel Sofitel Hamburgo

Bufé caliente

Hotel Sofitel Hamburgo

Uno de nuestros desayunos

Pero si hay algo que enamora del Hotel Sofitel Hamburgo es su encantador spa, con piscina climatizada, sauna, baño turco, baño de contraste para los pies, tumbonas, masajes,…

Hotel Sofitel Hamburgo

La piscina del spa

Nos gustó

– El tamaño de la habitación y del baño, 33 metros cuadrados en total.

– Los amenities de Lanvin.

– La conexión Wi-Fi gratuita.

– Los platos preparados al momento en el desayuno.

– La fuente con manzanas en recepción, a disposición de los clientes.

– La terraza de verano a orillas del canal y con embarcadero privado.

– La infinita tranquilidad del spa, casi siempre…

No nos gustó del Hotel Sofitel Hamburgo

– Que me perdonen los padres y madres, pero enseñar a nadar a una niña chillona en un la piscina de un spa no es, definitivamente, buena idea.

El precio de la habitación doble de lujo, desde 240 euros por noche con desayuno y acceso al spa incluidos.

Deja un Comentario

Deja un comentario

Uso de cookies

Nuestro blog también se alimenta de cookies, si continuas navegando aceptas nuestra política al respecto, pincha el enlace para mayor información.Leer más

ACEPTAR
Aviso de cookies