Hotel Barceló Oviedo Cervantes *****

Ubicado en una antigua casa de principios del siglo XX, completamente restaurada y en pleno centro de la villa, el Hotel Barceló Oviedo Cervantes ha obtenido varios premios por su peculiar diseño. A 7 minutos de la estación de tren, 5 del Centro de Convenciones Princesa Letizia y apenas 200 metros del Teatro Campoamor, es perfecto para recorrer la ciudad sin necesidad de utilizar coche u otro transporte público, así como para desplazarse a pie hasta la zona más canalla de la capital asturiana, la calle Gascona.

Barceló Oviedo Cervantes
Fachada del Barceló Oviedo Cervantes

La decoración es una de las más modernas que hemos visto en un hotel, con cortinillas metálicas que le dan un toque de lo más ‘ochentero’, así como muebles y lámparas muy vanguardistas, pero con gusto. El baño, dividido en zona de lavabos, aseo y gran ducha de hidromasaje, está abierto hacia la habitación, aunque dada la amplitud del mismo no resulta incómodo.

Barceló Oviedo Cervantes
Dormitorio

Barceló Oviedo Cervantes
Cuarto de baño
Barceló Oviedo Cervantes
Ducha hidromasaje
Barceló Oviedo Cervantes
Aseo
Barceló Oviedo Cervantes
Amenities

Además de carta de almohadas, ideal si eres un poco especial como yo a la hora de dormir, dispone de una pequeña selección de ambientadores para elegir a qué quieres que huela la estancia: té verde, frutos rojos o pomelo.

Barceló Oviedo Cervantes
¿A qué quieres que huela tu habitación?

El desayuno bufet se sirve en el restaurante del propio hotel,  ‘La Galatea’ y resulta un poco justo, aunque con la posibilidad de pedir platos calientes preparados al momento, como tortillas, revueltos o huevos fritos con jamón o chistorra. Aunque en su web aseguran que el zumo de naranja es natural, pudimos comprobar que no es cierto.

Barceló Oviedo Cervantes
Tortilla recién hecha
Barceló Oviedo Cervantes
Zumo de naranja ‘no natural’
Barceló Oviedo Cervantes
El desayuno de los campeones
Barceló Oviedo Cervantes
Fruta fresca preparada
Barceló Oviedo Cervantes
Bollería

Nos gustó

– La conexión Wi-Fi gratuita.

– Las tortillas recién preparadas del desayuno y su encantadora cocinera.

No nos gustó

– La vistas desde la habitación a un horroroso patio interior.

– Que el zumo de naranja no fuera natural, al contrario de lo que indican en su web.

– El check-in fue excesivamente largo, ya que te obligan a  rellenar un formulario sin mucho sentido.

El precio de la habitación doble con desayuno ronda los 100 euros por noche. Puedes ver más fotos del Barceló Oviedo Cervantes aquí.

2 comentarios sobre “Hotel Barceló Oviedo Cervantes *****

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.