Comida sana al lado del ‘British Museum’

Inspirados en las típicas barras de ramen japonesas, los establecimientos ‘Wagamama’ han proliferado en la capital británica en un intento de plantar cara a las cada vez más numerosas cadenas de comida rápida que inundan las ciudades grandes. Ofrecen comida 100% natural y una carta en la que se especifica cada uno de los ingredientes de los que se compone el plato, un esfuerzo verdaderamente considerable y un detalle para todas aquellas personas afectadas de alguna intolerancia alimentaria -glúten, huevo, marisco,… O menos común, como al ajo-. Para todos ellos ofrecen alternativas.

En su menú hay, además de ramen, noodles, platos con arroz, ensaladas y sushi (este último no en todos los locales). Nosotros compartimos unos Chilli squid, calamares fritos con sal marina y shichimi, que sirven con guindilla espolvoreada y acompañan de una salsa de cilantro. Y dos platos de noodles, ambos salteados con vegetales, uno con pollo y otro con gambas. Raciones generosas y comida recién hecha.

Nuestra factura fue de unas treinta libras, algo más de cuarenta euros, un buen precio si se tiene en cuenta que tomamos también un par de Asahi, a casi cuatro libras cada una (ya sabemos lo caro que es el alcohol fuera de España). No le dimos una oportunidad a la otra especialidad de la casa, los zumos naturales de frutas y verduras.

Hay casi treinta sucursales de ‘Wagamama’ en Londres. Ésta se encontraba a la vuelta del apartamento en el que nos alojamos y a un tiro de piedra del Museo Británico. Ideal para reponer fuerzas antes de continuar la visita por esta fascinante ciudad.

Deja un comentario