Después de nuestro reciente viaje a Escocia os hemos explicado cómo pasear por Edimburgo sin desfallecer en el intento, detallado algunas curiosidades del “Military Tatoo”, aconsejado cuatro escapadas desde la capital o pistas gastronómicas que os pueden resultar de utilidad si visitáis este destino. La tercera entrega, ésta que nos ocupa, la presentamos como un sencillo cuaderno de viaje que esperamos os inspire a la hora de recorrer las Tierras Altas de Escocia desde Inverness. “Una increíble mezcla de cultura, historia, naturaleza y paisaje sin igual”, en palabras de la Oficina de Turismo Nacional, cuya web os recomendamos chequear.

Highlands

Un paisaje infinito

Adentrarse por este territorio, conocido popularmente como The Scottish Highlands, es casi una obligación para blogueros como nosotros, familias, parejas, mochileros o sibaritas. Lo más habitual es hacerlo por carretera (a la izquierda, siempre) desde Glasgow, Stirling, Dundee o Aberdeen, principales ciudades del país. Nosotros tuvimos la oportunidad de recorrerlas en una confortable furgoneta con guía español gracias al buen hacer de la agencia “Escocia Turismo”, cuyos servicios podéis contratar previamente y así aseguraros la mejor de las experiencias. A continuación, os vamos a resumir cuatro jornadas tan intensas como inolvidables.

The Highlands

Bienvenidos a estas tierras

Día 1. Edimburgo – Lago Ness – Inverness. Salimos de la capital escocesa a primera hora de la mañana con Seguir leyendo

Castillo de Edimburgo

La explanada del castillo preparada para el Military Tattoo

La visita al Castillo de Edimburgo en pleno mes de agosto requiere casi de una jornada completa si ésta coincide con el Military Tatoo, uno de los eventos de referencia en todo el Reino Unido. Pero, vayamos por partes. La magnífica fortificación que vigila la capital de Escocia es la principal atracción turística del país y emblema nacional. Construido sobre una colina y rodeado de barrancos, el complejo es uno de mejor conservados de Europa a pesar del sinfín de asedios, incendios y ataques que ha sufrido.

Castillo de Edimburgo

Una fortaleza inexpugnable

Seguir leyendo

En el siguiente artículo os vamos a explicar cómo pasear por Edimburgo sin desfallecer en el intento. Sirva de introducción la conversación que escuché entre un padre y su vástago al exclamar el primero “esta es la ciudad más bonita que he visto nunca”, y preguntar el pequeño: “¿por qué, papá?”. “Por todo hijo”, respondió el hombre mirando hacia atrás desde el puente, camino de la estación de Waverley. “No me extraña”, murmuré hacia mis adentros al recordar que la capital de Escocia está catalogada como Patrimonio Mundial por la UNESCO.

Edimburgo

El padre y el hijo al fondo

¿Cómo llegar desde el aeropuerto al centro de Edimburgo?

Llegar desde el aeropuerto al punto exacto de la anterior anécdota es fácil si cogéis el Airlink 100 a la salida de la terminal. Cuesta menos de 10 euros por persona (tarifa ida y vuelta) para un trayecto que dura poco más de 30 minutos. A partir de ese momento, preparaos para patear entre novelescas callejuelas, empinadas escaleras y recuerdos de leyendas góticas.

¿Cómo moverse por Edimburgo?

Edimburgo es un ciudad pensada para el paseante, aunque con toda probabilidad lloverá  en algún momento del día. Tened en cuenta que una ‘barra libre’ de autobuses urbanos durante una jornada cuesta 4 libras, así que con 3 viajes (a 1,60 cada uno) os saldrá más barato que pagar tickets sueltos. Los conductores no disponen de cambio, por lo que es aconsejable llevar siempre las monedas o billetes justos. Uber funciona igual de bien que en el resto de capitales europeas y es siempre una opción más económica que los taxis.

Edimburgo

Señal para llegar a casa en The Grange

Seguir leyendo

Uso de cookies

Nuestro blog también se alimenta de cookies, si continuas navegando aceptas nuestra política al respecto, pincha el enlace para mayor información.Leer más

ACEPTAR
Aviso de cookies