Museos impresionantes que no podremos olvidar

Hay museos que, a pesar del tiempo que haya pasado desde que los visitaste, perduran en tu memoria como si fuera ayer. Ya sea debido a lo que representan o a las obras que cuelgan de sus paredes, muchas de ellas de incalculable valor, estos cinco museos permanecen en nuestras retinas y volveríamos a visitarlos una y otra vez.

Museo de la Paz de Hiroshima
Reloj que se detuvo a las 8:15 del 6 de agosto de 1945, en el Museo Memorial de la Paz de Hiroshima (Japón)

1. Museo Memorial de la Paz (Hiroshima). Dentro de unos meses, cumplirá 50 años de vida siendo uno de los más visitados de Japón. Entre sus paredes, se muestra uno de los capítulos más terroríficos de la cronología del país nipón, que tuvo lugar el 6 de agosto de 1945 y en el que murieron más de 70.000 personas instantáneamente y otras 35.000, con posterioridad. Te aconsejamos que alquiles una audioguía para ‘escuchar’ la historia que hay detrás de los objetos que se exponen, como el reloj que se detuvo a la hora exacta del bombardeo o botellas de cristal deformadas por las altas temperaturas alcanzadas.

Museo Judío de Berlín
Museo Judío de Berlín (fotografía de Jorge Bueno, vía Flickr)

2. Museo Judío (Berlín). Al igual que sucede con el anterior, la sensación de desasosiego te invade cuando sales por su puerta, aunque debería ser visita obligada para conocer la realidad de una población que ha sufrido -y sufre- la mayor de las injusticias a lo largo de la historia. Inaugurado en 1999, su planta tiene forma de rayo e intenta transmitir (consiguiéndolo) el vacío que dejaron los judíos berlineses desaparecidos durante el Holocausto. La obra ‘Vacío de la memoria’, con 10.000 rostros moldeados en acero que al pisarse se restriegan entre ellos con un ensordecedor sonido, consigue con creces su objetivo.

The Hispanic Society (Nueva York)
The Hispanic Society (Nueva York)

3. The Hispanic Society (Nueva York). Abrió sus puertas en 1908, en pleno barrio neoyorquino de Harlem y alberga más de 600 acuarelas, 1.000 esculturas, 800 pinturas y 6.000 objetos decorativos, además de 15.000 grabados y 175.000 fotografías, cifras que apabullan. La sala dedicada a Joaquín Sorolla, con algunos de sus lienzos más famosos, así como contemplar de cerca el ‘Retrato de la Duquesa de Alba con mantilla’ de Goya o la ‘Maternidad’ de El Greco resulta tan impresionante que dudarás si, de verdad, te encuentras en Estados Unidos y te hará preguntarte por qué son ellos y no nosotros quienes tengan la suerte de disfrutarlos siempre que lo deseen.

Galleria de la Academia (Florencia)
El David de Miguel Ángel (Florencia)

4. Galleria de la Academia (Florencia). Es difícil olvidar la primera vez que uno contempla esta obra de Miguel Ángel mundialmente conocida. Sus 5,17 metros de altura y 5 toneladas de peso hacen que sea una de las más imponentes y visitadas del mundo, por lo que te aconsejamos que compres tus entradas previamente por Internet para evitar al menos una hora de espera. Son 4 euros más pero, sin duda, ¡el tiempo es oro!.

 Barnes Foundation (Philadelphia)
Entradas y guía a la Barnes Foundation de Philadelphia

5. Barnes Foundation (Philadelphia). Una auténtica joya en el Distric Museum de la capital de Pennsylvania, que acoge el considerado “conjunto impresionista más importante de Estados Unidos”. Entre sus 3.000 piezas, destacan nada más y nada menos que 181 Renoirs, 69 Cézannes y 60 Matisse, además de todo tipo de objetos que el doctor Albert Barnes recopiló a lo largo de sus múltiples viajes alrededor del mundo y que te dejarán con la boca abierta.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.