Después de nuestro reciente viaje a Escocia os hemos explicado “cómo pasear por Edimburgo sin desfallecer en el intento” y detallado algunas curiosidades del “Military Tatoo”. En breve os pasaremos cuatro escapadas desde la capital o una docena de pistas gastronómicas que os pueden resultar de utilidad si visitáis este destino. La tercera entrega, ésta que nos ocupa, la presentamos como un sencillo cuaderno de viaje que esperamos os inspire a la hora de recorrer las Tierras Altas de Escocia. “Una increíble mezcla de cultura, historia, naturaleza y paisaje sin igual”, en palabras de la Oficina de Turismo Nacional, cuya web os recomendamos chequear.

Highlands

Un paisaje infinito

Adentrarse por este territorio, conocido popularmente como The Scottish Highlands, es casi una obligación para blogueros como nosotros, familias, parejas, mochileros o sibaritas. Lo más habitual es hacerlo por carretera (a la izquierda, siempre) desde Glasgow, Stirling, Dundee o Aberdeen, principales ciudades del país. Nosotros tuvimos la oportunidad de recorrerlas en una confortable furgoneta con guía español gracias al buen hacer de la agencia “Escocia Turismo”, cuyos servicios podéis contratar previamente y así aseguraros la mejor de las experiencias. A continuación, os vamos a resumir cuatro jornadas tan intensas como inolvidables.

The Highlands

Bienvenidos a estas tierras

Día 1. Edimburgo – Lago Ness – Inverness. Salimos de la capital escocesa a primera hora de la mañana con Moisés al volante, un amable cordobés enamorado de esta tierra que no paró de responder a todas nuestras preguntas y contarnos un montón de historias y curiosidades. Primera parada de avituallamiento en Kilmahog antes de divisar la majestuosidad del Lago Ness y tratar de comprender la leyenda del monstruo, una posibilidad científica según el convincente argumento del mencionado y bien documentado conductor. Llegada a Inverness, capital de las Highlands, para alojarnos en St Ann’s House, un Bed & Breakfast de primer nivel.

Lago Ness

Entre el barco y el castillo se puede observar al monstruo

St. Ann’s House

St. Ann’s House, nuestro alojamiento en Inverness

Inverness

La capital de las Highlands y desembocadura del Ness

Día 2. Excursión a Wester Ross. La segunda sorpresa de nuestra escapada nos la dió JR García, otro español que ha sabido captar el espíritu de Escocia para trasladarlo con toda su pureza a viajeros que confían en él. Nosotros lo hicimos y quedamos encantados. Montados en su espacioso monovolumen vimos salmones en las Cascadas de Rogie, ubicadas en plena Reserva de la Biosfera, playas, lagos, bases militares, los Jardines de Inverewe, el pueblo marinero de Shieldaig, saltos de agua en Measach o balnearios victorianos como el de Strathpeffer, con sus inquietantes esculturas, magistralmente talladas en troncos de árboles abandonados.

Salmones

Salmones que remontan ríos

Highlands

Abajo vimos focas, arriba aviones de combate

 Jardines de Inverewe

Los Jardines de Inverewe, imprescindibles

Día 3. Paseo por Inverness. Después de otro exquisito desayuno en St Ann’s House, quedamos con Ángela para que nos enseñara la Catedral de San Andrés, la belleza del río Ness con sus pequeñas islas, una acogedora librería, el cementerio, un mercado cubierto y el museo de esta milenaria localidad. Por nuestra cuenta tuvimos tiempo de coger un tren y acercarnos a Forres para visitar allí la destilería Benromach, degustación de whisky incluida. De vuelta a la urbe, nos quedamos con ganas de probar el té de las cinco en The Royal Highland Hotel.

Inverness

Tumbas de varios siglos a la espera de la eternidad

Leakey's Bookshop

La librería Leakey’s, un templo de la lectura

Benromach

Primero, visita y, luego, cata de whisky

Día 4. Isla de Skye.  Pocos saben que el trayecto por carretera entre Inverness y Portree se puede hacer por el paso de Glenelg en el último ferry de giro manual que funciona en Escocia, conocido popularmente como Glenachulish. Dejando atrás una naturaleza exhuberante y unas huellas geológicas únicas en el planeta, llegamos a Portree, el centro neurálgico de la isla y antiguo puerto de pescadores. Para reponer fuerzas y, de paso, chuparnos los dedos, pedimos mejillones y cigalas en The Isles Inn’, establecimiento emblemático. El camino de vuelta nos llevó hasta el Castillo de Eilean Donan, el más cinematográfico del Reino Unido.

 

Skye

Un ferry giratorio para llegar a Skye

Portree, amor a primera vista

Cigalas, en Portree

Eilean Donan

Eilean Donan, un castillo de leyenda

¿Dónde comer en Inverness?

Pasamos cuatro noches en Inverness y, aunque hicimos casi todas las comidas fuera coincidiendo con las excursiones, sí pudimos cenar tranquilamente en la ciudad y almorzar el último día. La variedad de pubs y restaurantes es bastante amplia y para todos los gustos y bolsillos.

‘The Mustard Seed’: ingredientes puramente escoceses en uno de los restaurantes más trendy de Inverness, con menú que varía semanalmente, así como una buena selección de vinos y whiskies. Precio medio por persona: 40 euros. Nuestro preferido y al que volveríamos en cualquier momento.

Merluza con noodles en salsa agridulce, en ‘The Mustard Seed’

Venado con puré de patatas, en ‘The Mustard Seed’

‘The Riverside’: coqueto y pequeño bistró con vistas al río, como su propio nombre indica. Precio medio por persona: 20 euros, aunque disponen de menú al mediodía por 12 libras.

Inverness

Hojaldre relleno de salmón y espinas

Invernesss

Buenas carnes de caza

– ‘Black Isle’: cerveza orgánica y pizzas elaboradas con productos ecológicos y cocidas al horno de leña no puede sonar mejor. El precio, apto para todos los bolsillos. Y en la azotea, una pequeña terraza para saborear tu cena, un must, sin duda.

Pizzas orgánicas, en ‘The Black Isle’

Cerveza orgánica en ‘Black Isle’

’27 Number’: pub y restaurante con sándwiches, hamburguesas, ensaladas, patatas asadas y algunos platos fuera de carta. Precio medio: 20 euros por persona.

Inverness

Los mejillones son un clásico aquí

‘Auctioneers’: un local sin pena ni gloria, más indicado para ver partidos de fútbol y otros deportes en pleno centro de Inverness. Lo encontramos la primera noche, cansados para buscar algo más interesante. Tienen de todo lo que uno pueda imaginar, lo que no suele ser bueno: hamburguesas, sándwiches, pasta, platos orientales y mexicanos, filetes, fish and chips… Precio medio: 15 euros por persona. Nosotros cogimos el menú de dos ‘rump steaks’ con una botella de vino por 22 libras (unos 25 euros).

Inverness

Más que aceptable

¿Dónde dormir en Inverness?

En plena temporada de verano es complicado encontrar alojamiento en esta zona de Escocia. Hay pocos hoteles y la mayoría de habitaciones alcanza cifras astronómicas, así que decidimos que ya era hora de probar un B&B, Bed and Breakfast, tan extendidos en esta parte de Europa. Tras mucho buscar, nos decantamos por St. Ann’s House, que con mucho mimo regentan Bob y su mujer, Mary Ann. Nuestra impoluta habitación disponía de una confortable cama de matrimonio, escritorio, baño completo con plato de ducha, hervidor de agua con té y café soluble, agua y galletas de cortesía. Otros pequeños detalles, como wifi y aparcamiento gratuitos, brandy y Oporto en el salón común, o unos exquisitos amenities que ya quisieran muchos hoteles, dicen mucho de una pareja que se desvive por sus huéspedes. El precio por noche en agosto es de 110 euros.

Camas para soñar despierto

Pero si hay algo que enamora en St. Ann’s House son sus desayunos caseros recién preparados y servidos en una pequeña sala con vistas al jardín. Cada noche encontrarás en tu habitación un pequeño formulario para dejar en ‘recepción’ con tu elección para la mañana siguiente: desayuno inglés completo, huevos (revueltos, fritos o pasados por agua), tortilla al gusto o el típico haggis. Además, hay un pequeño bufet con bollería, quesos, fiambres y embutidos, tartas, fruta fresca, zumos, mermeladas… Mirad las fotos y juzgad por vosotros mismos.

Energía para comenzar la jornada

Tortilla completa para empezar el día

Haggis, la delicia escocesa por excelencia

St Annes

El salmón, siempre presente

Puedes ver todas nuestras fotos por las Highlands e Inverness en este álbum en Flickr.

Deja un Comentario

Deja un comentario

Uso de cookies

Nuestro blog también se alimenta de cookies, si continuas navegando aceptas nuestra política al respecto, pincha el enlace para mayor información.Leer más

ACEPTAR
Aviso de cookies