El mandil para no mancharse

Situado en los bajos del hotel que elegimos para pernoctar en Kobe, The B Hotel, el restaurante ‘Kobe Plaisir’ es, como su propio nombre indica, un placer donde disfrutar la carne más famosa y deliciosa del mundo. Los bueyes de esta prefectura japonesa, además de por su sabor, son mundialmente conocidos por su cuidada alimentación a base de los mejores granos -incluye una cerveza diaria-, así como masajes con sake templado.

Los ingredientes con los que se elaboran los menús de ‘Kobe Plaisir’ son locales, pertenecientes a granjas de Hyogo, conocida como “la miniatura japonesa”, ya que se sitúa frente al mar de Japón, el mar interior de Seto y el oceáno Pacífico, en un accidente geográfico que propicia una tierra fértil con un clima abundante en sol.

En este local en concreto existen tres formas de preparar la carne de buey de Kobe: teppan-yaki (a la plancha), shabu-shabu (cocida en caldo dashi) o seiro-mushi, al vapor en cestas de bambú. Elegimos la primera porque era la más apetecible y porque la sala ofrecía la posibilidad de presenciar el espectáculo desde una barra alrededor de la enorme plancha en forma de ele para diez comensales.

El menú, por alrededor de 150 euros/persona, es bastante completo e incluye tres aperitivos, sopa o consomé, ensalada, 150 gramos de carne y postre.

Aperitivos y umeshu

Consomé

Una de las ventajas de elegir el teppan-yaki es contemplar de primera mano el espectáculo que supone ver al chef cocinar la carne y las verduras, con tanto mimo y cuidado que resulta hipnotizador, como se puede ver más abajo en el vídeo que grabó J.

Pincha en la imagen para ver nuestro vídeo

Para acompañar la carne y los vegetales (calabaza, batata, seta, cebolla y berenjena) se sirven salsa ponzu y de tomate, sal negra del Himalaya y un dip de miso, aunque ninguno son necesarios para resaltar el sabor de la carne.

El delicioso cuadro

La crujiente ensalada

Chupito de vegetales

Hay que decidir cómo se prefiere el arroz: hervido o la plancha con los trozos menos ‘bonitos’ de la carne. No nos hizo falta más de un segundo para decidirnos por la segunda opción, que resulta deliciosa.

Arroz ‘a la plancha’

Sopa miso, arroz frito, té verde y japanese pickles

El postre se sirve en una sala contigua al comedor, decorada en madera y muy acogedora. El nuestro consistió en una mousse de yuzu acompañado de fruta y helado de coco.

El postre

La carta de vinos incluye variedades europeas, sudamericanas, sudafricanas y australianas, además de sake, nuestra bebida favorita durante el Lovers in Japan. Nos llamó la atención este chileno de uva Syrah que no superaba los 30 euros.

Vino chileno

El local suele llenarse, por lo que conviene reservar con antelación. Al mediodía ofrece un menú más corto, pero mucho más económico, por 23 euros, y ternera de Tajima. ¡Confiesa que te están entrando ganas de escaparte a Japón para probar la carne de Kobe!

‘Kobe Plaisir’ (Kobe)

6 Responses

  1. ¡Fantástico! Y, por cierto, muy bien de precios. Es uno de esos pequeños homenajes que merece la pena darse en un país, Japón, donde comer es, al menos para nosotros siempre lo ha sido, una auténtica fiesta… Cuando volvamos a Kobe, ya tenemos parada fija.

  2. Aupa Marta, urte berri on! Sí, confieso que me gustaría disfrutar de esta gastroexperiencia allí mismo, y además, confieso que no he tenido ocasión todavía de catar la famosa carne de Kobe, ¿soy un rarito, será esto una moda pasajera? Eso sí, 100€/persona me parece un lujo no al alcance de cuaquiera, y eso partiendo de que comer en Japón será, supongo, caro de por sí. Asumo que ese precio de la cena se debe a la experiencia gastromística japonesa que te hacen vivir en torno a la comida, ¿no? Con el bolsillo lleno y caliente, sitio de apuntar. SaludoX!

    • Ya la probaréis cuando vayáis a Japón (de momento, sólo se exporta a algunos lugares de EE.UU.) y veréis que merece la pena el esfuerzo económico 🙂 ¡Gracias por pasarte por aquí y Feliz Año para toda tu familia viajera!

Deja un Comentario

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Nuestro blog también se alimenta de cookies, si continuas navegando aceptas nuestra política al respecto, pincha el enlace para mayor información.Leer más