Saúl Sanz, formado a las órdenes de César Martín en ‘Balzac’, entre otros, y su mujer Elena, encargada de la parte dulce, regentan ‘Treze’, un coqueto restaurante en General Pardiñas, 36 que ofrece un menú diario más que interesante por, cómo no, trece euros, además de otro degustación por cuarenta. En su carta, platos de siempre renovados por la mano de Sanz con buena materia prima y especial énfasis en la caza: faisán, conejo, ciervo, gamo, perdiz, jabalí, paloma torcaz…

Treze

Aperitivo en ‘Treze’

Los entrantes son todos más que apetecibles y se pueden pedir en media raciones: Terrina de foie sobre pan de naranja y anís con confitura artesana de cítricos, Ensalada de pularda con manzana verde, apio y vinagreta de frutos secos, Canelón de liebre guisada con setas… Nos decidimos por Lomos de anchoas sobre arena de aceite y tomate cherry asado y Huevo a baja temperatura con setas de temporada y aromas. Muy sabrosas las anchoas tratadas a mano y espectacular el huevo, que se presenta con los aromas de las setas, como su propio nombre indica, en una exquisita mezcla de sabores ahumados y campestres.

Treze

Lomos de anchoas sobre arena de aceite y tomate cherry asado en ‘Treze’

Treze

Se abre el telón en ‘Treze’

Treze

Huevo a baja temperatura con setas de temporada y aromas

El Tataki de pez mantequilla con gazpacho verde y huevas es un must. La suavidad del pescado combina a la perfección con la acidez del gazpacho en un plato frío que deja un gusto fresco y agradable en la boca.

Treze

Color y mucho sabor

Treze

Tataki de pez mantequilla con gazpacho verde y huevas en ‘Treze’

Fuera de carta nos ofrecieron Mero sobre escabeche de verduras, excelente aporte de jugosidad extra al pescado.

Treze

Mero sobre escabeche de verduras en ‘Treze’

El postre depara otra sorpresa más que agradable, ‘Aquellos maravillosos años’ está compuesto de cola (oblea), algodón de azúcar (pequeño pastel) y chicle (helado), recuerdos de nuestra más tierna infancia.

Treze

Aquellos maravillosos años en ‘Treze’

La carta de vinos, seleccionada por el sumiller y enólogo Daniel Roset, es bastante amplia y nos decantamos por un San Clodio, ribeiro de la bodega que el cineasta José Luis Cuerda tiene en Cubilledo, Gomariz (Leiro).

Treze

Cocina actual y, lo más importante, apta para todos los bolsillos en pleno centro de Madrid. Buenos panes y servicio atento y dispuesto a explicar cada plato al detalle, algo que se agradece. ¿Un plus? Terminar la comida o cena con un gin tonic, ya que dispone de una extensa carta de ginebras.

Treze

Gin tonic

Puedes seguir su cuenta en Twitter: @TreZerestaurant.

4 Responses

  1. Lo de Aquellos maravillosos años me ha llegado… :,)
    El tataki tiene una pintaza, pero el espectáculo del huevo me ha enganchado… ¡Hay tanto que descubrir en Madrid!

Deja un Comentario

Deja un comentario

Uso de cookies

Nuestro blog también se alimenta de cookies, si continuas navegando aceptas nuestra política al respecto, pincha el enlace para mayor información.Leer más

ACEPTAR
Aviso de cookies