Detalle de mesa en ‘Bodegas Campos’

En una nueva incursión por el sur de España, esta vez el destino elegido fue Córdoba. Pedimos recomendaciones gastronómicas y Fran, de My Guía de Viajes, nos dio unas cuantas. Como su opinión es más que de fiar, la seguimos casi a rajatabla. Una de ellas era Bodegas Campos, un establecimiento con más de cien años de vida, cercano a la Catedral, y especializado en banquetes y catering. A pesar de las grandes dimensiones del negocio, cenamos en un coqueto y acogedor comedor ante la ‘mirada’ de decenas de antiguas fotografías.

En esta ciudad andaluza sería un pecado no probar uno de sus platos más típicos, el Salmorejo, que aquí presentan con gelatina de vinagre, además de huevo cocido y un puñado de jamón ibérico. Uno de los mejores que hemos probado, aunque debe de ser difícil encontrar en la zona un lugar donde lo preparen mal.

Salmorejo

La Ensaladilla con ventresca de atún y gambas podría estar en el ‘top ten’ de las mejores de España, cremosa, suave y muy fresca. Ideal el toque de cebollino.

Ensaladilla con ventresca de atún y gambas

Espectacular el Flamenquín de pollo con pimientos, relleno de esta variedad de verdura roja, verde y amarilla. Se acompaña de mayonesa y patatas fritas caseras.

Flamenquín de pollo con pimientos

Los Calamares fritos con ralladura de limón están tiernos, pero resultan un pelín insípidos y 17 euros nos pareció un precio excesivo.

Calamares fritos con ralladura de limón

La carta de vinos es amplia y variada. Elegimos un Marqués de Riscal, perfecto acompañamiento.

Marqués de Riscal

Bodegas Campos está en el número 32 de la Calle de los Lineros. Es aconsejable reservar.

2 Responses

Deja un Comentario

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Nuestro blog también se alimenta de cookies, si continuas navegando aceptas nuestra política al respecto, pincha el enlace para mayor información.Leer más