‘Popi Popi’ (Roma)

Conocer la gastronomía italiana más allá de la pizza y la pasta era uno de los objetivos que nos marcamos en el Azurrotrip. Habíamos leído verdaderas maravillas sobre la cocina de este país y yo no pude comprobarlo la anterior vez que lo visité (o no lo recuerdo porque han pasado ya quince años) ni tampoco J en su aventura siciliana.

El Trastevere, barrio donde se encontraba el apartamento en el que nos alojamos en Roma, está lleno de pequeños restaurantes y encantadoras terrazas a pie de calle en las que los visitantes disfrutan de una buena cena o una copa de vino mientras contemplan a los cientos de transeuntes que circulan por él. En el número 45 de la Via delle Fratte di Trastevere se encuentra ‘Popi Popi’, uno de esas tabernas frecuentadas por más lugareños que turistas y que nos había recomendado Jalezas.

Como está situado en una pequeña calle sin apenas tráfico, nos sentamos fuera, bajo la tenue luz de un encantador farolillo. Aunque para muchos es una de las mejores pizzerías de la ciudad preferimos pedirle sugerencias a nuestro camarero. Y no pudo asesorarnos mejor.

Bruschetta de tomate y albahaca, imprescindible en cada una de las comidas que hicimos en Italia.

Bruschetta de tomate y albahaca

Carpaccio de pulpo, servido con rúcula y limón, delicado, suave y sabroso.

Carpaccio de pulpo

Calamares a la romana, como no podía ser de otra manera en la Ciudad Eterna. Recién hechos, tiernos, inolvidables…

Calamares a la romana

Boquerones, gratinados al horno con tomate natural, frescos y deliciosos.

Boquerones

Un tinto embotellado especialmente para ‘Popi Popi’ fue el acompañamiento perfecto de la noche.

Tinto Popi-Popi

¿El precio? Algo menos de 50 euros. Habrá quien piense que no es barato, pero a nosotros la relación calidad-precio nos pareció fantástica y, lo más importante, no es el típico establecimiento lleno de turistas que hacen fotos a la comida… como nosotros.

8 Responses

  1. En Roma hay que escarbar un poco para encontrar los locales auténticos, a los que van los romanos y no los guiris. Nosotros sabemos unos cuantos de esos pero no conocíamos el Popi Popi… ¡apuntado queda, qué tiene una pinta todo…!

    • ¡Es cierto! Pero los auténticos merecen mucho la pena. Gracias por comentar (y ya nos chivaréis los que no conocéis vosotros 🙂

  2. Jo que hambre, no sé si voy a llegar a Roma y me voy a comer hasta los centuriones del coliseo…… Voy con niños así que a ver donde me dejan comer. Los enanos mandan. Pero si puedo me acerco a este local! Gracias!! 🙂

    • Tengo un montón de sitios todavía sin publicar, pero Roma está plagado de sitios donde se come de maravilla. ¡Envidia me das! Un abrazo y disfrutad mucho 🙂

Deja un Comentario

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Nuestro blog también se alimenta de cookies, si continuas navegando aceptas nuestra política al respecto, pincha el enlace para mayor información.Leer más