¿Qué te parecería admirar en primera fila el portentoso quehacer de más de una docena de cocineros japoneses? En el barcelonés ‘Koy Shunka’, ubicado en el número 7 de la calle Copons, a un tiro de piedra de la Catedral, puedes.

Hideki Matsuhisa, padre del archiconocido ‘Shunka’, creó hace cuatro años esta versión más refinada de la exitosa taberna en la que poder degustar la gastronomía del País del Sol Naciente en todo su esplendor, eso sí, fusionada con las mejores materias primas de las costas catalanas -gamba de Palamós, espardeña o salmonete-, y también de nuestro país -atún de almadraba de Cádiz, secreto ibérico, rovellón o percebe-.

La puesta en escena no puede resultar más acertada. La sala principal acoge la cocina abierta, rodeada de una barra para alrededor de veinte personas en la que contemplar el concienzudo trabajo -y buen rollo- de los chefs y recibir de ellos las oportunas explicaciones sobre lo que vamos a probar. Todo un espectáculo.

Nosotros elegimos el menú Koy, de ocho platos, ya que nos pareció una buena manera de probar de todo un poco. Sentaros a nuestra barra y disfrutad de este paseo con los cinco sentidos. A ver qué os parece el que para muchos es el mejor restaurante japonés de España.

Pincha en la imagen para ver nuestro vídeo

Comenzamos con Gin tonic de té verde, cremita de miso, foie, mandarina japonesa y sake, servido con patatas chips de boniato para utilizar a modo de cuchara, y una Crema de shitake con alga Kombu, dos aperitivos deliciosos.

Gin tonic de té verde, cremita de miso, foie, mandarina japonesa y sake

Crema de shitake con alga Kombu

Mi primer plato, ya que no me gustan las ostras, fue Pulpo asado con coliflor, zanahoria y gelatina de bonito, preciosamente ‘dibujado’ en una fuente satinada.

Pulpo asado con coliflor, zanahoria y gelatina de bonito

J sí se atrevió con la Ostra con dashi, un caldo muy utilizado en la cocina nipona que aquí se sirve gelatinizado.

Ostra con dashi

El Sashimi de calamar, originalmente presentado en una brocheta suspendida sobre una bandejita, se acompaña de varias salsas: wasabi, sésamo negro, ciruelas…

Sashimi de calamar

Seguimos con Nigiri de sepieta con pesto de shiso, una planta de sabor similar al hinojo, con propiedades antiinflamatorias, que se toma junto a una intensa Sopa de miso servida en taza de café.

Nigiri de sepieta con pesto de shiso

Aunque la siguiente foto parezca un cuadro se trata de Rovellones y secreto ibérico a la brasa con palomitas de arroz, curiosa utilización de técnicas japonesas para cocinar productos españoles.

Rovellones y secreto ibérico a la brasa con palomitas de arroz

Sin palabras nos quedamos tras el Sashimi de atún (ventresca y lomo), delicado, fresco y sabroso.

Sashimi de atún

La Tempura de vieiras y langostinos con setas de temporada es de 10, esponjosa, melosa y suave, sin rastro de aceite gracias a la rejilla sobre la que se presenta.

Tempura de vieiras y langostinos con setas de temporada

La Ternera wagyu en cazuela japonesa, con rebozuelos, en una sabrosísima salsa, se termina de hacer en el propio plato. Inolvidable.

Ternera wagyu en cazuela japonesa

El homenaje se cierra con su propuesta de Sushi, que en nuestro caso fueron nigiris de jurel, gamba de Palamós, ventresca de atún flambeada y anguila del Delta del Ebro. ¡Creo que el aspecto ya lo dice todo!

Nigiris de jurel, gamba de Palamós, ventresca de atún flambeada y anguila del Delta del Ebro

El postre consiste en un Bizcocho de chocolate y frutos rojos con helado de yogur, mandarina japonesa y menta, ideal para hacer la digestión de un menú que te hace gozar de principio a fin.

Bizcocho de chocolate y frutos rojos con helado de yogur, mandarina japonesa y menta

Acompañamos esta comida con un Cava Gramona Imperial, perfecto.

Cava Gramona

Nuestro menú costó 72 euros por persona, bebidas aparte. Existe otro, denominado (g)astro, de 108 euros que ya estamos deseando probar. En el comedor se puede pedir a la carta, pero te recomendamos encarecidamente la barra. Un restaurante indispensable para cualquier amante de la comida japonesa.

Podéis ver más fotos, aquí.

2 Responses

  1. Yo no soy muy de cocina japonesa la verdad, pero en estas fotos tiene todo una pinta buenísima! Supongo que tiene que ser súper bueno por el precio jejeje, no creo que me lo pueda permitir así que gracias por compartilo 😉 Parecen platitos muy pequeños, pero claro, 8 tienen que llenar no? Un saludo!

Deja un Comentario

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Nuestro blog también se alimenta de cookies, si continuas navegando aceptas nuestra política al respecto, pincha el enlace para mayor información.Leer más