A falta de encontrar el momento adecuado para desplazarnos hasta Denia (Alicante) para disfrutar del restaurante de Quique Dacosta (es lo que pasa a los que no tenemos carnet de conducir) nos conformamos con un pequeño acercamiento a su cada día más cotizada cocina. En Valencia ha abierto dos locales de tapas en poco tiempo, una apuesta arriesgada que está dando sus frutos. El cocinero extremeño sabe lo que se hace. Es uno de los chefs españoles más influyentes, pero no se le sube a la cabeza. ¿Un ejemplo? Contestar a los tweets que le mencionan (todo un detalle).

Dudamos entre ‘Mercat Bar’ o ‘Vuelve Carolina’, y nos decantamos por éste último porque se encuentra a un tiro de piedra de nuestro hotel, en la calle de Correos. Reservamos para comer y decidimos probar su menú de tapas (a 22 euros por persona). El establecimiento tiene una decoración realmente acogedora, forrado en madera, con la cocina a la vista de los comensales, la bodega acristalada en el primer piso y una larga barra para poder comer también en ella.

Lo primero que llama la atención son sus cartas. Todas ellas con fotografías de actrices en su portada (Ginger Rogers, Audrey Hepburn, Grace Kelly, Sofia Loren,…).

Carta de ‘Vuelve Carolina’

El aperitivo son unos encurtidos y Mousse de Piquillo, con dos variedades de pan, servidos en este original plato de madera.

Panes y aperitivo

Comenzamos el ‘Menú tapas al centro’ con un Yogur de cremoso de parmesano con albahaca y mentas, fresco y apetitoso.

Yogur de cremoso de parmesano con albahaca y mentas

Le siguen Dados de salmón marinado, con matices de países, jugosos y divertidos.

Dados de salmón marinado

Las dos tapas siguientes son Cremoso de foie gras con litchis y rosas, una delicia con el toque ácido y exótico de ésta fruta y, además, grosellas; y Croquetas de jamón, grandes y esponjosas.

Cremoso de foie gras con litchis y rosas y Croquetas de jamón

El Huevo poché con cremoso de morcilla y migas -homenaje a Pepe Rodríguez, del Restaurante ‘El Bohío’, de Illescas (Toledo)- aparece tras retirar una capa de pan rallado, que se disuelve a lo largo del vasito para conseguir una mezcla exquisita que se deshace en la boca.

Huevo poché con cremoso de morcilla y migas

La última propuesta es una Pizza de boletus, parmesano, piñones y rúcula, homenaje a Fabián Martín, el ‘Campeón mundial de la pizza’, crujiente, aromática y espectacularmente buena.

Pizza de boletus, parmesano, piñones y rúcula

El postre es Yogur y violetas, homenaje a Mario Sandoval, de ‘Coque’, en Humanes (Madrid). Aquí podéis ver el aspecto tan delicado de las violetas.

Violetas

Y del refrescante yogur.

Yogur

Acompañamos esta magnífica degustación con una botella de ‘Pasamonte’, un afrutado vino de la tierra valenciana, de uva Sauvignon Blanc con un 15% de Garnacha Blanca, muy diferente del blanco de Rueda al que somos tan aficionados, aunque no por ello menos bueno.

Vino valenciano

Durante toda la comida podemos observar el espectáculo de la cocina. Nos encanta el ajetreo que hay en ella, perfectamente organizado. ¿Lo que más nos gusta? Ver cómo los cocineros prueban lo que preparan. Una delicia para el paladar galardonada con Un Sol Repsol.

La cocina de ‘Vuelve Carolina’

Deja un Comentario

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Nuestro blog también se alimenta de cookies, si continuas navegando aceptas nuestra política al respecto, pincha el enlace para mayor información.Leer más